Sánchez descarta una gran coalición con el PP: “Estoy abierto a grandes acuerdos, pero cada uno en su lugar”

Casado, que también la rechazó en su día, acusa ahora al líder socialista de "cinismo institucional"

Pedro Sánchez preside la reunión del Consejo de Ministros este martes.
Pedro Sánchez preside la reunión del Consejo de Ministros este martes.Moncloa

Una entrevista del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, al periódico Corriere della Sera, ha desatado un nuevo enfrentamiento con el PP. El medio italiano pregunta al líder socialista por las declaraciones a EL PAÍS del presidente gallego, Alberto Núñez Feijóo, quien aseguró que “ahora más que nunca” al país le vendría bien “un Gobierno a la alemana”. Sánchez lo rechaza de plano: “Qué casualidad que el PP siempre habla de gran coalición cuando el PSOE es la primera fuerza”, responde. En la rueda de prensa posterior al encuentro con el primer ministro italiano, Giuseppe Conte, el jefe del Ejecutivo ha insistido en que está abierto a buscar “grandes acuerdos por la reconstrucción del país, pero cada actor político en el lugar donde le han puesto los ciudadanos con su voto: el PSOE en el Gobierno y el Partido Popular en la oposición”,

El líder del PP, Pablo Casado, también descartó en su momento esa gran coalición, así como la abstención en el debate de investidura, con el argumento, muy similar, de que facilitar la investidura de Pedro Sánchez sería equivalente a “la desaparición voluntaria del PP como alternativa al socialismo”, dejaría la oposición “en manos de Vox” y además, el presidente del Gobierno podría destituir a los ministros del PP en cualquier momento porque los populares no tendrían una mayoría “para forzar una moción de censura”.

Sin embargo, los populares han salido en tromba este miércoles contra Sánchez sugiriendo que sus declaraciones rechazando esa gran coalición con el PP se refieren, en realidad, a la firma de acuerdos en general con el partido. “A Sánchez se le ha caído la careta”, ha declarado Casado, quien ha acusado al presidente del Gobierno de “practicar la hipocresía diplomática y el cinismo institucional”. “Pedro Sánchez es un presidente sin sentido de Estado y que miente continuamente. Nunca quiso pactar, dice que así desapareció el Pasok. Su obsceno interés por encima de los intereses del país. Otra vez”, añadieron desde la cuenta oficial del PP. “Caretas fuera. Sánchez vuelve a negarse a sí mismo y reconoce que jamás ha pensado en pactar con el principal partido de la oposición. No nos merecemos este presidente”, ha declarado la número tres de los populares, Ana Beltrán.

Preguntados por si es que han cambiado de opinión y ahora sí apostarían por una gran coalición con el PSOE, fuentes del PP afirman únicamente que están dispuestos a llegar a “pactos de Estado” con los socialistas y piden al presidente del Gobierno que convoque a Casado para hablar de los mismos. Sánchez llamó por última vez al líder de la oposición hace dos meses, según las mismas fuentes y, cuando el PP ofreció buscar un gran pacto por la sanidad, desde La Moncloa, la ministra portavoz, María Jesús Montero, puso en duda esa voluntad de negociar y habló de “postureo electoral”. Desde entonces, ambas partes han intercalado duras acusaciones y reproches entre promesas de tender la mano para alcanzar acuerdos que sí han sido posibles a nivel autonómico y municipal en otros territorios, como Castilla y León. El PP votó dos veces a favor del estado de alarma, dos veces en contra y otra se abstuvo. En este último caso, Casado admitió que lo hizo sabiendo que la prórroga saldría adelante sin los votos de su grupo porque el Gobierno ya había sumado los apoyos suficientes negociando con otros grupos, como Ciudadanos, socio de los populares en gobiernos autonómicos y municipales. El PP también ha apoyado el decreto para la llamada nueva normalidad y el ingreso mínimo vital. De momento, no han llegado a otros acuerdos en sanidad o economía y Casado descarta apoyar los Presupuestos Generales del Estado, al considerar que las políticas económicas de la coalición PSOE-Podemos llevarían al país “a la ruina”. “Nosotros proponemos lo contrario a lo que quiere hacer el Gobierno. Queremos bajar impuestos”, ha añadido el líder del PP en un acto de campaña electoral en Euskadi sin aclarar de dónde sacaría los ingresos para compensar esas bajadas en un momento en el que la crisis del coronavirus ha disparado el gasto público.

Más información

Lo más visto en...

Top 50