Los alcaldes mantienen la presión al Gobierno para destinar sus ahorros a los gastos del coronavirus

La FEMP presentará enmiendas para garantizar “la suficiencia de recursos transferibles” para la gestión del ingreso mínimo vital

El Presidente de la FEMP y alcalde de Vigo, Abel Caballero.
El Presidente de la FEMP y alcalde de Vigo, Abel Caballero.OSCAR CORRAL / EL PAÍS

Los alcaldes del PSOE y del PP mantuvieron este martes la presión sobre el Gobierno para disponer de los 18.000 millones ahorrados de ejercicios anteriores en la reconstrucción económica y social del país. El ambiente en la Junta de Gobierno de la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) fue, por primera vez en semanas, de moderado optimismo. “Ahora sí, ahora estamos hablando de remanentes, algo de lo que no podíamos hablar con un Ejecutivo desde 2012″, afirmó su presidente y alcalde de Vigo, Abel Caballero. El dirigente socialista advirtió la víspera en la ejecutiva federal de su partido del malestar municipal, agravado por la falta de liquidez de los Ayuntamientos. El regidor de Valladolid, Óscar Puente, recalcó que se trataba de una demanda transversal, no solo de los alcaldes populares.

El Ministerio de Hacienda lleva meses ganando tiempo ante la dimensión de la solicitud de los Ayuntamientos de utilizar el remanente de tesorería para dar cobertura a los gastos derivados de la pandemia. Los 18.000 millones equivalen a casi dos puntos del PIB. El Gobierno se abre a que los alcaldes puedan emplear una parte. Y se resiste a dar ninguna cifra, a la espera de que se cierre el acuerdo para el reparto del fondo de reconstrucción europeo: España espera recibir 140.000 millones de los 750.000 millones del fondo. Las condiciones están por decidir: el Ejecutivo quiere que sean transferencias directas en vez de fondos reembolsables. Entretanto, las fuentes gubernamentales consultadas recuerdan que el 17 de marzo se aprobó la flexibilización de la regla de gasto para que los municipios pudiesen invertir un máximo de 300 millones de su superávit en partidas sociales.

Otra de las prioridades de los alcaldes es asegurar, con financiación estatal, la gestión del ingreso mínimo vital. La FEMP presentará enmiendas al proyecto de ley que se tramitará en el Congreso para garantizar “la suficiencia de recursos transferibles” a las entidades locales “sin que suponga mayor gravamen para las Administraciones Municipales y Provinciales y se reconozca el coste efectivo del servicio prestado”. Los Ayuntamientos, que arrastran unas plantillas muy mermadas desde la crisis de 2008, deberán presentar antes de agosto las propuestas de las enmiendas. El objetivo es que estén acordadas y disponibles para su presentación en el Parlamento a primeros de septiembre.

Los alcaldes del PP también exigieron que se celebre la reunión con el presidente del Gobierno pendiente desde hace semanas. “Hemos reclamado a Sánchez que cumpla con su palabra y se reúna con la FEMP para permitirnos a los Ayuntamientos utilizar el superávit y los remanentes. Seguimos esperando sin ninguna fecha a la vista y lo que es peor, siendo ninguneados”, afirmó Gema Igual, alcaldesa de Santander. Caballero trasladó en la reunión que una vez se negocie con el Ministerio de Hacienda se solicitará una entrevista con el presidente del Gobierno. No antes.

Más información

Lo más visto en...

Top 50