EL TIEMPO

Llega el calor de verdad: hasta 44° en el valle del Guadalquivir y en el Levante

Se espera un “episodio de temperaturas máximas extraordinariamente altas durante el fin de semana”, con gran parte del país a más de 35° y con 40° en la cuenca del Ebro, zona centro y mitad sur peninsular

Un joven se refresca del calor con el difusor de vapor de agua de un restaurante de la calle Alcalá de Madrid, el pasado 2 de julio.
Un joven se refresca del calor con el difusor de vapor de agua de un restaurante de la calle Alcalá de Madrid, el pasado 2 de julio.Jesús Hellín / Europa Press

Tras unos días frescos, con hasta 10º de caída en los termómetros el martes en el centro, meseta norte y alto Ebro, llega el calor, pero el de verdad. En las regiones mediterráneas se sorprenderán con este anuncio, ya que allí no ha aflojado en lo que va de semana, con más de 40º en puntos de la Comunidad Valenciana, Murcia y Andalucía. Aun así, no es nada para lo que vendrá. De momento, no se puede hablar de la primera ola de calor del verano porque no se cumplen los criterios de intensidad, duración y extensión requeridos por la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), pero sí de un “episodio de temperaturas máximas extraordinariamente altas el fin de semana” en palabras de su portavoz, Rubén del Campo.

Aemet, que ha emitido su primer rango de aviso, una nota informativa, advierte de que se esperan 35º en gran parte del país, con el Cantábrico como refugio a 25º/27º, mientras que la peor parte la sufrirán la cuenca del Ebro, zona centro y mitad sur, donde se podrán superar los 40º, con un pico de 44º/45º el domingo en buena parte del valle del Guadalquivir y, ya el lunes, en el Levante. Será una llamarada de fuego “muy intensa pero, afortunadamente, breve”.

“A partir del jueves, dominarán las altas presiones, con tiempo seco y soleado en gran parte del país”, avanza Del Campo, para subrayar que lo más destacado es el “ascenso progresivo y acusado de las temperaturas, que comenzará el jueves y durará hasta el domingo”. La buena noticia es que para el lunes es probable que se produzca un alivio “general y notable” en las temperaturas, salvo en el tercio oriental peninsular donde, lejos de bajar, subirán, especialmente en el sur de la Comunidad Valenciana, Murcia, extremo oriental de Andalucía y Baleares. Y por las noches, apenas si refrescará: se esperan noches tórridas, es decir, por encima de 25º de mínima, en puntos del área mediterránea y mitad sur como Jaén, Granada, Almería y Málaga.

El calor va a ser general, pero su llegada seguirá un esquema de manecillas del reloj, detalla Del Campo. “La subida comienza el jueves por el oeste y el viernes se notará más el ascenso y alcanzará ya al norte, mientras que el sábado y el domingo arreciará en el este y en el sur”, prosigue el meteorólogo. Así, el jueves se sumarán hasta seis grados en el oeste, con los valles del Guadiana y del Guadalquivir en más de 35º/36º, mientras que en el resto del país el ambiente seguirá siendo fresco. El viernes ya se superarán los 35º en el valle del Ebro y en buena parte del centro y del sur, mientras que en el del Guadalquivir estarán cerca de los 38º/40º. El sábado ya será el primero de dos días muy calurosos en toda la Península, con casi todo el país a más de 35º. Se esperan más de 38º en el valle del Ebro, más de 40º en la zona centro y de 40º a 42º en el Guadalquivir.

El domingo se espera un repunte por el este, con más de 40º en el noreste, en el sur de la Comunidad de Madrid, Castilla-La Mancha, Extremadura y Andalucía. Ese día, el valle del Guadalquivir alcanzará los 44º y localmente hasta 45º entre Écija (Sevilla) y Andújar (Jaén). “Va a hacer un calor impresionante. Son temperaturas extremas, que incluso en esa zona de por sí muy cálida se alcanzan muy pocas veces”, advierte Del Campo, que pide a la población que extreme las precauciones.

Los valores estarán entre 5 y 10 grados por encima de lo habitual en todo el país y más de 10 en Andalucía oriental, en Navarra y en La Rioja. No obstante, no parece que se vaya a superar el récord de calor: 46,9º en Córdoba el 13 de julio de 2017.

El lunes, bajarán las temperaturas del valle del Guadalquivir entre cuatro y cinco grados. “Seguirá haciendo mucho calor, pero ya no extremo”, puntualiza Del Campo. La razón es la llegada de una vaguada atlántica, que desplazará el calor al sureste, a donde llegarán vientos de poniente muy recalentados. Las temperaturas subirán y bastante en el centro y sur de la Comunidad Valenciana, Murcia, Almería y la costa de Málaga, donde tendrán entre seis y ocho grados más que el domingo. “Si se cumplen los pronósticos que tenemos a día de hoy, en el interior de Valencia, Alicante, incluso cerca de la costa, Murcia y Almería pueden superarse los 44º, incluso los 45º”, advierte el experto.

En Mallorca se puede llegar a 40º. En la zona del Ebro se esperan 38º/40º. Sin embargo, en el Guadiana no pasarán de 30º/32º, en la meseta norte estarán por debajo de 30º y en Galicia, por debajo de 20º. “Habrá un gran contraste entre el noroeste y el sureste”, destaca Del Campo, para subrayar que en Canarias también va a apretar a partir del domingo, con más de 40º en el sur de Gran Canaria. De hecho, este episodio está más cerca de llegar a ser una ola de calor en el archipiélago que en el resto del país, ya que el calor intenso, con entre 5º y 10º por encima de la media, durará hasta el miércoles por la llegada de una masa de aire de origen africano, que se sumará a la calima. En el resto de España, la caída acusada de temperaturas alcanzará el martes ya a todas las zonas y terminará el episodio.

Archivado En:

Más información

Te puede interesar

Suscripciones El PaísSuscríbete

Lo más visto en...

Top 50