La Guardia Civil multó a soldados que viajaban con salvoconducto de sus mandos

Una asociación de militares pide que Defensa pague las sanciones por desplazarse al domicilio familiar

Militares de la Brigada Extremadura, en un control de carretera en la frontera con Portugal.
Militares de la Brigada Extremadura, en un control de carretera en la frontera con Portugal.Europa Press

La Guardia Civil ha rechazado en las últimas dos semanas los salvoconductos que el Ejército expidió a los militares que se desplazaban a sus domicilios familiares y ha presentado numerosas denuncias contra ellos. Esta es la razón, según fuentes militares, por la que el Ejército de Tierra decidió el pasado viernes suprimir estos salvoconductos y prohibir todos los desplazamientos de los soldados de permiso.

Los militares tienen la obligación de residir en el municipio donde están destinados, o como máximo a dos horas de distancia del mismo; lo que, unido a su alta movilidad, hace que su residencia habitual no coincida con frecuencia con el domicilio familiar, al que se desplazan en fines de semana o cuando disfrutan de permiso.

El pasado 11 de abril, el Estado Mayor del Ejército dictó una instrucción en la que señalaba que, “dado que el mero hecho de ostentar la condición de militar no evita las restricciones de circulación impuestas, salvo para el ejercicio de sus funciones, para facilitar los desplazamientos a y desde el domicilio, tanto al habitual como al familiar en caso de encontrarse este en plaza distinta a la de destino, las UCO [Unidades, Centros y Organismos] podrán emitir certificados justificativos ante el requerimiento de las FCSE [Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado]”. La orden advertía de que los desplazamientos al domicilio familiar debían hacerse “de forma restrictiva, siempre como consecuencia de los turnos de trabajo” en la unidad y nunca “por motivos discrecionales o de disfrute de vacaciones”, pues en este caso los militares están sujetos “a las mismas medidas de restricción de movimiento que el resto de la sociedad”.

La orden hizo que muchos militares viajaran en Semana Santa y en posteriores fines de semana con un certificado emitido por el jefe de su unidad, convencidos de que les serviría de salvoconducto para pasar sin problemas los controles policiales. Sin embargo no fue así y muchos se han encontrado con denuncias que, en su cuantía mínima, 600 euros, pueden suponer hasta el 50% del sueldo de un militar de tropa. En algún caso en que el militar ha intentado seguir adelante con su viaje, según fuentes militares, se ha encontrado incluso con una acusación más grave: desobediencia a la autoridad.

La plataforma Militares Con Futuro ya advirtió de que estos salvoconductos vulneraban las restricciones impuestas por el estado de alarma y ahora ha pedido al Ministerio de Defensa que asuma su responsabilidad y se haga cargo de las multas impuestas a los soldados a los que se indujo por error a creer que podían desplazarse a sus domicilios familiares.

Información sobre el coronavirus

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

- Aquí puede seguir la última hora sobre la evolución de la pandemia

- Así evoluciona la curva del coronavirus en España y en cada autonomía

- Preguntas y respuestas sobre el coronavirus

- Guía de actuación ante la enfermedad

- En caso de tener síntomas, estos son los teléfonos que se han habilitado en cada comunidad

- Pinche aquí para suscribirse a la newsletter diaria sobre la pandemia

Sobre la firma

Miguel González

Responsable de la información sobre diplomacia y política de defensa, Casa del Rey y Vox en EL PAÍS. Licenciado en Periodismo por la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB) en 1982. Trabajó también en El Noticiero Universal, La Vanguardia y El Periódico de Cataluña. Experto en aprender.

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS