Almeida defiende volver a la ley de aborto de 1985

El alcalde de Madrid y portavoz nacional del PP aboga a título “personal” por que el PP “cumpla sus promesas electorales” y derogue la ley del aborto vigente

El alcalde de Madrid, José Luis Martínez Almeida, junto a la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, este martes en la plaza de toros de Las Ventas, en Madrid.
El alcalde de Madrid, José Luis Martínez Almeida, junto a la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, este martes en la plaza de toros de Las Ventas, en Madrid.Jose Velasco (Europa Press)

El alcalde de Madrid y portavoz nacional del PP, José Luis Martínez-Almeida, defiende que el PP debe derogar la actual ley del aborto para volver a la de 1985 si llega al poder. El alcalde popular ha manifestado este miércoles su opinión “personal” sobre este asunto, no como portavoz de la Ejecutiva de su partido, pero instando a su formación a que no caiga en errores del pasado sin modificar la ley del aborto como hizo el Gobierno de Mariano Rajoy. “En el PP hemos aprendido la lección, y en el PP el no cumplimiento de promesas electorales ha hecho que se produjera un decrecimiento de nuestro apoyo electoral. Volvería a la ley del 85″, ha afirmado a los periodistas en Villaverde (Madrid), según ha recogido Europa Press. Almeida es el primer dirigente del PP que se pronuncia en público tan claramente sobre su modelo para permitir el aborto, después de que Pablo Casado haya anunciado que quiere aprobar una ley “de maternidad” y fuentes de su dirección hayan precisado que su intención es sustituir con esa norma a la ley vigente, que el PP recurrió ante el Tribunal Constitucional.

Con el regreso a la ley de 1985, Almeida apuesta por la vuelta al modelo de tres supuestos despenalizados para abortar. En la norma vigente, el aborto está permitido de forma libre hasta las primeras 14 semanas de gestación. El PP tiene recurrida la ley actual ante el Tribunal Constitucional, que va a decidir sobre el recurso en los próximos meses. En el recurso, los populares se oponen también a que las mujeres puedan abortar en caso de malformación grave del feto, un supuesto que existe desde hace 36 años, desde la primera ley que despenalizó el aborto en 1985.

Almeida ha aplaudido además “que los médicos tengan la objeción de conciencia garantizada” así como ve “muy bien que cada médico pueda decidir en conciencia”. En las últimas semanas han saltado a las noticias los casos de los obstáculos que se siguen encontrando las mujeres para ejercer el derecho al aborto en los plazos permitidos por la ley por una mala organización de la objeción de conciencia de los médicos, que provoca que en algunos hospitales públicos no haya ningún facultativo que practique la interrupción voluntaria del embarazo. El Ministerio de Igualdad prepara, de hecho, una reforma de la ley en la que quiere incluir la obligación de crear un registro de profesionales sanitarios objetores de conciencia para garantizar que se practiquen abortos en la sanidad pública.

Las palabras del alcalde llegan después de que el PP haya apuntado su intención de sustituir la ley del aborto vigente por una nueva ley “de maternidad”, cuyo contenido aún no se conoce, y sin aclarar si su modelo es el regreso a la ley de supuestos o el mantenimiento de la ley de plazos. Fuentes oficiales aseguraron ayer a EL PAÍS que esa ley se impulsará con independencia de lo que resuelva el Tribunal Constitucional sobre su recurso a la ley vigente, si bien este miércoles las mismas fuentes han afirmado que el partido prefiere no mover ficha hasta conocer la sentencia del alto tribunal, aunque no aclaran cuál será su decisión después de que el Constitucional se pronuncie.

El aborto amenaza con abrir un debate interno en el PP, donde conviven distintas sensibilidades y corrientes sobre este tema que ya dividió al partido en el pasado. La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, también se ha referido este miércoles a este asunto, aunque no ha precisado cuál sería su modelo legislativo. Ayuso defiende un aborto “que sea legal, seguro, pero poco frecuente”, ha dicho en Telecinco. “Tenemos que hacer políticas para que sea la última opción. Que se aborte con seguridad”. A renglón seguido, la presidenta madrileña ha criticado que el aborto “se celebre como una fiesta, como si fuera una liberación”. “Cuando se vende como un derecho, como lo hacen las feministas profesionales, sobre todo las de los entornos del PSOE y Podemos, que lo venden como una fiesta, es horroroso. Eso tampoco es. Tiene que ser una decisión que se hace una vez, no cuatro veces, que lo hacen muchas mujeres, que no es un festival de la libertad, eso es otra cosa”.

El aborto llegó a provocar la dimisión en 2014 del ministro de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón, precisamente porque Rajoy renunció a llevar adelante, tras impulsarla, la reforma de la ley. El presidente popular retiró su propia iniciativa, que quería volver a un sistema más restrictivo que el de 1985, por la contestación social que encontró y por el debate interno en el PP.

Sobre la firma

Elsa García de Blas

Periodista política. Cubre la información del PP después de haber seguido los pasos de tres partidos (el PSOE, Unidas Podemos y Cs). La mayor parte de su carrera la ha desarrollado en EL PAÍS y la SER. Es licenciada en Derecho y en Periodismo por la Universidad Carlos III de Madrid y máster en periodismo de EL PAÍS. Colabora como analista en TVE.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción