La ausencia del ministro marroquí en Barcelona frustra su primer encuentro con Albares

Burita y su homólogo argelino excusan a última hora su asistencia al foro de la Unión por el Mediterráneo

El ministro de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación, José Manuel Albares, este domingo en el velatorio de la escritora Almudena Grandes, en Madrid.
El ministro de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación, José Manuel Albares, este domingo en el velatorio de la escritora Almudena Grandes, en Madrid.Alejandro Martínez Vélez (Europa Press)

Los ministros de Asuntos Exteriores de Marruecos, Naser Burita, y Argelia, Ramtane Lamamra, han excusado a última hora su presencia en el foro de la Unión Por el Mediterráneo (UPM), que reúne este lunes en Barcelona a los 27 países de la UE con 15 Estados ribereños de dicho mar. Ambos han hablado telefónicamente con su homólogo español, José Manuel Albares, y, según fuentes diplomáticas, han lamentado no poder asistir alegando que la reunión coincide con la cumbre que el lunes y martes se celebra en Dakar (Senegal) entre la Unión Africana y China, el primer prestamista y uno de los mayores inversores del continente.

La ausencia de Burita ha frustrado la que iba a ser la primera entrevista presencial entre los ministros de Exteriores de España y Marruecos desde que en mayo pasado estalló una crisis diplomática que llevó a Rabat a llamar a consultas a su embajadora en Madrid, Karima Benyaich, y culminó con la entrada irregular de más de 10.000 jóvenes marroquíes en Ceuta. Albares y su homólogo marroquí tenían previsto encontrarse en septiembre en la Asamblea General de la ONU, pero finalmente el segundo canceló su viaje a Nueva York y la entrevista se pospuso sin fecha.

Aunque el rey Mohamed VI ha tenido palabras conciliadoras hacia España, la relación no se ha normalizado y hace una semana España se quejó diplomáticamente por la instalación de una piscifactoría en aguas de las islas Chafarinas. Albares restó importancia a la protesta, alegando que se trata de roces habituales entre países vecinos, y se mostró convencido de que el incidente no empañará la recuperación de las relaciones bilaterales. En sus conversaciones telefónicas, el ministro ha quedado con sus homólogos marroquí y argelino en “seguir trabajando juntos para reforzar la relación común”, según fuentes diplomáticas.

La ausencia del ministro argelino es menos significativa, porque Albares ya se reunió con él el 30 de septiembre en Argel y el 21 de octubre en Trípoli (Libia), en ambas ocasiones con el objetivo de asegurar el flujo de gas hacia España tras el cierre del gasoducto que discurre por territorio marroquí, que se produjo el 1 de noviembre. No obstante, la falta de los ministros de Marruecos y Argelia impedirá que en los márgenes de la reunión pueda abordarse una crisis que se agravó en agosto con la ruptura de relaciones diplomáticas entre los dos estados magrebíes. Ambos países han estado hace pocas semanas al borde del enfrentamiento bélico tras la muerte de tres camioneros argelinos en un bombardeo marroquí en el antiguo Sáhara español.

La reunión chino-africana de Senegal y la nueva variante del coronavirus, que ha llevado a los ministros de Exteriores de Israel y Austria a cancelar también su viaje, han jugado en contra de la cita de Barcelona. A pesar de ello, se ha batido el récord de asistencia a un foro de la UPM: una veintena de ministros de Exteriores y algunos secretarios de Estado. Entre otros, han confirmado su presencia los jefes de la diplomacia de Francia, Italia, Portugal, Egipto o Palestina. Como antesala a la reunión formal, Albares ofrece este domingo una cena a sus homólogos en el Museo Nacional de Arte de Cataluña, a la que no está previsto que acuda ningún representante de la Generalitat.

La UPM nació en 2008 como un foro de diálogo entre los países ribereños del Mediterráneo, centrándose en aquellas áreas en las que es más fácil impulsar la cooperación (protección del medio ambiente y lucha contra el cambio climático; desarrollo económico sostenible; inclusión e igualdad de género; transformación digital y protección civil) y soslayando los numerosos conflictos que enfrentan a los vecinos de este mar: desde el israelo-palestino a la crisis entre Argelia y Marruecos o entre Grecia y Turquía. También está previsto que se aborde en Barcelona la estrategia de vacunación y la lucha contra la pandemia, que obligó el año pasado a celebrar la reunión ministerial por vía telemática.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Reuniones en los márgenes

Para evitar que estos contenciosos contaminen la reunión e impidan avanzar en otros campos, no está previsto que se apruebe ningún comunicado final. Pese a ello, fuentes diplomáticas consideran un éxito que la UPM se haya mantenido viva y con una participación creciente pese a las numerosas crisis y guerras en la región. De hecho, se ha convertido en uno de los pocos foros que comparten países enfrentados entre sí, lo que propicia la celebración de encuentros bilaterales en sus márgenes. Como copresidentes de la UPM intervendrán el Alto Representante de la política exterior de la UE, Josep Borrell, y el ministro de Exteriores jordano, Ayman Safadi, así como el secretario general de la organización, el egipcio Nasser Kamel.

A continuación, el lunes por la tarde, se celebrará la tercera reunión ministerial UE-Vecindad Sur, en la que participarán los representantes diplomáticos de los 27 y de nueve países de la ribera meridional del Mediterráneo: Marruecos, Argelia, Túnez, Libia, Egipto, Israel, Palestina, Líbano y Jordania. Siria está suspendida como miembro de este mecanismo de cooperación y se autoexcluyó de la UPM.

En la cita, a la que acude el comisario europeo de vecindad y ampliación, Olivér Várhelyi, se abordará la puesta en práctica de la nueva agenda por una asociación renovada entre la UE y la ribera sur, que se aprobó en febrero pasado. El presupuesto plurianual de la UE 2021-27 prevé un plan económico y de inversión para esta región dotado con 7.000 millones de euros.

El arranque de este foro coincide con la celebración, por vez primera, del Día del Mediterráneo, instituido en 2020 para promocionar cada 28 de noviembre la identidad común y la cooperación entre los habitantes de los países bañados por este mar. En esta fecha arrancó, en 1995, el llamado Proceso de Barcelona, antecedente de la UPM.

Sobre la firma

Miguel González

Responsable de la información sobre diplomacia y política de defensa, Casa del Rey y Vox en EL PAÍS. Licenciado en Periodismo por la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB) en 1982. Trabajó también en El Noticiero Universal, La Vanguardia y El Periódico de Cataluña. Experto en aprender.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS