El PSOE adelanta al PP como mejor gestor de la economía y el empleo

El 54,7% aprueba el estado de alarma y el confinamiento para frenar la pandemia

Varias personas con bolsas pasean en una calle comercial del centro de Madrid, el 2 de enero.
Varias personas con bolsas pasean en una calle comercial del centro de Madrid, el 2 de enero.Jesús Hellín (Europa Press)

Pese al catastrofismo de la oposición sobre la marcha de la economía española, el PSOE ha logrado arrebatar al PP la bandera de la buena gestión económica, que tradicionalmente era terreno abonado para la derecha. De forma prácticamente insólita —es difícil encontrar un dato así en las series demoscópicas—, los socialistas aparecen por delante del PP como el partido en el que los ciudadanos confían más para gestionar la economía y el empleo, según la encuesta de 40dB. para EL PAÍS y la Cadena SER, de la que están disponibles, por vez primera en este tipo de encuestas, todos los datos detallados en elpais.com.

La competencia sigue siendo muy reñida, pero el mantra de las últimas décadas de que la derecha gestiona mejor la salida de la crisis empieza a desvanecerse. El PSOE y Unidas Podemos, los dos partidos de la coalición de Gobierno, aventajan conjuntamente al PP y a Vox como los más capacitados para liderar la recuperación, la creación de empleo, la digitalización de la economía y para ejecutar los fondos europeos aprobados en plena pandemia.

El sondeo deja este llamativo cambio de tendencia en medio de un clima hostil contra el Gobierno y los mensajes apocalípticos de la oposición sobre el estado de la economía. El líder del PP, Pablo Casado, llegó a asegurar que España estaba “en quiebra” y “abocada al rescate” hace solo unas semanas y, en su balance de final de año, criticó por “nefasta” la gestión económica.


Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Sin embargo, el sondeo refleja que el PSOE ha tomado una ligera ventaja sobre el PP: un 22,4% considera que es el más capacitado para lograr la mejora de la economía, por el 21,1% que cree que es el PP. Lo mismo ocurre con la creación de empleo. El 22,2% entiende que los socialistas están en mejores condiciones para crear puestos de trabajo, por el 20% que defienden que es el PP. Esta ligera ventaja del PSOE sobre los populares se amplía en otros dos retos económicos por los que se pregunta. Un 25,2% percibe al partido de Pedro Sánchez como el más preparado para la gestión de los fondos europeos, por un 17,7% que prefiere al de Pablo Casado. Lo mismo pasa con la digitalización (22,2% frente al 17,4%).


La respuesta de los ciudadanos solía ser hasta ahora que la derecha gestiona mejor la economía y la izquierda los temas sociales. La última vez que el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) preguntó por ello, en 2018, el PP apareció por delante del PSOE como el preferido para afrontar los grandes retos de la economía, aunque a los socialistas se les reconocía más capacidad para crear empleo. Ahora, a pesar de la creciente polarización y los mensajes alarmistas de la oposición, los españoles parecen valorar que hay indicadores económicos positivos tras la sacudida de la pandemia del coronavirus. España ha recuperado a toda velocidad el empleo precrisis (lo ha hecho en dos años; en la Gran Recesión tardó 12). Pese a ello, va muy rezagada en recuperación del PIB respecto a sus socios del euro, es uno de los países más endeudados de la UE y afronta los nubarrones de la inflación y la subida de la luz, a los que el PP se agarra para criticar al Gobierno.

Más allá de la economía, cuando la encuesta pregunta qué partido está más capacitado para afrontar los retos futuros, los socialistas aparecen como favoritos. El PSOE es el elegido mayoritariamente por los encuestados para enfrentar la crisis climática, la lucha contra las desigualdades sociales y entre hombres y mujeres, para el conflicto catalán (con menos margen, pero sin perder el primer lugar) y para el cuidado de la democracia y las normas de convivencia, entre otros asuntos. En todos los casos hay un porcentaje que bascula entre el 20% y el 30% de encuestados que responde que ningún partido está capacitado para resolver estos problemas.

El Gobierno sale bien parado además ante el vendaval de la pandemia —salvo en el espinoso asunto de la cogobernanza con las comunidades autónomas—, mientras España aún afronta los embates de la sexta ola. Si la primera parte de la encuesta de 40dB. —publicada este domingo— dejaba un balance ambivalente para la coalición progresista, porque los ciudadanos valoran sus medidas, pero suspenden sin ambages la imagen del Ejecutivo, esta segunda parte del estudio otorga un aprobado general a la gestión del coronavirus, con la vacunación como un éxito con amplio respaldo transversal.

En el análisis destaca el apoyo a la declaración del estado de alarma y el confinamiento en marzo de 2020. Pese a la virulenta oposición que suscitó esta medida, y aunque la justicia la consideró inconstitucional, la mayoría de los ciudadanos (el 54,7%) la aprueba.

La estrategia jurídica del Gobierno para contener la crisis sanitaria recibió un buen rapapolvo por parte del Constitucional, que anuló los decretos del estado de alarma y censuró la restricción de actividades del Congreso en los primeros momentos de la pandemia. Sin embargo, la aprobación del estado de alarma para confinar a la población en la primera ola del covid cuenta con un consenso mayoritario, en sintonía con la disciplina social que ha caracterizado a España durante la pandemia. Más de la mitad de los ciudadanos cree, pese al criterio de la justicia, que fue adecuado decretar el estado de alarma y el confinamiento estricto en marzo del año pasado. Echando la vista atrás —el sondeo fue realizado en la última semana del año con 2.000 entrevistas— solo un 25,6% considera que fue un error, mientras el 18,7% lo ve “regular”.

La vacunación es el gran escaparate de la gestión sanitaria española, según el estudio. Más del 60% de los encuestados la valoran positivamente y la opinión favorable penetra también entre el electorado conservador, salvo en los votantes de Vox. El respaldo es muy amplio en la izquierda (casi el 80% en el PSOE y UP), pero en este asunto los colores políticos se difuminan. El 52% de los votantes del PP aprueba la estrategia para inocular la vacuna, cifra que se eleva hasta el 70% en el caso de los de Ciudadanos. Solo la extrema derecha sigue en el rechazo general: únicamente un tercio de sus simpatizantes respalda la marcha de la vacunación.

El punto débil de la gestión sanitaria de la coalición progresista es la cogobernanza con las comunidades autónomas, una apuesta que ha provocado un enconado debate político. La falta de un criterio único y el descontento en la derecha, que prefería un enfoque más centralista; y entre los nacionalistas, que querían más descentralización, ha lastrado la percepción de los ciudadanos sobre la cogestión de la emergencia sanitaria. La llamada cogobernanza divide a los españoles: el 36% la valora bien; el 33% mal, y un 28% se queda en un terreno intermedio con una valoración regular. Solo el electorado de Unidas Podemos la aprueba. Los socialistas se muestran divididos y la derecha está mayoritariamente en contra.

Pese a estas dudas, el balance es positivo para el PSOE, al que los ciudadanos sitúan como el partido más capacitado para seguir gestionando la crisis de la covid. La derecha, que ha desplegado una dura oposición y acusa a Sánchez de una gestión negligente, no logra aparecer como una alternativa preferible. De momento, tampoco la marcha de la economía le sirve para adelantar al Gobierno: ese relato de que la derecha gestiona mejor la economía empieza a saltar por los aires.

Vox, preferido al PP para gestionar el tema catalán

El PSOE aparece en la encuesta como el partido favorito para abordar los principales desafíos que tiene España. También para resolver el conflicto catalán, aunque la primera parte del sondeo de 40dB., publicado este domingo, reveló un amplio rechazo a los indultos a los presos del procés. Ante el problema de Cataluña, el trabajo demoscópico destaca la fuerza de Vox, que se cuela como el segundo partido más elegido para gestionarlo.

La formación de Santiago Abascal adelanta al PP como la más capacitada para afrontar el conflicto catalán y se acerca al PSOE. El 18% de los españoles cree que los socialistas son los más indicados para resolver la cuestión catalana, por el 17% que considera que lo haría mejor la extrema derecha. El 13% le da al PP la confianza y el 11% a Unidas Podemos. La política de mano dura con Cataluña —Vox defiende la supresión de la autonomía catalana— convence hasta a un 9,5% de los votantes socialistas, según el sondeo, al 28% de los del PP, al 21,5% de los de Ciudadanos y al 0,7% de Podemos.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Sobre la firma

Elsa García de Blas

Periodista política. Cubre la información del PP después de haber seguido los pasos de tres partidos (el PSOE, Unidas Podemos y Cs). La mayor parte de su carrera la ha desarrollado en EL PAÍS y la SER. Es licenciada en Derecho y en Periodismo por la Universidad Carlos III de Madrid y máster en periodismo de EL PAÍS. Colabora como analista en TVE.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS