El balance de criminalidad de 2021 muestra un incremento del 9,2% en las agresiones sexuales

Las infracciones penales descienden un 13,6% de media con respecto a 2019, según el Ministerio del Interior

Agentes de la Guardia Civil detienen al presunto agresor sexual de una mujer en Santander, el pasado 4 de octubre.
Agentes de la Guardia Civil detienen al presunto agresor sexual de una mujer en Santander, el pasado 4 de octubre.GUARDIA CIVIL (Europa Press)

El último balance de criminalidad presentado este jueves por el Ministerio del Interior refleja un llamativo y preocupante incremento de las agresiones sexuales. Concretamente suben una media de 9,2% con respecto a los datos de 2019, ya que el 2020 no es comparable debido a las particularidades impuestas por la pandemia del coronavirus. Pese a que el informe muestra un descenso general de la criminalidad en ese periodo de un 13,6%, pone de manifiesto que los delitos contra la libertad e indemnidad sexual han ascendido y, dentro de esta variante, los que más aumentan son las agresiones sexuales con penetración, que se sitúan un 14% por encima de las que se contabilizaron en 2019.

En términos absolutos, en los primeros nueve meses de este año se han registrado 12.638 delitos sexuales, de los que 1.601 fueron agresiones con penetración. El resto de delitos de este tipo, que no aparecen especificados, también han aumentado un 8,6% con respecto al 2019. El informe trata de explicar este preocupante incremento con las políticas de concienciación social, que han provocado “una mayor disposición de las víctimas a denunciarlo” y a recurrir a la Policía, lo que habría ayudado a contrarrestar los niveles de “infradenuncia” que a veces se constatan en esta tipología delictiva.

No obstante, el informe de la Fiscalía de 2020, presentado en septiembre de 2021, ya alertaba sobre esta cuestión y observaba un incremento de un 12% de las calificaciones por delitos contra la libertad sexual en los que las víctimas, además, eran menores de edad. Los abusos sexuales cometidos por menores se dispararon en 2019, con más de 1.300 casos (un 20% más que los registrados en 2018). “El fenómeno resulta muy preocupante, pudiendo tratarse de un problema educativo en su origen”, dijo la Fiscal General del Estado, Dolores Delgado, que señaló asimismo que “el consumo de pornografía a edades muy tempranas puede estar en la raíz de una buena parte de los hechos cometidos por menores de edad inferior a 14 años”.

Globalmente, según el balance de Interior, la criminalidad entre enero y septiembre de 2021 ha disminuido hasta mínimos históricos con una tasa de infracción de 39,6 hechos delictivos por cada mil habitantes. Esta cifra supone un aumento del 8,5% con respecto al 2020, el año de la pandemia, pero desciende un 7,2% con respecto a 2019, tomado como referencia por ser el último con unas características similares al actual.

El total de infracciones penales asciende a 1.421.344, algo por encima del año anterior, pero un 13,6% por debajo de las que se registraron en 2019, cuando se situaron en 1.644.917.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Más tráfico de drogas

El tráfico de drogas también aumenta un 9,9% en relación con 2019, aunque desde el Ministerio se atribuye el ascenso a la efectiva actuación de los Cuerpos de Seguridad en el marco de algunos planes específicos como el Plan Especial de Seguridad para el Campo de Gibraltar, que habría permitido que aumentara la detección de un delito del que suelen registrarse pocas denuncias.

Los homicidios dolosos y asesinatos en grado de tentativa también suben un 19%, pero los que finalmente consiguen consumarse descienden casi en la misma proporción, hasta un 17,3%. El secuestro es el último tipo penal que asciende ligeramente y se sitúa un 2,8% por encima que en 2019.

El resto de infracciones, como las sustracciones de vehículos, los hurtos y los distintos tipos de robo, descienden sensiblemente, entre un 20% y un 35%, a excepción de los delitos graves y menos graves de lesiones y las riñas tumultuarias, que solo bajan un 5,1%.

Por comunidades

En comparación con 2019, en lo que va de año la criminalidad ha descendido en todas las comunidades autónomas salvo en Cantabria y Galicia, en las que el total de infracciones aumenta un 3,3% y un 3,5% respectivamente. Con respecto al año anterior, el aumento es del 13,3% y del 16,9% en cada caso. De entre el resto de comunidades y ciudades autónomas, el mayor descenso se produce en Melilla, con un 28,2% menos de infracciones que en 2019. Junto con las Islas Canarias, es la única en la que el número de infracciones también es menor que en 2020, un 8,1% menos. En el caso de Canarias, la bajada es de 17% en relación con 2019 y del 3% con respecto al año pasado.

Además de Melilla, en las Islas Baleares y Cataluña el descenso también es superior al 20%: un 22,7% en las primeras y un 22,9% en la segunda. En el resto de casos, el descenso está por debajo del 17%.

Este es el primer informe en el que se contemplan los municipios con una población mayor de 20.000 habitantes, a diferencia de los anteriores, que comenzaban el cómputo a partir de los 30.000, por lo que se trata del estudio más completo hasta la fecha. En total, se ha pasado de ofrecer datos de 250 a 416 municipios, además de los ya recogidos anteriormente sobre las comunidades autónomas.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS