La Policía investiga la muerte de un hombre por un disparo en el cuello en una fiesta de Marbella

Los agentes barajan distintas hipótesis, aunque creen que una bala perdida causó el fallecimiento

Agente de la Policía Nacional en Málaga
Agente de la Policía Nacional en MálagaGarcia-Santos (El Pais)

La Policía Nacional investiga la muerte de un hombre en Marbella por un disparo en el cuello. El varón, de 40 años, ejercía de pinchadiscos en una fiesta ilegal que se celebraba en una urbanización marbellí durante esta madrugada. Fuentes policiales han explicado que, de momento, no hay ninguna persona detenida y que se barajan diversas hipótesis sobre lo sucedido, aunque creen que el fallecimiento se debe a una bala perdida. “La investigación está abierta”, han precisado, mientras se trata de conocer quién efectuó los disparos y por qué, así como quién había organizado el evento, contrario a las actuales restricciones sanitarias en Andalucía.

Los hechos han ocurrido en la madrugada del domingo al lunes, durante una fiesta ilegal que se estaba realizando en una vivienda de lujo de Marbella. Fuentes policiales han explicado que durante la celebración se produjo algún tipo de discusión en la que hubo disparos o que estos se realizaron “por juerga”. Una de las balas perdidas resultó un disparo mortal al alcanzar el cuello del hombre que ponía la música. Esta mañana, un equipo de la Policía Científica inspeccionaba el inmueble y trataba de recomponer la situación. De hecho, tras recibir el aviso de lo que había ocurrido, cuando los agentes llegaron hasta el lugar los asistentes a la fiesta ya la habían abandonado, dejando allí el cadáver junto a los restos de la fiesta.

Esta es la segunda muerte por arma de fuego en lo que va de año en la Costa del Sol. El pasado mes de enero, un hombre, también de 40 años, fue acribillado a balazos en la urbanización Capanes del Golf, próxima a Marbella y en el término municipal de Benahavís. Su cuerpo fue encontrado con numerosas heridas de bala en el interior de un vehículo de alta gama, un Bentley, y cuando llegaron los servicios de Emergencias 112 solo pudieron certificar su muerte.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete
Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS