Dos exalcaldes y una empleada de Gürtel aportan más pruebas sobre la financiación ilegal del PP de Aguirre

Anticorrupción establece conexiones entre la red que dirigía Francisco Correa y la trama Púnica

Esperanza Aguirre y el ex secretario general del PP de Madrid Francisco Granados.
Esperanza Aguirre y el ex secretario general del PP de Madrid Francisco Granados.ÁLVARO GARCÍA

Las tramas Gürtel y Púnica se cruzan bajo un mismo denominador común: las dos coadyuvaron supuestamente a la financiación ilegal del Partido Popular de Madrid durante el mandato de Esperanza Aguirre al frente del Gobierno regional y del partido. El juez de la Audiencia Nacional Manuel García-Castellón, instructor de Púnica, ha citado para este jueves a dos exalcaldes del PP de grandes municipios de Madrid implicados en Gürtel (Arturo González Panero, de Boadilla del Monte, y Guillermo Ortega, de Majadahonda) y a una exempleada de la red que dirigía Francisco Correa, Isabel Jordán.

En el sumario sobre la trama Púnica, el juez García-Castellón mantiene como imputada por financiación ilegal del partido a la expresidenta madrileña. La Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil y diferentes testimonios sitúan a Aguirre en reuniones en las que se habló de cómo obtener dinero para financiar campañas electorales. Dinero ilícito que finalmente llegó al partido por diferentes vías; entre ellas Gürtel y Púnica, según acreditan ambos sumarios.

Ortega, González Panero y Jordán, que declararán como testigos en la tarde del jueves, han entregado escritos en la Fiscalía Anticorrupción en los que apuntan a Aguirre como conocedora de los entresijos económicos del partido. “Nada se movía sin que ella lo supiera”, coinciden estos testigos.

Estos tres testigos, encausados en Gürtel, han decidido colaborar con la Fiscalía Anticorrupción. Y, según fuentes jurídicas, revelarán que hubo financiación ilegal del PP madrileño a través de una maraña de sociedades amigas compinchadas, que compensaban al partido con ayudas económicas los sobreprecios que percibían del Gobierno regional gracias a contratas otorgadas a dedo o mediante pagos de obras fracturadas a propósito para eludir la ley.

Sobres de empresarios

El exalcalde de Majadahonda, que se halla condenado y preso en Soto del Real por su implicación en Gürtel, sostendrá ante el juez que en su etapa al frente del mercado Puerta de Toledo, participado al 100% por el Instituto Madrileño de Desarrollo (Imade), se realizaron en 2006 campañas de publicidad y se adjudicaron a dedo contratas de asesoramiento por unos tres millones de euros que fueron encargadas a las empresas MQM, Swat SL y Over Marketing. Y que parte de ese dinero público acabó luego en el partido en vísperas de la campaña electoral de 2007.

Ortega, siempre según las citadas fuentes, avanzará que recibió sobres con sumas de dinero de al menos cuatro constructoras durante su etapa como alcalde de Majadahonda. Dará nombres y dirá que él mismo entregó esos sobres en la sede que el PP regional posee en la calle de Génova. Ortega ha presenciado manejos económicos entre Aguirre y Beltrán Gutiérrez, exgerente del PP madrileño y otro de los investigados en Púnica. Precisamente una agenda de Beltrán intervenida en un registro de la Guardia Civil es una de las pruebas de las que se nutre el sumario de Púnica y que ha permitido destapar el principal fleco de la financiación ilegal del PP de los últimos lustros.

El exalcalde de Boadilla del Monte contará detalles sobre una reunión de alcaldes en la sede del PP en la que el entonces secretario general de los populares madrileños, Francisco Granados, uno de los cabecillas de Púnica, comentó que el partido apenas tenía fondos y que había que conseguir dos millones de euros para la campaña electoral de 2007. Y que Granados les pidió que uno de esos dos millones debían conseguirlo a través de los Consistorios, hecho que provocó protestas de algunos regidores que le preguntaron cómo podían hacerlo sin cometer ningún delito.

Al igual que los otros, Isabel Jordán, exempleada de la firma de Gürtel Special Events, también ha presentado un escrito en Anticorrupción en el que vincula a la red Gürtel con Púnica a través de Daniel Mercado, máximo responsable de la firma Over Marketing. Este recibió contratas amañadas del Gobierno de Aguirre e incluso actuó en connivencia con empresas de Gürtel para obtenerlas. Jordán se encargó durante años de los eventos en los que intervenía la entonces presidenta regional Aguirre; y, en ocasiones, la vio personalmente dar instrucciones de cómo quería que fuesen los escenarios de sus eventos, obsesionada con su proyección pública y promoción dentro del partido. También indicará que la adjudicación de la mayoría de actos del partido estaba amañada para que los realizara Over Marketing bajo sobreprecios de hasta un 40% sobre el coste real.

El publicista argentino Daniel Mercado y sus cinco empresas, entre ellas Over Marketing, es el gran eslabón que une las redes Gürtel y Púnica. Mercado contribuyó con su arrepentimiento a destapar la corrupción del Gobierno de Baleares en la época del exministro y expresidente balear Jaume Matas. Y también ha reconocido que sus tentáculos se extendieron a otros Gobiernos regionales del PP, entre ellos el de Aguirre en Madrid.

Era costumbre durante el Gobierno de Aguirre que los lunes se celebrase una reunión, con asistencia del exviceconsejero del Gobierno de Aguirre Alberto López Viejo (quien también se halla en prisión por Gürtel) para analizar los actos que se iban a desarrollar durante la semana con la intervención tanto de la expresidenta Aguirre como del resto de miembros de su Gobierno. Y era en esas reuniones donde se repartía el pastel de las adjudicaciones, que siempre recaían en las mismas firmas.

Campañas fantasma

Isabel Jordán ha aportado en la Fiscalía correos electrónicos que acreditan connivencias entre las empresas de Mercado y las de Gürtel. Mercado conoció a destacados miembros de la cúpula del PP jugando con ellos al paddel. Cuando chocó con las pretensiones de las empresas de Francisco Correa por realizar él tales eventos, ambos se vieron impelidos a pactar. Los dos tenían padrinos en el Gobierno de Aguirre. Over Marketing trabajaba para la comunidad antes de la llegada de Gürtel. Esta se reservó todo lo relacionado con los actos de Aguirre mientras Over se encargó de la publicidad y mercadotecnia. Millones de euros.

Anticorrupción está investigando si hubo pagos con dinero público a Over Marketing y otras empresas en relación con campañas publicitarias que no es que estuvieran sobrevaloradas, sino que ni siquiera llegaron a materializarse. Se cobraron y no se hicieron. La investigación de la trama Púnica no podrá ir más allá del próximo agosto, de ahí que el juez haya citado antes a estos tres testigos con la finalidad de dar por concluidas las pesquisas con vistas al juicio.

Lo más visto en...

Top 50