Yolanda Díaz se lanza a “levantar un proyecto de país”

La vicepresidenta segunda inicia un “proceso de escucha” por el territorio antes de decidir sobre su eventual candidatura

La vicepresidenta del Gobierno y ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, y el diputado regional de Podemos Daniel Ripa, participan en la Universidad Popular organizada por Podemos Asturies, el domingo en Gijón. En vídeo, las declaraciones de Díaz.ELOY ALONSO/EFE / VÍDEO: EFE

La reorganización del espacio político a la izquierda del PSOE tras la salida de Pablo Iglesias de la primera línea es una de las claves del nuevo curso y ya se aprecian indicios de por dónde va ese camino. El fundador y primer secretario general de Unidas Podemos nominó en su salida como candidata a Yolanda Díaz, vicepresidenta segunda del Gobierno. Ella mide sus tiempos y se resiste a dar por aceptado el encargo de cabeza de lista de la candidatura de Unidas Podemos —o como se denomine en el futuro— en las generales de 2023. Pero la también ministra de Trabajo sí da muestras de haber recogido el guante y este domingo anunció su intención de “levantar un proyecto de país”, lo que se lee en su entorno como el trabajo previo de una futura candidatura de ese espacio. El anuncio de Díaz llegó al mismo tiempo que su mentor, Pablo Iglesias, reaparecía para advertir de que ve posible un Gobierno de PP y Vox y teorizaba sobre que, para evitarlo, es necesario que “las izquierdas” que no son el PSOE “acuerden una hoja de ruta común en la negociación con los socialistas”.

Yolanda Díaz aplaude el compromiso de Pedro Sánchez con la bajada del precio de la luz

Díaz eligió la universidad de verano de Podemos celebrada en Asturias para hacer el anuncio, con ciertas dosis de ambigüedad, pero apuntando sus intenciones. “Me lanzo ya a levantar un proyecto de país”, dijo la vicepresidenta segunda a los periodistas en Gijón. La ministra y dirigente del PCE explicó que lo hace para ayudar a sacar de la desmovilización a las bases sociales progresistas. “Para levantar la esperanza y la ilusión de nuestro pueblo”, avanzó.

Su primer propósito para dar forma a ese “proyecto de país” es el de iniciar un “proceso de escucha”, según fuentes de su entorno, de personas diversas del progresismo y sectores profesionales por todo el país. “Con mucho ánimo, voy a escuchar a mucha gente, voy a trabajar mucho”, anticipó en Gijón. Un proceso de escucha “no vinculado a los partidos, sino a la sociedad civil”, explican fuentes de su equipo, que la llevará por el territorio. “Escuchar antes que decidir”, apuntan las mismas fuentes. Díaz dio algunas claves de qué inspirará su propuesta. Trabajo y medio ambiente serán las ideas principales. “Quizá la gran utopía realizable del siglo XXI se llama planeta habitable. Esa es la gran tarea que tenemos que construir. Con trabajos decentes y dignos”, consideró Díaz.

El paso anunciado por la vicepresidenta segunda está todavía en el terreno de los prolegómenos a una candidatura. De hecho, la ministra de Trabajo evitó confirmar que será la cabeza de lista cuando fue preguntada expresamente por ello, como tantas otras veces. “No hablo de ser candidata, que no toca, hablo de algo mucho más importante, que es levantar un proyecto de país. Creo que las generaciones de este país, desde la infancia hasta la de mi padre, se merecen un proyecto alternativo. Y en estas estoy. Y, desde luego, sí lo voy a hacer y voy a sumarme a esa posibilidad de generar cierta ilusión y esperanza en mucha gente que está esperando”, apuntó Díaz. Lo que queda patente es que parece difícil levantar un “proyecto de país” y luego renunciar a liderarlo, aunque Díaz maneja sus tiempos y mantiene aún ese misterio.

El paso adelante de la vicepresidenta segunda coincidió este domingo con la reaparición de Pablo Iglesias tras su dimisión el pasado mes de mayo y su salida de la política activa. El ex secretario general de Podemos publicó una tribuna en Ctxt en la que alerta de la posibilidad de que el PP y Vox gobiernen España en 2023 y pide para evitarlo a “las izquierdas diferentes al PSOE en todo el Estado” que aumenten “su colaboración” y “compartan espacios de reflexión estratégica”. Iglesias defiende también el pacto con los socialistas y llama a mantenerlo. “Creo que deben asumir [las izquierdas] que la alianza de gobierno con el PSOE es, en esta coyuntura, necesaria para proteger la democracia e implementar la justicia social mediante políticas públicas”.

Al mismo tiempo, el exlíder de Unidas Podemos hace un llamamiento a las fuerzas a la izquierda del PSOE para que, aunque algunas “puedan competir electoralmente”, a pesar de ello “deberían acordar una hoja de ruta común en la negociación con los socialistas”. Sin ser explícito, Iglesias apunta a una mayor colaboración entre las distintas marcas de izquierdas. El reto de Díaz, si decide encabezar la futura candidatura, es aglutinar todo lo que existe más allá del PSOE bajo un mismo paraguas electoral que evite fugas de escaños, como el partido de Íñigo Errejón, Más País, o marcas regionalistas como Compromís.

La vicepresidenta segunda cuenta con el apoyo de Unidas Podemos. La secretaria general, Ione Belarra, confirmó en Público que la apuesta del partido es que Díaz sea su futuro cartel electoral: “Yolanda Díaz es el plan A, el plan B y el plan C de Unidas Podemos”.

Iglesias llama a dar la batalla cultural

La derecha lleva tiempo hablando de la “batalla cultural” contra la izquierda, que viene a significar la lucha por definir las creencias y valores de la sociedad, más allá de la disputa electoral concreta. El exlíder de Unidas Podemos, Pablo Iglesias, llama a la izquierda a explorar esa misma batalla contra la derecha, ya que a su juicio esta la va ganando en lugares como Madrid.

 

“Creo que la izquierda debe asumir que el terreno de la cultura y la ideología es tan decisivo como el institucional y el de la movilización social”, reflexiona Iglesias en una tribuna en Ctxt, publicada este domingo, en la que por primera vez desde su dimisión en mayo habla de la política española. “La lección de mayo en Madrid, con la victoria del PP más ultra jamás visto, debe poner en alerta a todos los demócratas y a toda la izquierda por su capacidad de irradiación”, apunta Iglesias. “Lo que llevamos perdiendo tantos años en Madrid no son solo elecciones, sino una batalla cultural e ideológica”, concluye.


Sobre la firma

Elsa García de Blas

Periodista política. Cubre la información del PP después de haber seguido los pasos de tres partidos (el PSOE, Unidas Podemos y Cs). La mayor parte de su carrera la ha desarrollado en EL PAÍS y la SER. Es licenciada en Derecho y en Periodismo por la Universidad Carlos III de Madrid y máster en periodismo de EL PAÍS. Colabora como analista en TVE.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción