PP y Cs blindan el Gobierno andaluz y pactan no robarse cargos electos

“Todo el mundo se queda donde está y luego, ya veremos”, afirma el portavoz del Ejecutivo

El presidente y vicepresidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno y Juan Marín, respectivamente, antes del inicio de la sesión de control Parlamento Andaluz el 11 de marzo. En vídeo, Marín se compromete a no aceptar un trasvase de cargos públicos en Andalucía.Foto: PACO PUENTES | EP

El Ejecutivo de coalición de PP y Ciudadanos no se fía de que el actual clima de inestabilidad política no se traslade a Andalucía, ni tampoco de que la fuga de cargos públicos e institucionales no acabe por afectarle de lleno y dinamite el pacto de Gobierno que alcanzaron tras las elecciones de diciembre de 2018. Las direcciones regionales de PP y Ciudadanos, con el visto bueno de las correspondientes nacionales, han incluido un nuevo punto en el acuerdo, en el que se comprometen a no robarse cargos electos. Lo dicen con estas palabras: “Respeto a la autonomía de los dos partidos que integran el Gobierno andaluz, con el compromiso de que no se produzca ningún trasvase entre cargos de las formaciones política con representación parlamentaria”.

El acuerdo se cerró el pasado fin de semana, después de conocerse el fichaje por parte del PP del que fuera exsecretario de Organización de Ciudadanos, Fran Hervías, que también es senador por la comunidad autónoma de Andalucía. El riesgo de fuga de dirigentes de Ciudadanos al PP es más que evidente, según coinciden en señalar varios dirigentes del partido de Inés Arrimadas.

El pacto viene a ratificar el acuerdo antitransfuguismo alcanzado por 22 fuerzas políticas en el Congreso de los Diputados. Con este compromiso se intenta desactivar las operaciones que pudieran haber en marcha, sobre todo, a raíz de que el secretario general del PP, Teodoro García Egea, insistiera el pasado fin de semana en llamar a incorporarse a sus filas a los dirigentes de Ciudadanos.

“Esto es muy sencillo. De Despeñaperros para abajo vamos a respetar que Ciudadanos no va a aceptar a ningún cargo del PP y el PP tampoco aceptará a ninguno de Ciudadanos”, ha afirmado el vicepresidente andaluz y coordinador regional de Cs, Juan Marín. “No queremos que se generen dudas”, ha subrayado.

“Ante el ruido exterior, hemos optado por blindar el Gobierno. Todo el mundo se queda donde está hasta final de la legislatura y luego ya veremos”, ha asegurado el consejero de la Presidencia y portavoz del Gobierno, Elías Bendodo.

Según fuentes del Ejecutivo, la propuesta partió del presidente de la Junta, Juan Manuel Moreno, y del propio Bendodo ante el nerviosismo evidente que generó en Cs la fracasada moción de censura en Murcia.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

El texto del acuerdo que se ha dado a conocer tras la reunión semanal del Consejo de Gobierno consta de cinco puntos. En el primero se apuesta por “agotar” la legislatura. Las elecciones autonómicas andaluzas tocan a finales de 2022, probablemente en noviembre, aunque en Ciudadanos, antes del carrusel de mociones y elecciones, eran partidarios de celebrarlas en la primavera del próximo año. El resto de puntos reitera otros consensos sobre la regeneración democrática “tras décadas de mala gestión y corrupción de los gobiernos socialistas en Andalucía” y el apoyo a los políticas publicas en sanidad, educación y servicios sociales.

Tanto Bendodo como Marín indicaron que con el blindaje de la coalición se manda un mensaje de estabilidad a los inversores. Aunque el acuerdo afecta a los grupos parlamentarios, tanto Cs como PP entienden que es un pacto de ámbito autonómico y alcanza también a los ayuntamientos en los que gobiernan en Andalucía.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS