Actores

El juicio contra Willy Toledo aún colea y la Audiencia de Madrid tendrá que estudiar el caso

Abogados Cristianos recurre la absolución y el abogado del actor pide que se condene al colectivo a pagar las costas

Willy Toledo, durante el juicio celebrado en el Juzgado de lo Penal 26 de Madrid, a principios de 2020.
Willy Toledo, durante el juicio celebrado en el Juzgado de lo Penal 26 de Madrid, a principios de 2020.

La causa judicial abierta contra Willy Toledo, por cagarse en Dios y en la Virgen en las redes sociales, aún colea. Y aterriza ahora en la Audiencia Provincial de Madrid. Después de que la juez Sonia Agudo absolviese el pasado febrero al actor de un delito de ofensa de los sentimientos religiosos, la Asociación de Abogados Cristianos ha presentado un recurso para que se corrija esa resolución y se le condene por su “grosera e insultante expresión de desprecio y mofa hacia las creencias de la religión católica”. Por su parte, el abogado del intérprete, Endika Zulueta, también ha anunciado que recurrirá para que la acusación tenga que pagar todas las costas del proceso.

“Los tribunales españoles tienen asuntos mucho más importantes que analizar si las personas ultrajan a las vírgenes por Facebook. Estamos en el siglo XXI, no en la Edad Media, donde parece vivir esta asociación”, ha explicado el letrado de Toledo sobre una causa que arrancó en 2017, cuando Abogado Cristianos presentó la primera denuncia. El actor había publicado un post de apoyo a las tres mujeres encausadas por sacar en Sevilla una reproducción de plástico de una vagina de casi dos metros —una actuación bautizada como la procesión del coño insumiso—: “Yo me cago en Dios, y me sobra mierda para cagarme en el dogma de la santidad y virginidad de la Virgen María”, rezaba el escrito.

El colectivo también denunció un segundo mensaje, difundido con motivo de la fiesta nacional del 12 de octubre: “Me cago en el descubrimiento. Me cago en los conquistadores codiciosos y asesinos. Me cago en la Virgen del Pilar y me cago en todo lo que se menea. Nada que celebrar. Mucho que defecar. Boas noites”. Según relató Toledo durante el juicio, no tenía intención de ofender los sentimientos religiosos de los católicos y los enmarcó dentro del ejercicio de la libertad de expresión y la crítica política.

Abogados Cristianos rechaza esa tesis en su recurso, fechado el pasado 10 de marzo y al que tuvo acceso EL PAÍS: “Constituyen una grosera e insultante expresión de desprecio y mofa hacia las creencias de la religión católica, innecesaria totalmente para sostener esa crítica política a través de la cual pretende exculparse el acusado”, apunta el documento, donde se considera que la juez Agudo cometió un error en la valoración de la prueba: “[El actor] sostuvo que el objetivo no era ofender a nadie. No obstante, de las publicaciones de Facebook, de sus propios comentarios a las mismas e incluso de sus declaraciones a la entrada y salida del juzgado, resulta difícil de admitir que no tuviera intención de realizar la burla tenaz de los sentimientos religiosos mencionados”.

En su resolución, la magistrada del Juzgado de lo Penal 26 de Madrid insistió en que el estilo que “caracteriza las publicaciones” del intérprete no acredita que haya incurrido en un delito, aunque admitió “la falta de educación, el mal gusto y el lenguaje soez utilizado”. Además, la juez también decidió aplicar el principio de in dubio pro reo —en caso de duda, resolver a favor del procesado—, ya que consideró que la acusación no había presentado suficientes pruebas que acreditasen que Toledo quiso ofender los sentimientos. “Siempre es fácil decir que no era eso lo que se pretendía”, reprocha Abogados Cristianos en su nuevo escrito, donde añade: “Si realmente no hubiese sido esa su intención, podría haberse disculpado. No obstante, el querellado en su show a la entrada y salida del juicio, insiste en ‘cagarse una y mil veces’ y ‘seguirse cagando’ en el dogma”.

Más información

Lo más visto en...

Top 50