VALÈNCIA

València dedicará en 2021 cerca de 18 millones de euros a la reforma de las plazas de la Reina y de Brujas

El Ayuntamiento contará con un presupuesto de 914,9 millones de euros, un 1,8% más que el año anterior, que se volcará en la reconstrucción de la ciudad postcovid

El alcalde de València, Joan Ribó, con el concejal de Hacienda, Borja Sanjuan, sujetan el 'pendrive' que contiene el proyecto de presupuestos para 2021.
El alcalde de València, Joan Ribó, con el concejal de Hacienda, Borja Sanjuan, sujetan el 'pendrive' que contiene el proyecto de presupuestos para 2021.Ayuntamiento de València / Ayuntamiento de València

El Ayuntamiento de València tendrá un presupuesto para 2021 de 914,9 millones de euros, un 1,1 % más que el de este ejercicio, con una aumento en 18,15 millones para paliar los efectos de la crisis sanitaria (5,43 millones), social (5,38) y económica (7,34) derivada de la pandemia del coronavirus. Dos de los proyectos urbanísticos, largamente anunciados, la reforma y peatonalización parcial de la plaza de la Reina y la regeneración de la plaza de Brujas, en el entorno del Mercat Ventral y la iglesia de los Santos Juanes, contarán el año próximo con una inversión de 10,3 y 7,4 millones de euros, respectivamente.

El alcalde de València, Joan Ribó, ha presentado este miércoles unas cuentas “moderadamente expansivas”, que “incrementan el gasto social, apoyan a los sectores productivos y mejoran los servicios”, además de seguir la línea de la reducción de la deuda y permitir cumplir el acuerdo marco de reconstrucción de la ciudad postcovid. "Somos de nuevo la primera gran ciudad del Estado que presenta su presupuesto municipal, y en este caso, presentamos el presupuesto mejor dotado de la historia de este Ayuntamiento. Un presupuesto que nos hace estar preparados para hacer frente a la crisis sanitaria, social y económica derivada de la pandemia de covid-19″, ha dicho el regidor.

Ribó ha destacado que la deuda a final de año será de 296 millones frente a los 750 heredados y habrá una inversión de 92,5 millones, principalmente para infraestructuras urbanas, y se destinarán 35,5 millones (3,88%) a reactivar la economía.

El concejal de Hacienda, Borja Sanjuán, ha destacado que el mantenimiento de las entregas a cuenta del Estado y el endeudamiento permiten neutralizar los recortes y ser expansivos, ha dejado la puerta abierta a más estímulos fiscales y una revisión de calendario tributario, y ha asegurado que las cuentas sientan las bases no solo de la reconstrucción sino también de la transformación de la ciudad.

Las cuentas prevén partidas por importe de 5,43 millones para las políticas dedicadas a hacer frente a la crisis sanitaria; otros 5′38 millones a las políticas específicas contra la crisis social generada por la covid-19, y 7,3 millones para actuar frente a la crisis económica derivada de la pandemia. “Y todo ello sin restar ni un céntimo de los servicios a la ciudadanía en todos los barrios”, ha precisado el regidor.

El Gobierno local ha tenido en cuenta dos grandes proyectos a los que la ciudad tendrá que hacer frente en los próximos años: la financiación del 25% de las obras del Canal de Acceso ferroviario, y hacer frente al 20% de la deuda proveniente del préstamo firmado por el Consorcio València 2007 que supondrá la eliminación de la deuda de la Marina. “La reducción de la deuda garantiza que se podrá hacer frente a los dos”, ha explicado el alcalde.

El proyecto de presupuesto incluye un incremento de ingresos de 16,5 millones, que se asienta sobre el compromiso del Gobierno central de mantener los anticipos a cuenta del Estado parecidos a los de 2020, así como el aumento de transferencias de la Generalitat de 1,5 millones para Bienestar Social, y de 10 millones en transferencias de capital para la reconstrucción y reforma de colegios en la ciudad. Finalmente, se contempla contratar nuevo endeudamiento por 48,53 millones, lo que supondrá un incremento neto de la deuda de 6,28 millones de euros, puesto que se prevé amortizar 42,25 millones durante 2021.

El Ayuntamiento ha congelado los impuestos y tasas municipales para ayudar a paliar la crisis, con lo que se prevé un descenso en la recaudación de 24,3 millones de euros, a lo que hay que añadir la rebada de 4,5 millones de euros de las transferencia de la Generalitat en fondos de empleo. Las partidas en personal se congelan tras cinco años consecutivos de aumentos.

El capítulo destinado a inversiones y transferencias de capital crece hasta los 96,2 millones de euros, principalmente por el aumento de las inversiones en 12,3 millones de euros, por lo que el esfuerzo inversor irá destinado a las infraestructuras urbanas (las plazas de Brujas y de la Reina), al mantenimiento de calles y calzadas, y a políticas de movilidad sostenible.

Ribó y Sanjuán han destacado proyectos concretos, como los tres millones de euros para poner en marcha un nuevo sistema de contabilidad municipal; 3,5 millones para actuaciones de mejora del edificio de bomberos de la avenida de la Plata; otros 2,7 millones para obras de saneamiento (depósitos de lluvia, alcantarillado camino del Tremolar…); 14,4 millones para obras de suministro de agua (Passeig de la Ciutadella, Peris y Valero, telelectura, placas solares en edificios…); 10,3 millones para la reordenación de la plaza de la Reina; o los 1,2 millones para obras de infraestructuras deportivas (pabellón de Sant Isidre, polideportivo de Natzaret o el campo de rugby tramo V río Turia)

Más información

Lo más visto en...

Top 50