Obituarios

Julio Anguita, líder histórico de Izquierda Unida, muere a los 78 años

El político cordobés no ha podido superar una parada cardiorespiratoria por la que fue ingresado hace justo una semana

Julio Anguita, en la jornada inaugural de la segunda asamblea federal de Izquierda Unida en 1990. En vídeo, su legado en la política española. GORKA LEJARCEGI / EFE (VÍDEO: EPV)

Julio Anguita, ex coordinador federal de Izquierda Unida, ha muerto este sábado a los 78 años en el Hospital Universitario Reina Sofía de Córdoba . Anguita, que ha fallecido a las 11.00, ingresó allí hace justo una semana tras sufrir un paro cardiaco en su domicilio. Durante estos siete días ha permanecido ingresado en la UCI en estado crítico, una situación que ha empeorado en las últimas horas.

La última vez que se vio públicamente al conocido como el Califa Rojo, por sus resultados electorales arrolladores en la ciudad de la que fue alcalde de 1979 a 1986 y que ahora lo despide, fue hace apenas unos días. En un vídeo publicado el 4 de mayo por el Colectivo Prometeo, del que formaba parte, Anguita hace un llamamiento desde su confinamiento domiciliario en plena pandemia por el coronavirus: “En estos momentos de crispación, hace falta serenidad, reflexión y sopesar razones. De cómo salgamos del hoy, va a ser el mañana”.

Más información

Llevaba retirado de la primera fila de la política desde 2000, cuando dejó la dirección de IU después de un segundo infarto. El corazón le había dado ya varios avisos. El primero en plena campaña electoral, cuando se presentaba como candidato a la presidencia del Gobierno en 1993 después de una carrera que lo consolidó como uno de los políticos más respetados a derecha e izquierda. Anguita, con su eterna barba, caía bien a la gente pese a su carácter adusto. De su mano y bajo el lema “Programa, programa, programa”, IU obtuvo su mayor éxito electoral en 1996 con 21 diputados, año en el que José María Aznar ganó por primera vez las elecciones para el Partido Popular.

Maestro de escuela y licenciado en Historia, el político nacido en Fuengirola (Málaga, 1941) volvió a su puesto en un instituto de Córdoba tras pasar el liderazgo de IU a manos de Francisco Frutos. Pero nunca se dejó de hablar de él. Participó en conferencias, eventos públicos y entrevistas hasta el final. Una tarde de 2003, minutos antes de participar en un acto en Getafe (Madrid), recibió el mayor palo de su vida. Su hijo mayor, el periodista Julio Anguita Parrado, había muerto en Irak alcanzado por un misil cuando cubría el conflicto para el diario El Mundo. “Malditas sean las guerras y los canallas que las hacen”, condenó el dirigente comunista al enterarse. Ya jubilado, renunció por escrito a la pensión vitalicia a la que tenía derecho por sus años como parlamentario. El líder histórico de Izquierda Unida llevó en sus últimos años una vida tranquila en Córdoba para cuidar de su maltrecho corazón, pero nunca había desaparecido del todo, hasta hoy.

El Salón de Plenos del Ayuntamiento de Córdoba acogerá la capilla ardiente del exalcalde de la localidad, que debido a las medidas excepcionales por la pandemia, no estará abierta al público. Su familia ha trasladado su agradecimiento por las muestras de cariño manifestadas al conocerse el fallecimiento del político cordobés a través de un comunicado remitido a la agencia Europa Press: “Ante la imposibilidad de dar respuesta personalmente a las innumerables muestras de apoyo recibidas en la última semana, quiere trasladar su más sincero agradecimiento por el cariño mostrado. Toda la fuerza que en estos días habéis enviado a Julio, nos acompaña y reconforta ahora a nosotros. Gracias, de corazón”.

El consistorio cordobés, donde la bandera de la ciudad ya ondea a media asta, ha activado un libro de condolencias virtual para que los ciudadanos puedan compartir sus mensajes de recuerdo al exdirigente. Las reacciones de líderes de todo el espectro político y de las organizaciones sociales se han producido por las redes sociales. La mayoría han coincido en resaltar su legado como referente de la izquierda y su ascendiente sobre las generaciones que le sucedieron. El presidente del Gobierno y líder del PSOE, Pedro Sánchez, se ha referido a él como “un hombre coherente, honesto, siempre crítico, que defendió de manera incansable la igualdad y la justicia social”, en Twitter. El coordinador federal de IU y ministro de Consumo, Alberto Garzón, también ha expresado sus condolencias por el fallecimiento del político cordobés a través de un tuit: “Hemos perdido al más grande. Nuestro amigo, nuestro camarada. Te echaremos tanto de menos. Has sido y serás la inspiración de muchos. Gracias por tu ejemplo. Seguimos tu lucha”. El vicepresidente del Gobierno y secretario general de Unidas Podemos, Pablo Iglesias, se ha referido a él como “nuestro mejor referente político”, en su cuenta de esa misma plataforma.

La líder de Adelante Andalucía -la confluencia de Podemos e IU en esa comunidad-, Teresa Rodríguez, ha recordado la influencia que el exdirigente cordobés dejó en su vocación pública. “Algunos empezamos a interesarnos por la política escuchándolo siempre valiente, siempre coherente, renunciando a los privilegios de la política y al compadreo con el neoliberalismo en cualquiera de sus facetas”. Toni Valero, coordinador de IU en esta región, también se ha referido a su legado político. “Su impronta marcará para siempre a quienes luchan por la justicia social”, ha señalado en un tuit.

El presidente de la Junta de Andalucía, Juan Manuel Moreno, ha sido de los primeros dirigentes políticos en expresar sus condolencias por el fallecimiento del político cordobés. “Tenía todos mis respetos y reconocimiento por su aportación a la política en España. Un hombre comprometido con sus ideas y capaz de llegar a acuerdos necesarios a pesar de las discrepancias. Mis condolencias a sus compañeros y a su familia”, ha manifestado el dirigente del PP en un mensaje en Twitter. Su antecesora en el cargo y líder del PSOE andaluz, Susana Díaz, ha destacado su importancia para “para entender la España contemporánea”.

Unai Sordo, secretario general de CC OO, sindicato con el que Anguita, como coordinador general de IU mantuvo una estrecha relación, se ha referido a él como “un ejemplo de coherencia con sus ideas”. El actual alcalde de Córdoba, el popular José María Bellido, y sus predecesores también han alabado en redes sociales la trayectoria del que fuera el primer regidor de la democracia en esa ciudad.


En EL PAÍS, decenas de periodistas trabajan para llevarte la información más rigurosa y cumplir con su misión de servicio público. Si quieres apoyar nuestro periodismo y disfrutar de acceso ilimitado, puedes hacerlo aquí por 1€ el primer mes y 10€ a partir del mes siguiente, sin compromiso de permanencia.

Suscríbete

Más información

Lo más visto en...

Top 50