Juicios

La Fiscalía pide 15 años y 5 meses de prisión para el ‘caníbal de Ventas’

Alberto Sánchez Gómez, de 28 años, está acusado del homicidio de su madre y de descuartizar su cadáver para comérselo

Alberto Sánchez, el parricida confeso, en una fotografía cedida por un amigo.
Alberto Sánchez, el parricida confeso, en una fotografía cedida por un amigo.

El juicio al caníbal de Ventas empezará este martes en la Audiencia Provincial de Madrid. Alberto Sánchez Gómez se enfrenta a una petición de 15 años de cárcel por haber matado a su madre. La Fiscalía pide también para él otros cinco por haber profanado su cadáver. Hace dos años, el hombre, de 28 años, asesinó a María Soledad Gómez, de 69 años. Luego, descuartizó el cuerpo en trozos “muy pequeños”, y comió parte de ellos, según declaró; otros se los echó a su perro.

El acusado ha asistido este lunes a la conformación del jurado y ha permanecido “tranquilo”, sin provocar “ningún altercado”, según detalla una persona presente en la sala. El ministerio público aprecia la agravante de parentesco y reclama al acusado una indemnización de 90.000 euros para su hermano mayor.

Sánchez Gómez fue detenido el 23 de febrero de 2019. Una amiga íntima de su madre había denunciado que no la había visto en casi un mes. Dos policías nacionales se personaron en el domicilio de la mujer, en el barrio madrileño de Ventas, y, tras la insistencia de los agentes, el homicida les abrió la puerta. La escena que encontraron fue la de un cadáver troceado y repartido entre la vivienda y la nevera.

Más información

María Soledad Gómez, viuda, había denunciado 12 veces a su hijo por maltrato. Las discusiones familiares a veces se solucionaban con la mediación del hermano mayor del acusado, que vivía en otro domicilio. En su escrito, la Fiscalía relata que tras una pelea, el hijo atacó a la madre. Tras estrangularla hasta la muerte, llevó después el cuerpo al dormitorio, lo colocó sobre la cama, y lo descuartizó con una sierra de carpintero y dos cuchillos de cocina que tenía en la misma casa, concreta el relato.

El hombre, que entonces tenía 26 años, confesó a los agentes de la Policía Nacional que guardaba restos del cuerpo para ir comiéndoselo él y su perro. Durante 15 días los almacenó en varios recipientes de plástico que depositaba entre su nevera y el resto del piso. Los agentes encontraron también una bolsa negra con más restos humanos en unos contenedores guardados en el cuarto de basuras del edificio.

El proceso, ante el tribunal de la Sección Quinta de la Audiencia Provincial de Madrid, comenzará con la lectura de los informes y la declaración del detenido —que será trasladado a primera hora desde la cárcel de Alcalá de Henares, donde está preso— y los testimonios de los dos agentes que intervinieron en la detención. A lo largo del juicio se presentarán pruebas testimoniales y periciales y se interrogará al acusado.

Archivado En:

Más información

Te puede interesar

EmagisterFORMACIÓN CON DESCUENTO

Lo más visto en...

Top 50