Bárcenas se ofrece a colaborar con los fiscales de Gürtel y de la caja b del PP

El extesorero se moviliza tras la sentencia del Supremo que confirmó la pena de cárcel para su mujer

Luis Bárcenas, extesorero del PP, saliendo de la Audiencia Nacional en mayo de 2013.
Luis Bárcenas, extesorero del PP, saliendo de la Audiencia Nacional en mayo de 2013.Cristóbal Manuel

Los abogados de Luis Bárcenas, condenado a 29 años de cárcel, se han reunido con los fiscales Anticorrupción encargados del caso Gürtel y del caso de la caja b del PP para ofrecer la “colaboración” del extesorero ante el proceso que continúa vivo y pendiente de juicio sobre la financiación ilegal de la formación conservadora, según confirmaron a este periódico fuentes de la acusación conocedoras de estos encuentros.

La Fiscalía Anticorrupción, que ha recabado durante los últimos siete años abundantes evidencias de la financiación ilegal del PP, entiende que el ofrecimiento de colaboración, todavía sin concretar, significa una confesión de Bárcenas con detalles nuevos sobre los delitos cometidos durante la etapa en la que fue gerente y tesorero del PP (1990-2009).

El ofrecimiento de Bárcenas llega días después de que el Tribunal Supremo confirmara la mayor parte de la sentencia de la Audiencia Nacional sobre el caso Gürtel, lo que obligó a entrar en prisión a Rosalía Iglesias, mujer del extesorero. Bárcenas, según distintas fuentes, intenta que su colaboración con la justicia tenga consecuencias penitenciarias sobre su mujer, Rosalía Iglesias, que ingresó el pasado domingo en prisión para cumplir una condena de casi 13 años.

Los dos jueces instructores de este caso, Pablo Ruz (entre 2010 y 2015) y José de la Mata (desde entonces hasta hoy), han recabado durante los últimos siete años múltiples indicios sobre el funcionamiento de una caja b en el PP durante casi 20 años (1990-2009), periodo en el que Bárcenas controló los movimientos de dinero negro apuntando en un cuaderno las entradas y salidas de fondos.

Cuando el juez Ruz concluyó en 2015 la investigación, la Fiscalía Anticorrupción presentó un escrito donde solo acusaba a los tesoreros del PP y pedía para ellos cinco años de cárcel por apropiación indebida (de los fondos de la caja b), falsedad documental y un delito contra la hacienda pública (por las obras en la sede del PP pagadas con dinero negro). En el mismo escrito, la Fiscalía también acusaba a los dueños del despacho de arquitectura encargado de las obras de la sede, y consideraba al Partido Popular responsable civil subsidiario.

Tras celebrarse el juicio oral sobre la primera etapa del caso Gürtel, las declaraciones de algunos de los procesados motivaron la reapertura del caso de la caja b del PP en abril de 2017. Correa y uno de los donantes del PP indicaron que los fondos recaudados tenían relación directa con la adjudicación de obras.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

El juez Ruz había investigado estos extremos y llegó a imputar a muchos de los empresarios que aparecían como donantes en los papeles de Bárcenas, pero no logró pruebas de la relación directa entre los pagos y las adjudicaciones para demostrar la existencia de un delito de cohecho. Sin embargo, la investigación impulsada por el juez De la Mata ya ha logrado encontrar indicios de concursos irregulares adjudicados por distintas administraciones a empresas que acabaron donando dinero negro al PP nacional.

Bárcenas podría ayudar a apuntalar este nuevo indicio, según indican fuentes de la investigación y de la acusación particular, y otros interrogantes que siguen abiertos en torno a la caja b del PP.

El cohecho en la caja b del PP. Bárcenas colaboró con la justicia para aclarar el caso de la caja b. Detalló en una confesión de casi cinco horas cada uno de los apuntes reflejados en su contabilidad paralela y entregó documentación para probar lo que confesaba. Cuando se le preguntó si las donaciones de los distintos empresarios tenían relación con adjudicaciones de contratos en administraciones controladas por el PP lo negó: “No son donaciones finalistas [a cambio de contratos]. A los dirigentes del PP de las distintas administraciones les decíamos que cuando llamaran estos empresarios los atendieran, pero nada más”. Salvo en una adjudicación de un concurso de limpieza en Castilla-La Mancha adjudicado a Sacyr que supuestamente había donado a cambio 200.000 euros para la campaña electoral de Dolores de Cospedal. Bárcenas guardaba un recibí de un dirigente del PP sobre este caso.

Sobresueldos en dinero negro. El extesorero aseguró que durante años entregaba a los principales dirigentes del PP unos sobres con dinero (6.000 euros al trimestre de media) procedentes de la caja b que manejaba junto a quien fue su jefe, el tesorero Álvaro Lapuerta, fallecido en junio de 2018. “No se hacía ninguna retención. Se entregaba el dinero en efectivo directamente en un sobre, lo normal es que no se firmase ningún recibo y no se hacía ninguna retención”, declaró. Todos los dirigentes que aparecen en los papeles de Bárcenas con pagos trimestrales de dinero negro lo han negado ante el juez. Mariano Rajoy, Rodrigo Rato, Ángel Acebes, Javier Arenas, Jaime Mayor Oreja, Francisco Álvarez Cascos y Dolores de Cospedal mantuvieron la misma versión: nunca cobraron dinero en negro del Partido Popular. Bárcenas sugirió en alguna ocasión que tenía algunas pruebas de esos pagos, pero hasta ahora no las ha mostrado. En su declaración ante el juez llegó a explicar cómo antes de cerrar la caja b entrego 25.000 euros a Rajoy y la misma cantidad a Dolores de Cospedal “en metálico, en billetes de 500 euros, en un sobre de color marrón con el nombre de cada uno de ellos”.

Aznar, Rajoy y la caja b. Bárcenas aseguró al juez Ruz que tanto Aznar como Rajoy, presidentes del PP en los años en que fue gerente y tesorero del partido, conocieron la captación ilegal de fondos para financiar al partido.

Juez.–"¿Quién conocía la existencia de donaciones por encima de los límites legales?", preguntó Ruz a Bárcenas.

Bárcenas.- Yo entiendo que como mínimo el presidente y el secretario general.

Juez.- ¿En las sucesivas etapas?

Bárcenas.- Eso es. Fundamentalmente por un motivo, porque cada vez que había un donativo y lo recibía directamente Álvaro Lapuerta, este subía a ver al presidente o al secretario general y le decía: “Oye, ha venido a vernos tal persona y nos ha entregado esta cantidad”.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS