Sevilla

PSOE y Cs exploran un acuerdo para dar estabilidad al Ayuntamiento de Sevilla en los próximos años

El alcalde de la mayor ciudad que gobiernan los socialistas negociará una oferta de apoyo a los presupuestos, las ordenanzas y los grandes proyectos para los dos próximos años

El alcalde de Sevilla, Juan Espadas, conversa con el portavoz de Cs, Álvaro Pimentel.
El alcalde de Sevilla, Juan Espadas, conversa con el portavoz de Cs, Álvaro Pimentel. / Europa Press

Frente a los tiempos convulsos e inseguros que nos ha dejado la pandemia, consistencia y certezas. Es la receta que prescriben los expertos y sobre la que PSOE y Ciudadanos van a trabajar en las próximas semanas con el propósito de poder aplicarla en el Ayuntamiento de Sevilla durante los próximos dos años, hasta que finalice el mandato de su alcalde, el socialista Juan Espadas. Ambos partidos van a estudiar el acuerdo de “estabilidad política” que ha ofrecido el portavoz municipal de Cs, Álvaro Pimentel, para garantizar no solo los próximos presupuestos, sino las ordenanzas y los grandes proyectos para la capital andaluza, blindándolos de los vaivenes de pactos puntuales para sacarlos adelante.

La propuesta ha sido muy bien recibida por Espadas, el alcalde de la mayor ciudad que dirige el PSOE y la cuarta más grande en España, que gobierna con una mayoría minoritaria de 13 concejales, frente a los ocho del PP, los cuatro de Adelante Sevilla ―la confluencia entre Unidas Podemos e IU―, y de Cs, respectivamente, y los dos de Vox. Una aritmética que le obliga a concitar apoyos con otras fuerzas para sacar adelante iniciativas o elementos clave como las cuentas municipales ―las de este ejercicio se aprobaron con los votos a favor de Adelante y en contra del resto de partidos―, pero que, si se materializa el acuerdo con la formación naranja, le garantizaría una mayoría absoluta, muy cómoda para abordar la recuperación económica tras la pandemia.

“Es una propuesta que considero muy constructiva para la situación actual de la ciudad”, ha señalado este miércoles el regidor hispalense, que ha reconocido que se va a poner a trabajar en ese acuerdo estratégico. La sintonía por ambas partes es total, según trasciende de las fuentes consultadas en ambas formaciones. Tras la primera reunión entre Espadas y Pimentel, en la que este último le trasladó su oferta de estabilidad, está previsto que se vuelvan a reunir en los próximos días para fijar un marco de trabajo que debería cerrar la alianza entre ambas fuerzas “en un plazo corto”, puntualizan desde Ciudadanos. Los socialistas valoran, sobre todo, que el acuerdo no se circunscriba únicamente al ámbito presupuestario, sino que sea mucho más amplio, evitándoles la ralentización en la gestión que implica tener que buscar apoyos concretos para los grandes proyectos.

Los principales ejes del acuerdo pivotarán sobre la transformación hacia una economía verde, la movilidad, la ayuda social y la modernización y digitalización de Sevilla. A cambio de dotar de estabilidad a la capital andaluza en los próximos dos años, Ciudadanos no ha exigido ninguna contrapartida política, como entrar en el Gobierno municipal. El acuerdo, aseguran fuentes de ese partido, tiene el visto bueno de la dirección en Madrid. La formación naranja en los últimos tiempos había ya mantenido un perfil colaborador con el Ayuntamiento sevillano, desbloqueando apuestas importantes para Espadas como el tranvía, en sintonía con el giro al centro y el regreso a la imagen de partido útil impulsado por su presidenta, Inés Arrimadas, y que contrasta con la posición beligerante hacia el PSOE del vicepresidente de la Junta de Andalucía y líder regional, Juan Marín.

El alcalde, que ya demostró cintura para lograr acuerdos a su derecha ―con Cs― y a su izquierda ―Adelante― en el anterior mandato, donde sus 11 concejales, uno menos que el PP, le obligaban a buscar consensos puntuales de manera constante, no descarta explorar otros apoyos en el resto de fuerzas políticas, sobre todo en los Presupuestos.

La pandemia ha ocasionado las pérdidas 1300 millones de euros (el 4,5% de su PIB) en Sevilla solo con la suspensión de la Semana Santa y la Feria por el confinamiento, y estos estragos económicos han propiciado una extraña tregua entre los partidos. En mayo se adoptó por unanimidad un paquete de medidas para la reactivación económica y social. En un futuro cercano, con los recursos adicionales derivados de los remanentes y la llegada de los fondos europeos, la ciudad va a contar con un pulmón económico para oxigenar la recuperación y hacerlo en un “marco de certeza, confianza y estabilidad”, es lo que ansía Espadas y puede proporcionarle la mano tendida de Ciudadanos.

Lo más visto en...

Top 50