Exteriores desbloquea la elección de puestos diplomáticos clave

El órgano que propone la designación de plazas se reúne este jueves

Arancha González Laya, en una comparecencia en el Congreso de los Diputados celebrada el pasado 23 de abril.
Arancha González Laya, en una comparecencia en el Congreso de los Diputados celebrada el pasado 23 de abril.Fernando Alvarado / EFE

La parálisis que afecta al nombramiento de puestos clave en el Ministerio de Exteriores está en vías de solución. La ministra de Exteriores, Arancha González Laya, se reunió este lunes con la Asociación de Diplomáticos Españoles, que representa al 64% del cuerpo, para agilizar un proceso de asignación de puestos congelado desde principios de año. Tras las protestas expresadas por este colectivo, responsable de ejecutar la política exterior española, la ministra dará este jueves el primer paso para el desbloqueo, según explican fuentes del ministerio.

González Laya conocía el malestar de los diplomáticos porque todas las asociaciones que los representan le habían enviado cartas para pedirle que acelerara la provisión de puestos. Más de un centenar de cargos en misiones exteriores (entre ellos el de embajador en Turquía, vacante desde que su anterior titular, Juan González Barba, fue nombrado secretario de Estado para la UE, y otros puestos de responsabilidad en Washington, La Habana o Brasilia) permanecen pendientes de asignación desde el pasado febrero. El encuentro de la ministra con la Asociación de Diplomáticos Españoles se produjo este lunes, el mismo día en que este diario informó del descontento entre el cuerpo diplomático.

Como primer paso para reactivar el proceso, este jueves se reúne la Junta de la Carrera Diplomática, que evalúa las peticiones de destino y asesora al ministerio en esta materia. En el encuentro, convocado por la subsecretaria del ministerio, Ángeles Moreno, debe quedar despejada la decisión de la ministra respecto a los llamados cargos de asterisco, puestos diplomáticos de especial sensibilidad y que designa directamente la titular de Exteriores. En este caso, se trata de la Segunda Jefatura en Washington, el Cónsul General en La Habana, la Segunda Jefatura en La Habana y la Segunda Jefatura en Caracas. Una vez conocida la elección de la ministra, estos profesionales comenzarán a hacer el encaje del resto de diplomáticos. El proceso debería culminar en varias semanas para que las rotaciones puedan hacerse en verano.

Como argumento para este retraso, Exteriores alega que las urgencias derivadas de la covid-19 han impedido durante este periodo gestionar asuntos que no estuvieran ligados a la pandemia. Los diplomáticos admiten la excepcionalidad del momento, pero consideran que ese bloqueo en los nombramientos menoscaba la acción exterior de España. Este colectivo, compuesto por un millar de personas, destaca también la incertidumbre que les genera la dilación, al tener que preparar sus desplazamientos —y los de sus familias— en un tiempo récord.

Iniciado ese proceso, queda pendiente el nombramiento del titular de la Subsecretaría del Ministerio —el resto de ministerios ya han decidido sobre este puesto clave desde la toma de posesión de Pedro Sánchez— y el de la dirección de la Agencia Española de Cooperación. La subsecretaria actual es desde febrero secretaria de Estado de Cooperación, por lo que la ministra debe designar a un nuevo titular para esta tarea.

Más información

Lo más visto en...

Top 50