Pere Aragonès: “Por más espionaje que haya no regalaremos la bandera del diálogo”

El vicepresidente de la Generalitat pide a la Fiscalía que abra una investigación por el espionaje a los móviles de Torrent y Maragall

El vicepresidente de la Generalitat, Pere Aragonès, el viernes en Barcelona.FOTO M.Minocri / VÍDEO G.Battista

Los problemas se acumulan en la mesa que Pere Aragonès (Pineda del Mar, 37 años) tiene en su despacho del flamante edificio de la Generalitat en la Zona Franca de Barcelona. Lo adorna la foto de un paciente de la covid-19 en el paseo marítimo, acompañado por el personal del Hospital del Mar. El vicepresident y coordinador de Esquerra Republicana de Catalunya (ERC) recibe a EL PAÍS tras conocerse las restricciones para frenar el rebrote del virus y mientras colea el escándalo del espionaje de los teléfonos móviles de dos dirigentes de su partido. Al cóctel se suma la incógnita de cuánto aguantará un Govern divorciado.

Pregunta. ¿Tiene sospechas de que se le espiara a usted también?

Respuesta. No, pero sabemos que el independentismo y ERC somos objetivo de unos poderes que ven en nosotros un enemigo, cuando lo que hacemos es defender unas ideas. El espionaje también es represión.

P. ¿Ese escándalo compromete la continuidad de la mesa de diálogo pactada con el PSOE?

R. ERC tiene muy clara su estrategia, que es la acumulación de fuerzas para que la negociación con el Gobierno derive en referéndum y la amnistía [para los dirigentes independentistas condenados]. Eso lo vamos a mantener. Por mucho espionaje y represión que haya, no regalaremos la bandera del diálogo a un Estado con indicios de comportamiento irregular.

P. ¿Tiene pruebas de que el espionaje lo esté practicando el actual Gobierno?

R. Me remito a lo que ha publicado EL PAÍS. Hay la constatación de que se ha producido el hackeo de los móviles de Roger Torrent, el presidente del Parlament y del exconsejero Ernest Maragall y que se ha hecho con un programa que poseen los servicios secretos españoles. Lo que me pregunto es cómo es posible que la Fiscalía no haya abierto ninguna investigación de oficio. Si fuera al revés, seguro que ya lo habría hecho.

P. ¿Ha hablado con la vicepresidenta Carmen Calvo sobre la negativa a convocar la mesa o por el ciberespionaje?

R. Ningún miembro del Gobierno se ha puesto en contacto conmigo para explicarme lo que sabe o no del espionaje.

P. ¿Y no les ha llamado usted?

R. Son ellos los que tienen que dar explicaciones.

P. El presidente Quim Torra y ERC dan mensajes muy distintos sobre lo debe hacerse en la mesa. ¿Esto no dificulta más que pueda celebrarse?

R. No, porque compartimos la propuesta de la amnistía y la autodeterminación. Cada uno se posiciona como quiere, pero en eso vamos juntos.

P. El Gobierno entiende que ERC no es un partido fiable por su imprevisibilidad. ¿Su voluntad de diálogo la comparte realmente todo su partido?

R. Esa es la excusa de los miembros del PSOE que no se quieren comprometer con la negociación. ERC va a una con el diálogo, como muestran diversas votaciones internas.

P. ¿Por qué muchas veces parece que a ERC le tiemblen las piernas cuando Junts o la CUP les critican por el diálogo?

R. No me tiemblan las piernas para defender mis principios.

P. En Cataluña, ERC llama a grandes acuerdos, pero en el Congreso se niegan a pactar si está Ciudadanos. ¿Por qué?

R. Porque Ciudadanos es un partido de derechas y ERC, de izquierdas. No es lo mismo defender recortes que medidas expansivas.

P. Pero en Cataluña gobiernan con el centro derecha...

R. Un centro derecha que aprueba unos presupuestos en los que tres de cada cuatro euros van destinados al ámbito social.

P. ¿Cómo ve la negociación de los Presupuestos Generales?

R. Antes que nada, para hacer un segundo acuerdo hay que cumplir con el primero, el de investidura, que era la mesa de diálogo. Y el Gobierno tiene que explicarnos el Presupuesto.

P. ¿Indicios de cómo será?

R. Ninguno. Las cuentas tienen que traducirse en la resolución de problemas como la infrafinanciación de la ley de Dependencia, por ejemplo. El Gobierno tiene que afrontar la negociación política sobre Cataluña pero también tiene que hacer limpieza. Lo que no puede ser es que cuando conocemos cosas como el espionaje se silbe y mire hacia otra parte.

P. Si se solapa la negociación de los Presupuestos con elecciones catalanas, ¿Qué votará ERC?

R. Nosotros siempre elegimos la defensa de los intereses de los ciudadanos de Cataluña. Pero es insólito que, sin ni siquiera dibujar el esquema de unas cuentas, se nos pida a determinadas fuerzas políticas que las apoyemos.

P. Durante meses insistieron en que ustedes podían gestionar la pandemia mejor que el Gobierno. ¿Creen que lo están haciendo mejor en Lleida y Barcelona?

R. Estamos gestionando un momento diferente, no uno de cierre y desescalada, como el que se hizo con el estado de alarma, sino la convivencia con un virus y hacerla compatible con el mínimo funcionamiento de la sociedad. Siempre he reconocido lo complejo del escenario.

P. La gestión de la pandemia, también durante los últimos días, ha estado salpicada por discrepancias internas dentro del Govern. ¿Se puede continuar pidiendo esfuerzos y cohesión al personal sanitario si hay ruido dentro del propio Ejecutivo?

R. Más allá del ruido propio de todo Gobierno de coalición, también en el Ejecutivo central, nuestro compromiso con los trabajadores públicos es claro y manifiesto. Somos de los pocos que hemos acordado un reconocimiento, también a nivel salarial, para los trabajadores públicos que han estado al frente de la pandemia.

P. ¿Qué opina del malestar del sector sanitario con las actuaciones de los últimos días?

R. Hace 15 días todo el mundo ubicaba el rebrote en octubre y hemos tenido que acelerar la estrategia. El pasado jueves, la consejera de Salud, Alba Vergés, anunció un refuerzo de 500 profesionales para el control de la transmisión. No nos temblará el pulso para tomar medidas proporcionales al estado de los contagios. Entiendo que haya gente que lo critique, pero es nuestra responsabilidad.

P. ¿Se puede salir de esta crisis económica sin recortes?

R. No habrá recortes. Ya aprobamos una ampliación del presupuesto. ¿Alguien puede defender ahora que se recorte en Sanidad?

P. Usted no parece compartir la idea de Torra de endeudarse a través del fondo europeo.

R. Si hay que ir al endeudamiento, se irá, pero primero hay que agotar otras vías, Hemos trabajado para que las finanzas de la Generalitat estén saneadas y se pueda hacer frente.












Más información

Lo más visto en...

Top 50