_
_
_
_
_

Casado pone nuevas condiciones para la renovación del Poder Judicial y exige que se apruebe antes la reforma del sistema de elección de jueces

“No nos fiamos del Gobierno”, dice el líder del PP, a quien ya no le sirve pactar una comisión que estudie el cambio de modelo

Pablo Casado (en el centro), líder del PP, acompañado de la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, y el alcalde de la capital, José Luis Martínez-Almeida, en el desayuno informativo del Fórum Europa, en Madrid. En vídeo, declaraciones de Casado durante su intervención en el evento.Vídeo: EDUARDO PARRA / EUROPA PRESS / EFE
Elsa García de Blas

Pablo Casado endurece sus condiciones para renovar el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), con el mandato caducado desde hace más de mil días. El discurso del presidente del órgano de gobierno de los jueces y del Tribunal Supremo, Carlos Lesmes, en la apertura este lunes del curso judicial llamando a un acuerdo no ha hecho mella en el PP y el líder popular no solo mantiene sus exigencias, sino que sube la apuesta. El jefe de la oposición insiste en que debe modificarse el método de elección de los vocales del CGPJ para que los jueces elijan a 12 de los 20 vocales en la próxima renovación, la que toca dentro de cinco años. Casado acepta renovar ahora con el sistema vigente, pero su nueva condición es que la ley que cambie el método de elección para la renovación dentro de cinco años tiene que aprobarse ya, antes de pactar con el PSOE un nuevo consejo. “Si antes de la renovación aprobamos esa ley, habremos resuelto el problema para siempre. ¿Y por qué lo queremos hacer antes de la renovación, esa modificación legal? Sinceramente, y es muy triste decirlo, porque no nos fiamos ya del Gobierno”. El acuerdo vuelve a alejarse. El Ejecutivo ha respondido cargando contra la actitud del líder del PP. “Es un insumiso de la Constitución”, se ha quejado Felipe Sicilia, portavoz adjunto del PSOE en el Congreso.

MÁS INFORMACIÓN
EDITORIAL: Numantinismo inconstitucional
Lesmes urge a renovar ya el Poder Judicial para evitar que se incumpla la legalidad

Casado advierte, por tanto, de que ya no le sirve lo que él mismo pactó con el PSOE en marzo de este mismo año, cuando los dos partidos estuvieron a punto de cerrar un acuerdo que al final saltó por los aires. Entonces, el PP y el PSOE habían consensuado, según el relato del líder del PP, la creación de una subcomisión parlamentaria para estudiar el cambio del método de elección de los vocales. Esa subcomisión ya no es suficiente para el PP, que exige abordar directamente un cambio de la ley orgánica que regula el proceso antes de renovar. “¿Por qué ya no admitimos esa subcomisión que nos prometían? Porque en tres ocasiones han incumplido su palabra y han roto la negociación”, se ha justificado Casado. ”Una vez que renueven su compromiso europeo y constitucional y refuercen la independencia judicial con una modificación legislativa, que se puede hacer en un mes y medio, por procedimiento de urgencia e incluso artículo único, podremos proceder a la renovación”, ha insistido en un desayuno informativo en Madrid.

El líder del PP pide más garantías de que se cambiará la ley. No le sirve un compromiso por escrito del Gobierno, o un acuerdo para estudiar en el Parlamento el cambio de modelo. Ahora reclama “aprobar la ley antes” de votar a favor de los nuevos vocales del consejo, según aseguran fuentes de su entorno. Esa nueva ley no sería retroactiva, por lo que el CGPJ se renovaría ahora con el modelo vigente, pero Casado conseguiría que la siguiente renovación del Poder Judicial, la estipulada por la Constitución para dentro de cinco años, se hiciera ya con el nuevo modelo, en el que 12 de los 20 vocales estarían escogidos directamente por los propios jueces.

Si el PSOE acepta cambiar la ley e inicia el trámite legislativo, el PP abriría entonces la negociación sobre los nombres de los vocales en paralelo, pero no votaría a favor de estos hasta que no se aprobara la ley que cambiara el modelo, insisten fuentes de la dirección del PP al más alto nivel. Esta nueva condición del PP parece alejar todavía más la posibilidad de un acuerdo, aunque en el principal partido de la oposición han visto un “cambio de tono” más favorable del Gobierno en las últimas horas, según fuentes de la dirección popular.

Casado ha endurecido sus condiciones, sobre la misma premisa de un cambio del sistema, que el PP ya venía exigiendo. El secretario de Justicia del PP, Enrique López, lo planteó ayer lunes. “Si tenemos voluntad de reformar la ley se puede hacer al mismo tiempo que se renueva el Consejo General del Poder Judicial”, dijo López. Solo que mientras el dirigente popular decía ayer que podía hacerse “al mismo tiempo” una cosa que la otra, Casado hoy ha ordenado los factores: primero la reforma de la ley, y luego la renovación.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

El motivo de fondo de la posición del PP es que siente la presión de Vox y Casado no quiere ser acusado de un arreglo de los jueces con el PSOE. Fuentes próximas a Casado señalan que está dispuesto a asumir el “desgaste” de pactar con los socialistas el CGPJ actual, pero hasta un punto. Por eso quiere vender a su electorado ―y al de Vox― que, aunque acuerde con el PSOE, ha conseguido arrancarle al mismo tiempo que el siguiente CGPJ será elegido por los propios jueces sin la intervención del Parlamento.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Sobre la firma

Elsa García de Blas
Periodista política. Cubre la información del PP después de haber seguido los pasos de tres partidos (el PSOE, Unidas Podemos y Cs). La mayor parte de su carrera la ha desarrollado en EL PAÍS y la SER. Es licenciada en Derecho y en Periodismo por la Universidad Carlos III de Madrid y máster en periodismo de EL PAÍS. Colabora como analista en TVE.

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_