Las elecciones en Castilla y León, primera prueba de fuego para la España Vaciada

Soria ¡Ya! anuncia que concurrirá a las elecciones de febrero en uno de los territorios con más problemas de despoblación y dispersión

Las plataformas Teruel Existe y Soria ¡Ya! lideran una manifestación de la España vaciada, en Madrid, en septiembre de 2019.
Las plataformas Teruel Existe y Soria ¡Ya! lideran una manifestación de la España vaciada, en Madrid, en septiembre de 2019.Chema Moya

La plataforma soriana Soria ¡Ya! se presentará a las elecciones autonómicas de Castilla y León del próximo 13 de febrero. La asociación ha anunciado su propósito este lunes, fecha en la que el presidente de la comunidad, Alfonso Fernández Mañueco, ha disuelto las Cortes y ha anunciado comicios anticipados. Soria ¡Ya! ―que ha apostillado que concurrirá también a las generales de 2023― ya había convocado a la prensa antes del anuncio de Mañueco, y sus representantes han admitido que ahora tendrán que agilizar los plazos para formar las listas y definir su estrategia. El modelo será una agrupación de electores, como la que constituyó Teruel Existe cuando se presentó a las elecciones en 2019. Este paso adelante, que podría ser imitado por otras plataformas localistas en Castilla y León, muestra la voluntad de las entidades que integran el movimiento de la España Vaciada de adquirir peso político. Esta comunidad ―una de las que más problemas presenta de despoblación y dispersión de sus habitantes― será la primera piedra de toque para calibrar la fuerza con la que estos grupos pueden aparecer en el ámbito regional o nacional.

Castilla y León alcanzó en 2021 su mínimo histórico de habitantes, según el INE: 2.379.530 personas, lo que implica una escasa densidad de población en una de las regiones más extensas de Europa. Soria, por ejemplo, tiene comarcas con apenas dos habitantes por kilómetro cuadrado, cuando los estándares europeos cifran que el riesgo demográfico es de menos de nueve habitantes por kilómetro cuadrado. Provincias como Soria o Ávila, además, tienen a más del 50% de sus nacidos allí viviendo en otras provincias de Castilla y León o de España.

En su comparecencia de este lunes, los responsables de Soria ¡Ya! han remarcado las carencias de la provincia, de solo 89.000 habitantes, que lleva reclamando durante décadas mejoras en servicios e infraestructuras. “¿Qué han hecho por nosotros los gobiernos?”, se ha preguntado Ángel Ceña, que ha denunciado las pésimas conexiones por carretera y la autovía A-11 que nunca llega y convierte a la nacional 122 en la única alternativa para comunicarse con el centro de la comunidad. También han aludido a las “pésimas conexiones a internet” que dificultan su desarrollo, de ahí que tras un “tiempo reflexionando sobre el futuro de la plataforma y de Soria” hayan tomado la decisión de “apostar fuerte y jugar con las mismas cartas que en otros territorios y presentarnos a las elecciones”.

El mecanismo será el mismo que empleó Teruel Existe: una agrupación de electores. Según ha explicado Vanesa García, una de las integrantes del movimiento soriano, aún tienen que definir las listas. Apenas quedan dos meses para la cita con las urnas, lo cual obliga a Soria ¡Ya! a acelerar los ritmos para estructurar su estreno en unos comicios. García ha asegurado que asumen los “ataques” que van a sufrir “por derecha e izquierda” y ha recordado que ellos son “personas” con sus empleos y sus vidas más allá de esta intervención política.

Los comparecientes han acusado “al bipartidismo” de haberse olvidado de las demandas de esta provincia y haber desencadenado este desequilibrio territorial. “Soria ¡Ya! no viene a romper España”, han destacado, y han declarado que su posición siempre será pactar “con los partidos que gobiernen” en el Ejecutivo central. En cuanto a lo ideológico, han insistido en no ser “ni de izquierdas ni de derechas” y han emplazado a la ciudadanía a constatar que estas peticiones efectuadas durante años no han dependido del color de los gobiernos.

El “mejor formato”

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

La anticipación electoral en Castilla y León implica acelerar los tiempos para coordinar candidaturas de la España Vaciada, admite el coordinador de estas asociaciones e integrante de Teruel Existe, Antonio Saz. El objetivo de este movimiento de zonas despobladas consiste en buscar representación parlamentaria para que sus reivindicaciones sean atendidas, y para ello buscarán “el mejor formato” de concurrencia. Saz celebra que Soria Ya! se haya definido como futura agrupación de electores, como en el caso turolense, y explica que en casos de tanto arraigo como el soriano, con un recorrido de más de 20 años, buscarán que el nombre tenga una “parte territorial” y “un apellido compartido sobre la España vaciada, con un componente local y un proyecto común”.

Saz, informático de profesión, sostiene que esa denominación dependerá del recorrido de estas plataformas en cada provincia y admite que el objetivo en Castilla y León es que cada circunscripción cuente con fórmulas como la soriana, bajo “filosofías comunes”, para luego en el Parlamento poder formar grupos con los que intentar “cambiar las cosas”. Todo dependerá de la “solidez” de los proyectos provinciales, siempre teniendo en cuenta que las bases ya están fijadas, como las 101 medidas contra la despoblación que han llevado al Congreso, un trabajo que ayuda ahora a agilizar el proceso que deben seguir para concurrir en los comicios adelantados por Mañueco. Saz señala “finales de febrero” como el momento en que se tendrá “más clara” la nomenclatura de estas candidaturas y sus futuras estructuras, que tienen en Castilla y León un escenario propicio para hacer su aparición en el ámbito político autonómico.

El precedente de Jaén

El movimiento de los localistas sorianos con las reivindicaciones de la España vaciada se convierte en el primero en Castilla y León y en el primero que probará suerte en las urnas en toda España tras la constitución de la nueva marca. La primera organización de la plataforma en anunciar que concurriría a unas elecciones fue Levanta Jaén, que en octubre manifestó su intención de presentarse a las elecciones. Pero los comicios andaluces ―que serán también en 2022― aún no están convocados.

En la actualidad, los partidos locales Unión del Pueblo Leonés y Por Ávila tienen cada uno un procurador en Castilla y León, aunque están más centrados en los respectivos intereses de esas dos provincias. Los abulenses se han convertido en protagonistas en las últimas semanas en las Cortes porque de su voto dependía, al menos según el discurso del PP, la aprobación de los Presupuestos. Sin embargo, los desencuentros en las negociaciones y la mala relación entre populares y Ciudadanos han desembocado en el adelanto electoral.

La comunidad cuenta con varias plataformas contra la despoblación y bajo el sello de la España vaciada, con Zamora, Segovia o Burgos como provincias en las que otras agrupaciones similares a Soria ¡Ya! llevan demandando desde hace tiempo mejoras para estos lugares. Hasta el momento no han anunciado su intención de concurrir en posibles comicios.

Sobre la firma

Juan Navarro

Colaborador de EL PAÍS en Castilla y León, Asturias y Cantabria desde 2019. Aprendió en esRadio, La Moncloa, en comunicación corporativa, buscándose la vida y pisando calle. Graduado en Periodismo en la Universidad de Valladolid, máster en Periodismo Multimedia de la Universidad Complutense de Madrid y Máster de Periodismo EL PAÍS.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS