El PSOE inicia su reestructuración interna tras la crisis de Gobierno

El partido prepara cambios en las Cortes y la dirección en un proceso que consolidará los liderazgos territoriales

Pedro Sánchez y Adriana Lastra en el Congreso, el pasado mes de marzo.
Pedro Sánchez y Adriana Lastra en el Congreso, el pasado mes de marzo.Álvaro García

El PSOE arranca el nuevo curso con las luces largas y a toda máquina con un objetivo inmediato: culminar de aquí a final de año la reestructuración interna del partido con vistas al ciclo electoral de 2023, con autonómicas y municipales en mayo y el colofón de las generales. Será la conclusión de la remodelación drástica que Pedro Sánchez ejecutó el 10 de julio en el Gobierno. El primer paso se producirá este miércoles, con la presentación de la precandidatura del presidente para liderar a los socialistas en un tercer mandato, avanzan fuentes socialistas a EL PAÍS. Un formalismo —no habrá una alternativa a Sánchez— que se cerrará a finales de la semana que viene con la entrega del 1% de los avales, unos 1.750.

La apuesta inmediata por perfiles nuevos en puestos de primera línea, con la aprobación el próximo lunes de los portavoces en el Congreso y el Senado —en lugar de Adriana Lastra en el Parlamento y de Ander Gil, que en julio sustituyó a la ministra de Justicia, Pilar Llop, como presidente de la Cámara Baja—, será el anticipo de la dirección federal que saldrá del 40º Congreso Federal de mediados de octubre en Valencia. La intención de Sánchez es reducirla a la mitad y hacerla más operativa. Del medio centenar de miembros actuales de la ejecutiva se prevé que continúen Lastra como vicesecretaria general y el secretario de Organización, Santos Cerdán, que asumió las funciones que en la práctica venía desempeñando tras la renuncia de José Luis Ábalos después de su salida abrupta en la crisis de Gobierno.

Menos sorpresas depararán las baronías. Madrid y Galicia serán las únicas comunidades donde haya primarias. El PSOE no gobierna en ninguna y en ambas firmó sus peores resultados en las últimas elecciones. El diputado autonómico Juan Lobato y el alcalde de Fuenlabrada, Javier Ayala, llevan días aguardando a la presentación de la precandidatura de Sánchez para oficializar sus aspiraciones tras el descalabro del 4-M. Desde entonces lo dirige una gestora. La secretaria general de Paracuellos del Jarama, Eva Llarandi, y el abogado memorialista Eduardo Ranz son otros candidatos. En la federación gallega, Valentín González, presidente de la Diputación de A Coruña, se postulará frente a Gonzalo Caballero.

Pero el ruido de sables no pasará de Madrid y Galicia. La consolidación de la mayoría de liderazgos territoriales, exponentes del poder autonómico que otorga presidir nueve comunidades (Aragón, Asturias, Baleares, Canarias, Castilla-La Mancha, Comunidad Valenciana, Extremadura, La Rioja y Navarra) y cogobernar en otras dos (Cantabria y Euskadi) será la tónica en el PSOE a lo largo del último cuatrimestre del año. Extremadura y Castilla-La Mancha, donde Guillermo Fernández Vara y Emiliano García-Page gobiernan con mayoría absoluta, resolverán sin oposición los procesos de primarias en septiembre. Lo mismo que Navarra —María Chivite gobierna la comunidad foral desde 2019— y La Rioja, donde la presidenta regional, Concha Andreu, relevará a Francisco Ocón al frente del partido. El actual secretario general adelantó en el comité regional extraordinario del fin de semana que no optará a la reelección. Su renuncia allana la sucesión a la presidenta autonómica, con la que ha mantenido diferencias los dos últimos años. “El PSOE no es como el PNV, en nuestro caso las bicefalias no suelen funcionar”, resume un líder territorial frente al modelo de los nacionalistas vascos, con responsables distintos en el Ejecutivo (el lehendakari es Iñigo Urkullu) y el partido (Andoni Ortuzar).

El despliegue que Sánchez ha imprimido al arranque de curso —este miércoles tiene una conferencia en la Casa de América— con visitas a las provincias de Ávila y Cáceres no será un arrebato temporal. La próxima parada será el sábado en Jaén, donde compartirá cartel con Juan Espadas, secretario general del PSOE de Andalucía tras su victoria sobre Susana Díaz en las primarias de junio. El ritmo no bajará: el calendario de congresos cerrados no deja ninguna fecha abierta hasta fin de año y anticipa el despliegue que Sánchez tendrá por toda España.

La previsión, según las fuentes consultadas, es que el presidente acuda al menos a uno de los dos congresos autonómicos que se sucederán en las semanas posteriores al 40º Congreso Federal del 15 al 17 de octubre en Valencia. Así, Fernández Vara y Chivite revalidarán su tirón en Extremadura y Navarra los días 23 y 24. El último fin de semana de mes le llegará el turno a las federaciones de Castilla-La Mancha y La Rioja. Noviembre también está al completo. Los días 6 y 7 les corresponderá el turno a Andalucía, Aragón y Ceuta. Los congresos de la Comunidad Valenciana y Madrid serán el 13 y 14 de noviembre y los de Canarias y Euskadi los días 20 y 21. Completarán el mes Castilla y León y Baleares (27 y 28 de noviembre). Salvador Illa sucederá a Miquel Iceta en el PSC con un congreso extraordinario el 18 y 19 de diciembre en Barcelona. Las demás federaciones concluirán sus procesos ese mes.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Sobre la firma

José Marcos

Redactor de Nacional desde 2015, especializado en PSOE y Gobierno. Previamente informó del Gobierno regional y casos de corrupción en Madrid, tras ocho años en Deportes. Es licenciado en Periodismo por la Universidad Complutense y Máster de Periodismo de EL PAÍS. Trabajó en Starmedia, Onda Imefe y el semanario La Clave.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS