Elecciones 12J

La participación en las elecciones cae tanto en País Vasco como en Galicia

Los comicios en Euskadi registran la mayor abstención desde los comicios de 1994 y en la comunidad gallega hay que remontarse a 1985 para encontrar un dato similar

Votantes en el pabellón Vista Alegre de Burela (Lugo), este domingo con motivo de las elecciones autonómicas.
Votantes en el pabellón Vista Alegre de Burela (Lugo), este domingo con motivo de las elecciones autonómicas.ÓSCAR CORRAL

La participación electoral en el 12-J deja, tal y como se esperaba, una caída importante. En País Vasco ha sido la más baja desde 1994, con un índice de participación que con el cierre de los colegios se ha situado en el 52,87%, siguiendo la tónica que se ha venido registrando a lo largo de toda la jornada. Esta baja cifra de movilización en las urnas se corregirá ligeramente al alza con las papeletas de los vascos residentes en el extranjero (el voto CERA). En Galicia, con un 58,84% y también sin el voto emigrante, supone cinco puntos menos con respecto no solo a la cita de 2016 sino que hay que remontarse a 1985 para encontrar una cifra similar.

La participación en las elecciones gallegas empezó siendo superior por la mañana pero se fue ralentizando desde el mediodía y se situó a las 17,00 en un 42,95% (un 0,5% más que las de 2016) según el avance de datos que difunde la Xunta de Galicia. En Euskadi, la movilización ha sido menor y se ha desplomado con respecto a hace cuatro años. Hasta las cinco de la tarde, había acudido a votar el 36% de los electores, más de ocho puntos menos que en la cita de 2016. Es el peor dato de participación en esta comunidad autónoma desde las elecciones de 1994.

En Galicia, a las 12.00, durante las tres primeras horas de votaciones, se situaba en el 19,32%, un índice de más de cuatro puntos superior al registrado a la misma hora en los comicios de 2016, cuando a mediodía había votado el 15,01% del censo. En el País Vasco, la afluencia a las urnas hasta esa hora era del 14,1%, un 1,3% inferior al porcentaje que se dio en los comicios de 2016, cuando a mediodía ya había votado el 15,40% de los electores.

La subida registrada en Galicia al mediodía se dio en todas las circunscripciones, aunque destacaba el incremento en Ourense, donde a esa hora había votado un 21,49% de los electores, más de seis puntos por encima de la media de la comunidad en 2016. Este dato cambió significativamente a las 17.00, al situarse el porcentaje de participación de los orensanos en el 42,66%, frente al 44,49% de 2016. Esto es, un 1,87% por debajo de hace cuatro años. En Pontevedra, el porcentaje fue a mediodía de un 19,80% y a las 17.00 superaba en un 1,8% la participación de 2016; en A Coruña había votado a esta hora el 42,83% y en Lugo un 42,73%, un 0,92% menos que en la cita de 2016. No obstante, la participación ha aumentado en la comarca lucense de A Mariña, (en un 0,73% a las cinco de la tarde) donde se ha producido un grave rebrote de la pandemia de coronavirus que ha provocado el confinamiento de sus habitantes. El director general de Emergencias e Interior del Gobierno gallego, Santiago Villanueva, ha atribuido estos datos a la “madurez democrática de la población, que entiende que las votaciones son seguras”.

El desplome en la participación en los colegios vascos es uniforme en las tres circunscripciones. A las cinco de la tarde caía un 9,3% la participación en Álava tras votar el 33,2% del censo, en Bizkaia se llegaba al 36,4% (un 8,5% menos) y en Gipuzkoa había votado el 36,7% (un 7,8% menos). La caída del número de electores vascos que habían acudido a votar hasta el mediodía también se dio en las tres circunscripciones. En Álava se registró una participación del 13,5%, un 0,4% inferior. En Bizkaia, cayó un 1% y en Gipuzkoa bajó un 2% al registrarse una participación del 15,5%.

El índice de participación es precisamente una de las grandes incógnitas en estas elecciones autonómicas, tanto en Galicia como en el País Vasco. La excepcionalidad en que se desarrolla este proceso electoral por la crisis sanitaria provocó temores de que se pudiera producir un aumento de la abstención.

Los datos de afluencia de votantes hasta el mediodía serán corregidos al término de la jornada electoral cuando se computen los votos emitidos por correo, que han aumentado notablemente en ambas comunidades autónomas. En Galicia, del censo total, 72.161 ciudadanos ya han enviado su voto por correo, lo que supone un incremento del 79,52% respecto al anterior proceso electoral de 2016. Es la cifra más alta de voto por correo registrada en unos comicios autonómicos en Galicia. Y en Euskadi, de los 1.794.313 vascos podrán ejercer su derecho al voto este 12-J, 125.255 electores han optado por el voto anticipado. Esta modalidad ha experimentado un aumento de casi el 140% con respecto a las elecciones de hace cuatro años.

En vídeo, el Gobierno vasco y el gallego ofrecen los datos de participación hasta las 17.00. En la foto, Estefanía Beltrán, consejera vasca de seguridad, durante la rueda de prensa.

La jornada de votaciones ha comenzado a las nueve de la mañana tras constituirse “con normalidad” a esa hora las 2.678 mesas electorales del País Vasco, según informó la consejera vasca de Seguridad, Estefanía Beltrán de Heredia. Salvo algún “retraso puntual” en alguna mesa, todas las urnas se han abierto sin incidencias, según explicó. En Galicia, también ha reinado la normalidad en las 3.952 mesas de la comunidad pese a los temores de que el miedo al coronavirus provocara renuncias masivas de los miembros elegidos por sorteo para formar parte de estos órganos. Finalmente, no se han producido incidencias ni siquiera en Burela, zona cero del rebrote de A Mariña, la comarca de Lugo que tuvo que ser confinada una semana antes de las votaciones.

Todos los líderes políticos vascos han animado a la participación cuando han acudido a depositar su papeleta. El candidato a lehendakari por el PNV, Iñigo Urkullu, ha animado a votar porque “se demuestra que hay seguridad” pese a la pandemia de coronavirus. “Si hoy no venimos a votar, otros votarán por nosotros y decidirán cuestiones tan importante como la calidad de nuestra sanidad, el futuro económico de nuestros hijos o el futuro de nuestros empleos”, ha afirmado la líder de los socialistas vascos, Idoia Mendia. “Animo a la gente a que vote con responsabilidad”, ha dicho Maddalen Iriarte, de EH Bildu.

También lo ha hecho el aspirante de la coalición PP-Ciudadanos, Carlos Iturgaiz, quien ha hecho un llamamiento a ir “masivamente a las urnas” a votar “sin miedo, con tranquilidad” y con “total garantía” sanitaria y electoral. La candidata de Elkarrekin Podemos-IU, Miren Gorrotxategi, ha invitado a ejercer la “responsabilidad de votar”, pese a reconocer que son unos comicios “atípicos” por la incidencia de la covid-19. Y el representante de Equo Berdeak, José Ramón Becerra, ha destacado la colaboración de la ciudadanía por hacer “posible” estas elecciones en las que votar está siendo “seguro”.

En Galicia, el candidato socialista Gonzalo Caballero ha pedido una “participación masiva” para que el resultado sea “más acertado”: “Es más necesario que nunca”, ha dicho. La candidata del BNG, Ana Pontón, ha llamado a ir a las urnas para “hacer historia” en un momento “decisivo” para la comunidad y ha lamentado que “cientos de gallegos no puedan ejercer un derecho fundamental como es el derecho al voto”, en alusión a los infectados por coronavirus, que este domingo ascienden a 253 en la comunidad autónoma.

Más información

Lo más visto en...

Top 50