PSOE

La cúpula socialista cree imposible que prospere una moción de censura en Castilla y León

El candidato del PSOE en la región no tira la toalla y confía en atraer a Ciudadanos

El presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, y el vicepresidente Francisco Igea (Cs), en su comparecencia tras la moción de censura presentada por el PSOE en Castilla y León, el pasado martes.
El presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, y el vicepresidente Francisco Igea (Cs), en su comparecencia tras la moción de censura presentada por el PSOE en Castilla y León, el pasado martes.Photogenic/Claudia Alba / Europa Press

Los dirigentes nacionales del PSOE tuvieron que tomar decisiones a todas velocidad en la ajetreada mañana del miércoles, tras la moción de censura en Murcia y el contraataque de la presidenta madrileña, Isabel Díaz Ayuso, en forma de adelanto electoral. No dudaron en autorizar la presentación de mociones de censura en la Comunidad de Madrid y en Castilla y León. “Los compañeros dijeron que no podía descartarse que [Alfonso Fernández] Mañueco [presidente de Castilla y León] fuera en la misma estela que Díaz Ayuso y convocara elecciones”. Esta es la justificación central que ofrece la dirección del PSOE sobre la segunda moción de censura que presentaron el miércoles. Aunque a esas horas parecía descartada cualquier posibilidad de adelanto electoral en Castilla y León, Ferraz les autoriza a que sigan adelante con la moción. Eso sí, precisan que ni estaba en sus planes ni en absoluto se había hablado de ello con la presidenta de Ciudadanos, Inés Arrimadas. Con ella solo se habló sobre Murcia, afirman.

El PSOE de Castilla y León, primera fuerza en las elecciones de abril de 2019, ha tenido siempre presente la presentación de una moción de censura al Gobierno formado por PP y Cs. El líder socialista, Luis Tudanca, justifica esta acción, en la “degradación institucional” que observa en la Junta, comandada por el popular Mañueco y Francisco Igea, de Cs, dos dirigentes enfrentados con sus respectivos partidos. El movimiento para intentar desbancar a este Ejecutivo cuenta con los 35 apoyos del PSOE, dos de Podemos y necesita al menos a cuatro parlamentarios de Cs. En la sede federal del PSOE no tienen expectativas de que pueda salir adelante

Aun así, Tudanca, secretario general y candidato, no tira la toalla y asegura que existen contactos para atraer a Ciudadanos hacia la “regeneración” que prometieron en su día. Pero no hay movimientos en esa dirección sino todo lo contrario. El afán inicial del líder de Ciudadanos, Francisco Igea por llegar a un acuerdo de Gobierno con los socialistas, ganadores de las elecciones, fue prohibido por el entonces líder de la formación, Albert Rivera. Hoy por hoy, el vicepresidente del ejecutivo regional, Francisco Igea, respeta el acuerdo.

El clima político es hoy muy diferente al que se fraguó en la primera fase de la pandemia. Hace diez meses se firmó casi por unanimidad, un pacto por la reconstrucción de la comunidad. El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, defiende que la “lealtad” mostrada entonces se ha visto traicionada por la inacción de los dirigentes autonómicos, a quienes acusa de haber roto los consensos con su gestión y medidas.

Tudanca aún cree que puede recuperarse el espíritu de las elecciones de mayo 2019 y los días inmediatamente posteriores. El 23 de abril de ese año, día de la Comunidad, Igea apeló a una “revolución liberal” para desbancar al PP del territorio. Ahora, a decir, de los socialistas Igea “es más del PP que Mañueco” y ha orillado sus promesas electorales. Es más, en el PP hay voces críticas hacia Mañueco al culparle de que cunda la imagen de que es Igea el que manda en la región.

Archivado En:

Más información

Te puede interesar

EmagisterFORMACIÓN CON DESCUENTO

Lo más visto en...

Top 50