Cae en Marbella un histórico narcotraficante del cártel de Cali

El detenido, que residía desde verano de 2018 en una vivienda de lujo de la Costa del Sol, estaba especializado en el blanqueo de capitales a través de criptomonedas

Momento de la detención del narcotraficante en su vivienda de Marbella.
Momento de la detención del narcotraficante en su vivienda de Marbella.Servicio Ilustrado (Automático) / Europa Press

La Policía Nacional ha detenido en Marbella a un histórico narcotraficante del cártel de Cali (Colombia). El arrestado, M. A. H., de nacionalidad holandesa y origen colombiano, se había refugiado en la Costa del Sol huyendo de la presión policial en Países Bajos. Antiguo representante de los narcos colombianos en territorio europeo, vivía en una casa de lujo marbellí desde el verano de 2018, hasta que una operación ha culminado con su arresto. Se le atribuye el blanqueamiento de más de seis millones de euros a través de criptomonedas. El dinero procedía “del tráfico de cocaína”, según han explicado desde el cuerpo policial.

La investigación arrancó en 2018, cuando las autoridades policiales situaron en la provincia de Málaga a un grupo criminal relacionado con figuras históricas del narcotráfico. Aunque la organización estaba asentada en tierras malagueñas, los miembros se habían repartido por distintos puntos de la geografía europea. Uno de ellos residía en la ciudad de Delft, cerca de Rotterdam, hasta que se mudó a la Costa del Sol en busca de anonimato y lujo ―como hacen otros muchos criminales― y a sabiendas de que la policía neerlandesa le seguía la pista. Se trataba de una persona que hasta ese momento había ejercido de representante del cártel de Cali en suelo europeo, especialmente en el norte de Europa. Arrancó entonces una operación conjunta entre España y Países Bajos para arrestar al delincuente.

Los agentes descubrieron, durante el tiempo de vigilancia e investigación, que su rol en la organización criminal había cambiado. Había dejado de ser un intermediario directo en operaciones de narcotráfico para centrarse en el blanqueo de capitales procedentes del tráfico de drogas. Para ello, se había especializado en criptomonedas y había creado una empresa para comercializarlas. En su casa marbellí, de hecho, se han encontrado varios dispositivos electrónicos desde los que operaba y una quincena de tarjetas de crédito con acceso a cuentas con criptomonedas que le servían para esa labor. Las autoridades holandesas calculan que el narco podría haber blanqueado más de seis millones de euros en su nuevo trabajo.

Durante los registros realizados en la operación, la Policía Nacional se incautó de 85.000 euros en efectivo, tres relojes de lujo, una quincena de tarjetas de crédito, varios ordenadores portátiles y diversos teléfonos móviles que usaba en su labor ilícita. También le han embargado una cuenta bancaria y tres coches, uno de ellos de alta gama. De manera paralela, en su domicilio en Delft, en Países Bajos, los agentes intervinieron 170.000 dólares en criptomonedas, varias billeteras de este tipo de divisas, documentos y material informático.

Archivado En:

Más información

Te puede interesar

Suscripciones El PaísSuscríbete

Lo más visto en...

Top 50