Operación Kitchen

Los cuatro mensajes de texto que pueden provocar la imputación del exministro del Interior Fernández Díaz

Su número dos, Francisco Martínez, levantó acta notarial de las directrices recibidas en su móvil para espiar a Bárcenas antes de ser imputado

Francisco Martínez y Jorge Fernández Díaz, junto al exdirector del CNI, Félix Sanz Roldán (de izquierda a derecha).
Francisco Martínez y Jorge Fernández Díaz, junto al exdirector del CNI, Félix Sanz Roldán (de izquierda a derecha).J. J. Guillén / EFE

El cerco que se estrechaba poco a poco en torno al exsecretario de Estado de Seguridad, Francisco Martínez, en la llamada operación Kitchen ―que investiga el espionaje sin control judicial al extesorero del partido popular, Luis Bárcenas― ha alcanzado a quien fuera entonces ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz. Cuatro mensajes de texto, guardados con celo por quien era su segundo y mano derecha, que incluso levantó un acta notarial de los mismos, según confirman fuentes del caso a este periódico, han servido a la Fiscalía Anticorrupción para pedir la imputación del exministro, que ahora queda en manos de lo que decida el juez de la Audiencia Nacional Manuel García-Castellón.

En uno de los mensajes de 2013, Fernández Díaz le señala a Francisco Martínez al entonces chofer de Bárcenas como una pieza “importante” para averiguar cuestiones relativas al extesorero de los populares, según ha adelantado El Mundo y ha confirmado EL PAÍS.

Cuando la Policía Nacional descubrió, a lo largo de años de investigación, la existencia de esos mensajes se presentó en la casa de Martínez en el mes de marzo para hacerse con una copia de los mismos, poco antes de que se decretara el estado de alarma por la pandemia. Además de los cuatro mensajes de texto recibidos del ministro, el exsecretario de seguridad también levantó acta notarial sobre un quinto, que le había enviado Enrique García Castaño (El Gordo), entonces jefe de la UCAO (Unidad Central de Apoyo Operativo, la que habilita los materiales para llevar a cabo las investigaciones) y actualmente imputado en varias de las piezas de la macrocausa que se sigue contra el comisario jubilado José Manuel Villarejo y la llamada policía patriótica.

Hasta ahora, el exsecretario de Estado de Seguridad, Francisco Martínez es el cargo más alto investigado en la pieza de la operación Kitchen. El magistrado Manuel García-Castellón estudia también la imputación de la exsecretaria general del PP y exministra de Defensa, María Dolores de Cospedal, y de su marido, como le ha pedido la Fiscalía Anticorrupción. El juez también tiene que decidir este lunes si acepta levantar el secreto de sumario del caso.

Más información

Lo más visto en...

Top 50