Cae una banda asentada en Málaga que distribuía marihuana en Europa

La Policía Nacional ha detenido a 16 personas y se ha incautado de 650 kilos de droga y más de medio millón de euros en efectivo

Chalé de la Costa del Sol desde el que se manejaba una red de tráfico de estupefacientes desarticulada por la Policía Nacional.
Chalé de la Costa del Sol desde el que se manejaba una red de tráfico de estupefacientes desarticulada por la Policía Nacional.Policía Nacional

Las constantes escapadas de un ciudadano español a Reino Unido hicieron saltar las alarmas policiales. Sobre todo, cuando averiguaron el motivo: recaudar dinero en metálico para introducirlo luego en territorio español. Por eso, en uno de esos viajes y justo tras aterrizar procedente de Londres, los agentes comprobaron su equipaje. Encontraron 52.655 euros y 535 libras. También cinco teléfonos móviles y hojas manuscritas con anotaciones de pagos y cobros de altas cantidades de dinero. Era septiembre de 2018 y el hallazgo de dicha contabilidad ha resultado una de las claves para acabar con una banda de narcotraficantes. Tenían su centro de operaciones en una mansión con piscina en la Costa del Sol, desde donde distribuían decenas de kilos de marihuana por varios países europeos.

La operación, denominada Boutique, finalizó hace unas semanas con la detención de 16 personas ―13 de ellas de nacionalidad española― de las que 12 han ingresado ya en prisión. Málaga, Dublín, Londres, Dusseldorf, Bayona, Madrid y Torremolinos son algunas de las ciudades por las que se movían con frecuencia los miembros de la banda criminal. También han sido los escenarios de una larga investigación que, desde el inicio, se centró en los nombres que aparecían en los papeles incautados al primero de los investigados. Los siguientes miembros fueron cayendo, poco a poco, casi por capítulos de un serial de año y medio de duración.

Tras la primera intervención policial, la siguiente ocurrió en junio de 2019. Los investigadores siguieron a un camión que había salido desde Málaga hasta que fue finalmente interceptado en la autopista A-9, en la localidad Narbona, al sur Francia. En su interior había 275 kilos de marihuana oculta entre productos de alimentación, cuyo destino final era Alemania. Un mes después, oficiales de aduanas de Dublín detenían a un español con 177.330 euros en efectivo que pretendía, también, llegar hasta tierras germanas, concretamente a Dusseldorf, en el noroeste alemán.

Marihuana escondida en bolsas de deporte

La secuencia da entonces un salto hasta comienzos de 2020. El 10 de enero, en Málaga, la Policía Nacional intervino otros 173 kilos de marihuana envasados al vacío. Estaban repartidos en diez bolsas de deporte en el interior de un vehículo, que conducía otro de los investigados, que fue detenido. Y el 13 de enero los agentes identificaron, en Torremolinos, a dos miembros más de la organización: un hombre que acababa de llegar de Alemania y una mujer a la que ya se investigaba, a los que se incautaron 105.000 euros en efectivo guardados en una caja en un turismo.

El siguiente capítulo se escribió, días después, en una zona industrial del Corredor del Henares. El 11 de febrero, un camión recogía mercancía legal de una nave y tomaba destino a Berlín. Al emprender su marcha fue seguido, sin saberlo, por patrullas policiales. De nuevo nada más entrar en Francia, esta vez por Bayona, el tráiler fue inspeccionado por las autoridades aduaneras galas, que hallaron 165 kilos de marihuana ocultos entre el cargamento.

El penúltimo paso de esta larga operación se dio a finales del mismo mes de febrero. Primero con la detención de dos personas en la estación de Atocha, en Madrid, hasta donde habían viajado desde Málaga para recoger 100.000 euros en efectivo. Finalmente, el golpe final se produjo con el arresto de otros ocho integrantes de la organización criminal. Como epílogo, a comienzos del mes de marzo, fueron detenidos los últimos miembros de la infraestructura del grupo fueron.

Como resultado, la operación Boutique -desarrollada por la Policía Nacional junto a la Oficina Única Contra los Estupefacientes (OFAST, por sus siglas en francés) de Francia- ha concluido con 16 personas detenidas, de las que 12 han ingresado ya en la cárcel. En los casi dos años de trabajo policial se han incautado 650 kilos de marihuana, algo más de medio millón de euros en metálico, dos camiones, un turismo, un revólver, dos pistolas de fogueo y numerosos teléfonos y dispositivos electrónicos, así como diversa documentación.

Más información

Lo más visto en...

Top 50