URBANISMO

El Ayuntamiento de València convoca un concurso de ideas para eliminar el túnel de Pérez Galdos

Los vecinos exigen desde hace décadas al consistorio un entorno urbano con menos tráfico y contaminación y más seguro

Figuración de la nueva planificación viaria que prepara el Ayuntamiento de Valencia para la avenida de Pérez Galdós.
Figuración de la nueva planificación viaria que prepara el Ayuntamiento de Valencia para la avenida de Pérez Galdós.Ayuntamiento València

El Ayuntamiento de València convocará un concurso internacional de ideas para llevar a cabo la reforma definitiva de la avenida de Pérez Galdós e incluir en ella la posibilidad de eliminar el túnel que la atraviesa, ha anunciado este jueves la vicealcaldesa de la ciudad y concejala de Desarrollo Urbano, Sandra Gómez. La número dos del gobierno municipal se ha pronunciado tras la reunión que ha mantenido con la asociación vecinal Fuera Túnel y después de que el edil de Movilidad Sostenible, Giuseppe Grezzi, diera a conocer la remodelación de la planta viaria de este gran arteria de tráfico.

Esa actuación se enmarca en las previstas para acometer una primera intervención, una “peatonalización blanda”, en esta vía con el fin de reducir el tráfico, ganar seguridad y espacio para las peatones, y prepararla para una “reforma integral”. Tanto la vicealcaldesa como el titular de Movilidad Sostenible han destacado los trabajos de sus departamentos en favor de la “pacificación” de esta avenida, para que “deje de ser una gran autopista con contaminación y tráfico”.

“Apostamos por introducir en el concurso la posibilidad de quitar el túnel, que genera un espacio de contaminación y ruidos e imposibilita que los vecinos puedan cruzar la avenida” en la parte que ocupa el paso subterráneo, ha avanzado Sandra Gómez, que ha resaltado la “participación” que habrá en todo el proceso.

Giuseppe Grezzi se ha mostrado también partidario de eliminar el túnel y ha mostrado su respaldo a las reivindicaciones vecinales en este sentido. “Creo que se tendría que cerrar”, ha dicho, al tiempo que ha planteado que este paso subterráneo “genera más tránsito” dentro de la ciudad. “Ahora ya existen rondas periféricas para no entrar al centro urbano. Es momento de superar la concepción de las autopistas urbanas”, ha insistido.

Por lo que respecta al futuro del espacio que ahora ocupa el túnel, ni Grezzi ni Gómez han precisado qué uso podrá tener aunque han apuntado la posibilidad de que el hueco se aproveche, una vez cerrado e inutilizado. A este respecto, han comentado que una de las opciones es que se utilice como depósito de tormentas.

Respecto a la propuesta de remodelación de la planta viaria de la avenida que ha presentado Grezzi y que ahora Movilidad Sostenible remitirá a Desarrollo Urbano, el concejal ha adelantado que se aumentan los pasos de peatones, con siete nuevos; se reducen los carriles de tráfico privado a dos en cada sentido y se crea uno, también en cada lado, para bus y taxi con un espacio para el tránsito de bicicletas, además de ampliarse las aceras hasta cuatro metros.

Punto conflictivo

La actuación de pacificación previa al proyecto de reforma integral de la avenida, que tendrá un presupuesto aproximado de siete millones de euros, se realizará “con urbanismo táctico, de forma fácil, ágil y efectiva” para avanzar en la consecución de en una vía con mayor seguridad y espacio peatonal. Esta primera fase de la considerada como “peatonalización blanda” tendrá un coste aproximado de medio millón de euros.

Esta intervención plantea además, ateniendo a lo recogido en la propuesta de planta viaria presentada por Grezzi, desplazar siete de las 17 paradas de la Empresa Municipal de Transportes para que sean más accesibles y estén más cerca de donde vive la gente. De este modo, se contempla “un tipo de parada doble, sin necesidad de que los autobuses hagan cola para que los pasajeros suban y bajen”.

De la misma forma, se mejorará el espacio de movilidad de los conductores que aparquen sus coches en las zonas de estacionamiento situadas a los laterales del túnel, como ha explicado Grezzi. “Ahora los conductores tienen que bajar al carril de circulación y lo que vamos a generar es una zona para que caminen seguros y, una vez bajen de sus vehículos, lo hagan en un espacio para viandantes”, ha expuesto.

El titular de Movilidad Sostenible ha resaltado la “complejidad notable” que ha supuesto diseñar esta remodelación, debido a que se trata de una extensión “viaria muy amplia, de más de dos kilómetros en un sentido y de cinco en los dos” y ha agradecido la labor de los técnicos en esta tarea. La intervención en las aceras prevé, asimismo, retirar los más de 600 bolardos existentes.

Grezzi ha agregado que las actuaciones de su departamento “comportarán trabajos de señalización horizontal y vertical”, la colocación de separadores y la instalación de semáforos en los nuevos pasos de peatones. El concejal ha dicho que esta intervención “se impulsará en próximas semanas, a falta de pulir detalles técnicos muy menores y algunos económicos” y ha apuntado que “más adelante se informará de cuándo comenzarán las obras” de esta fase aunque ha dicho que se pretende que “se inicien lo más pronto posible”.

Lo más visto en...

Top 50