“¡Vete al médico!”: el grito de un diputado del PP a Errejón en el Congreso mientras hablaba de los problemas de salud mental

El popular Carmelo Romero se ha disculpado con el diputado de Más País, que ha pedido actualizar la estrategia nacional para la atención psicológica

El líder de Más País, Íñigo Errejón, pregunta al Gobierno este miércoles, en el Congreso de los Diputados. En vídeo, su intervención.Vídeo: Álvaro García / Congreso

El portavoz de Más País, Iñigo Errejón, ha empleado su turno en la sesión de control al Gobierno para pedirle al presidente del Ejecutivo, Pedro Sánchez, una política más ambiciosa para la atención psicológica. Errejón ha recordado este miércoles en el Congreso los problemas de salud mental que sufre la población española. “Cada día se suicidan 10 personas en España”, ha denunciado, basándose en los datos del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS). El diputado ha reclamado que se doble el número de psicólogos en la salud pública. Se estima que en España hay seis psicólogos por cada 100.000 habitantes, tres veces por debajo de la media europea. “Que alguien te acompañe o te eche una mano cuando lo estás pasando mal no puede ser un lujo para quien se lo pueda pagar”, ha defendido Errejón. Un diputado del PP le ha espetado en ese momento: “¡Vete al médico!”.

El grito desde la bancada popular ha provocado la protesta de Errejón y, de manera espontánea, el apoyo de buena parte de los diputados, entre ellos algunos del PP, además de Podemos y el PSOE, que le han aplaudido para expresarle su apoyo. La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, ha acusado a los miembros del Grupo Popular de haber proferido el grito ofensivo y ha exigido que pidan perdón al orador. “Como médica así se lo digo”, ha reclamado Montero. “El Grupo Popular debería pedir perdón por las palabras que uno de sus diputados ha proferido respecto a la ridiculización de la salud mental”, ha lanzado la ministra. Carmelo Romero, diputado del PP por Huelva, se ha disculpado finalmente a través de las redes sociales. “Ha sido una frase desafortunada”, ha escrito.

Errejón ya se ha había quejado de que su pregunta fuera acogida con alguna risa en el hemiciclo, y ha recordado la importancia de hablar de salud mental, aunque parezca que este tema no encaja en la actualidad política. El portavoz de Más País ha recordado que seis de cada diez españoles tienen ya síntomas de depresión y ansiedad, según los datos del CIS, y que siete de cada diez jóvenes sienten angustia por el futuro. “Si yo le digo: diazepam, valium, lorazepam, trankimazin o lexatin, ¿por qué todos aquí sabemos de lo que estoy hablando? ¿En qué momento hemos normalizado que para que nuestra sociedad funcione tenemos que vivir medicados?”, ha lanzado durante la sesión de control al Gobierno.

Sánchez apoya la petición y anuncia un plan de salud mental

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha recogido el testigo, dándole las gracias a Errejón por su intervención: “Preguntas como esta son las que dignifican a esta Cámara”. Sánchez ha asegurado en el Congreso que la salud mental será el “próximo gran salto” del Sistema Nacional de Salud (SNS), y ha apuntado que se va a actualizar la estrategia nacional para ampliar las líneas de acción y proporcionar atención de forma rápida y universal.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete
Más información
Tenemos que hablar de la tristeza

El presidente ha explicado que la actualización de la estrategia de salud mental tiene una dotación de 2,5 millones de euros, apostando por la prevención de la salud mental y la detección de la conducta suicida, así como la atención a familias cuidadoras y la coordinación institucional con equipos de salud mental y redes asociativas. Además, ha reconocido que se está planteando la creación de una nueva especialidad de psiquiatría de la infancia y adolescencia para responder a las necesidades de estos colectivos, y ha comentado que ese real decreto está pendiente del informe del Consejo de Estado.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS