La Guardia Civil investiga la muerte a balazos de un hombre en la Costa del Sol

La investigación apunta a un ajuste de cuentas, ya que la víctima fue acribillada dentro de su coche

Agentes de la Guardia Civil en una reciente operación en Málaga.
Agentes de la Guardia Civil en una reciente operación en Málaga.Garcia-Santos (El Pais)

La Guardia Civil investiga la muerte de un hombre de 40 años y nacionalidad marroquí acribillado a balazos a las afueras de Benahavís (Málaga, 8.085 habitantes), según han confirmado fuentes del instituto armado. El fallecido fue encontrado en el interior de un vehículo de alta gama, un Bentley, con el que acababa de llegar a la urbanización Capanes del Golf, ubicada a mitad de camino entre Benahavís y Marbella. Los agentes comprobaron que tenía varias heridas de bala y los servicios sanitarios que se desplazaron al lugar solo pudieron certificar su muerte. “No tuvo escapatoria”, explican desde la Guardia Civil. Otras fuentes policiales apuntan que la víctima estaba amenazada.

Los servicios de Emergencias 112 recibieron una llamada ayer a las 20.50 horas de la noche. Varios vecinos alertaban de que habían escuchado tiros en la urbanización Capanes del Golf, concretamente a la altura del bloque La Noria. Hasta allí se desplazaron sanitarios así como varias patrullas de la Policía Local de Benahavís y la Guardia Civil, que asumió desde entonces la investigación y, más tarde, confirmó el fallecimiento del hombre. El cadáver fue trasladado la noche del domingo al Instituto de Medicina Legal de Málaga, donde está previsto que le practiquen la autopsia a lo largo de este lunes o este martes.

Los primeros datos de la investigación apuntan a un nuevo ajuste de cuentas en la Costa del Sol y a que los asesinos le estaban esperando. Según destaca el diario Málaga hoy, el hombre acababa de aparcar y todavía no se había bajado del coche cuando recibió los disparos. Cuando los servicios de emergencia llegaron, el vehículo aún tenía el motor encendido y el cierre automático de las puertas activado; eso dificultó su trabajo.

El entorno de la urbanización Capanes del Golf acoge numerosas viviendas de lujo. Se encuentra en el triángulo formado por las localidades de Benahavís, Esetepona y Marbella, que ha sido escenario de numerosos ajustes de cuentas en los últimos años. Los agentes policiales que trabajan en la zona la califican como la zona más ‘caliente’ de la Costa del Sol. Es el área donde se asientan buena parte de los grupos de crimen organizado que operan en la zona y, también, donde se producen la mayor parte de incidentes por arma de fuego en la provincia malagueña. Su frecuencia, de hecho, hizo que en enero de 2019 la Unidad de Droga y Crimen Organizado (Udyco) creara un grupo dedicado en exclusiva a investigar los ajustes de cuentas de la Costa del Sol.

El caso más reciente ocurrió el pasado mes de diciembre, cuando un hombre de 37 años y nacionalidad marroquí ingresó en un hospital de Marbella con dos disparos en la espalda. En verano, un hombre nacido en 1980 falleció también en la localidad marbellí tras recibir varios disparos en la calle y a plena luz del día muy cerca del casco histórico de la ciudad. También en octubre los miembros de una organización de narcotraficantes intentaron secuestrar al hijo de uno de los jefes de una banda rival y, aunque no lo consiguieron, le dispararon en la pierna y el brazo como aviso. Muchos de estos incidentes tienen como origen los robos entre narcotraficantes. Las fuerzas policiales intervinieron casi 52 toneladas de hachís y 2.700 kilos de marihuana en la provincia malagueña, según los datos del Centro de inteligencia contra el terrorismo y el crimen organizado (Citco).

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete
Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS