Financiación de Podemos

El PSOE y Unidas Podemos frenan la comisión sobre las cuentas de la formación de Pablo Iglesias

Los partidos en el Gobierno estudian respaldar una comisión sobre el ’caso Kitchen’ que afecta al PP, como piden los nacionalistas

Los portavoces del PSOE y Unidas Podemos, Adriana Lastra y Pablo Echenique.
Los portavoces del PSOE y Unidas Podemos, Adriana Lastra y Pablo Echenique.Pool Efe / GTRES

El PSOE, Unidas Podemos y los partidos nacionalistas han frenado este martes en la Junta de Portavoces del Congreso que el pleno debata acerca de la comisión de investigación que reclaman PP, Cs y Vox sobre las cuentas del partido de Pablo Iglesias. El rechazo estaba previsto a pesar de que los socialistas permitieron la semana pasada en la Mesa la tramitación de la comisión que afecta al socio minoritario del Gobierno. Entonces explicaron que su apoyo se debía a que la solicitud jurídicamente se ajustaba a derecho, pero ya avisaron de que esta semana votarían en contra de su creación. Los dos socios del Ejecutivo de coalición estudian, por otro lado, atender la petición de los partidos nacionalistas y los grupos minoritarios para crear una comisión de investigación del caso Kitchen que afecta al PP.

El PSOE ha vuelto a cerrar filas con su socio, como ya hizo en agosto en la Diputación Permanente, a la que el PP llevó la investigación judicial sobre las cuentas de Podemos. La portavoz socialista, Adriana Lastra, ha argumentado que se trata de una “cortina de humo del PP” que ha vinculado a que los populares sabían que se levantaría en pocos días el sumario de la Operación Kitchen. “Intenta echar basura encima a nuestro socio de Gobierno, Unidas Podemos, acusándolo falsamente de financiación irregular”, se ha quejado Lastra del PP, que confía en que el caso judicial que afecta al partido de Iglesias será sobreseído como todos los anteriores. “Con este caso pasará con otros 16 ó 17, ya he perdido la cuenta, en los que han intentado acusar a Podemos de financiación irregular y que al final han quedado en nada. Sospechamos que con este caso pasará lo mismo”.

Lastra ha sido en cambio muy dura con las revelaciones sobre la presunta trama parapolicial puesta en marcha durante el Gobierno de Mariano Rajoy para espiar al extesorero del PP, Luis Bárcenas, por la información comprometida que este guardaba sobre altos cargos populares. “Establecieron una trama corrupta en el Gobierno para intentar tapar una trama corrupta en su partido”, ha denunciado la portavoz socialista sobre los populares. La dirigente del PSOE ha apuntado a que Mariano Rajoy tenía conocimiento de los hechos y ha puesto en el punto de mira también al secretario general del PP, Teodoro García Egea, por ser mencionado en la causa por sus mensajes con Francisco Martínez, exnúmero dos de Interior. “Casado tiene que dar explicaciones sobre la implicación de García Egea y sobre su conocimiento como miembro de la dirección del partido”, ha enfatizado la portavoz.

Para Podemos la Operación Kitchen es un asunto “enormemente grave, insoportable en democracia”, y nada comparable al caso que investiga sus cuentas, en el que hoy ha trascendido que la Fiscalía pide investigar los contratos del partido con Neurona y dar carpetazo al resto de la causa. “La Fiscalía nos da la razón en mas del 90% de nuestros planteamientos”, ha remarcado Pablo Echenique, portavoz parlamentario de Unidas Podemos. “Tenemos la sospecha muy fundada de que esto va a quedar en nada”, ha expresado sobre su caso.

La comisión de investigación sobre la Operación Kitchen está siendo promovida por un grupo de partidos nacionalistas y minoritarios —entre ellos ERC, Junts per Catalunya, la CUP, EH Bildu, Compromís y Más País― que, al igual que el PSOE y Unidas Podemos, rechazan crear una comisión sobre las cuentas de Podemos. En cambio, el caso que afecta al PP sí tiene la máxima relevancia para estos grupos. “Si se hacían esto entre ellos, qué no habrán hecho para con otros. Sobre todo con el independentismo o Unidas Podemos”, ha reflexionado el portavoz de ERC, Gabriel Rufián, sobre la trama parapolicial en el Gobierno de Rajoy que investiga la justicia. “Da incluso para la ilegalización del partido”, ha dicho Rufián sobre el PP.

En una posición intermedia se sitúa Ciudadanos, que apoya ambas comisiones, según ha explicado su portavoz, Edmundo Bal. “Por Cs no va a quedar para que se pueda investigar cualquier hecho de corrupción de cualquier partido político”, ha defendido Bal, que ha definido como “hechos muy, muy graves” los de la Operación Kitchen. La investigación parlamentaria sobre la causa que afecta al PP podría tener también el apoyo del PNV, que está estudiándolo, según han transmitido fuentes de este grupo parlamentario. Los peneuvistas creen que los hechos “apuntan a unas prácticas graves y censurables, que abren muchos interrogantes y ante las que cabe pedir explicaciones y más información”.

La Junta de Portavoces ha rechazado llevar a Pleno otras dos comisiones de investigación: la que debía analizar las supuestas comisiones abonadas por el contrato del AVE a la Meca, registrada en julio por ocho partidos como respuesta a los vetos a investigar al Rey emérito; y una tercera sobre la supuesta investigación a altos cargos catalanes, como el presidente del Parlament, Roger Torrent.

Lo más visto en...

Top 50