Alicante aplaza las Hogueras de San Juan a la primera semana de septiembre

El alcalde, Luis Barcala, anuncia que las fiestas oficiales de la ciudad se postergan en busca de un horizonte sanitario seguro y para respaldar la remontada económica

Un agente junto al dueño de una mascota en la Explanada de Alicante.
Un agente junto al dueño de una mascota en la Explanada de Alicante.AYTO ALICANTE / Europa Press

Era la única de las fiestas oficiales de las tres capitales de la Comunidad Valenciana que seguía pendiente del hilo del coronavirus. Y finalmente, como las Fallas de Valencia o la Magdalena de Castellón, se ha tenido que postergar. El Ayuntamiento de Alicante acaba de anunciar que las Hogueras de San Juan se trasladan a la primera semana de septiembre, entre los días 2 y 6. Los motivos principales, según un comunicado del alcalde, Luis Barcala, son garantizar la seguridad de los organizadores y participantes y respaldar a los sectores turístico y comercial, imprescindibles para “remontar tras esta pandemia”.

Según el primer edil alicantino, “se descarta, salvo fuerza mayor, la suspensión definitiva de las Hogueras 2020”. Las Hogueras de Alicante se celebran entre el 21 y el 24 de junio. Una fecha que no quedaba del todo exenta de riesgos a la hora de celebrar los actos oficiales sin ningún impedimento. Sobre todo, los previos a la semana central. “La evolución de la pandemia hace improbable que, aunque se hubiera superado la etapa de confinamiento, pudieran celebrarse” actos como la presentación de las comisiones o la elección de las Belleas del Foc adulta e infantil, figura central de la fiesta alicantina. Del mismo modo, la incertidumbre planeaba sobre las labores de preparación de todo el entramado festero, como “la construcción de los monumentos, las indumentarias, la contratación de barras, bandas de música”, explica Barcala, “el sector turístico en general, el comercio, la feria taurina o la contratación de la iluminación oficial”.

El aplazamiento ha tenido en cuenta el importante impacto económico de la fiesta en la ciudad, calculado por un estudio de la Universidad de Alicante en 40 millones de euros. Y en el actual contexto económico generado por el estado de alarma decretado por el Gobierno, la pérdida total de estos ingresos habría sido fatal para la segunda ciudad de la Comunidad Valenciana. Por ese motivo, Barcala señala como uno de los objetivos del aplazamiento “respaldar a nuestro sector turístico y comercial para el que la celebración de las Hogueras va a suponer una inyección de actividad y recursos que van a ser capitales para remontar tras esta pandemia”.

Las fechas elegidas responden a una serie de objetivos planteados por Barcala en su anuncio oficial. Septiembre se baraja como un “horizonte temporal razonable” en el que se haya superado la crisis sanitaria de la Covid-19 “y haga segura” la celebración de las fiestas. Permite también que las comisiones de hogueras y barracas tengan un margen de tiempo suficiente para “cumplir con sus compromisos y obligaciones”. E, igualmente, afloja los plazos de los artistas que elaboran los monumentos, que en buena parte, ya vieron cómo se postergaban a julio las Fallas de Valencia, en la que muchos trabajan, y que ahora están inmersos en la paralización total de su actividad. Además, la primera semana de septiembre “no interfiere ni se solapa” con otras fiestas y celebraciones de la ciudad o su entorno, con lo que ingredientes básicos como las bandas de música, la feria taurina o la iluminación estarían disponibles.

Finalmente, Barcala también hace hincapié en que en esos días el curso escolar todavía no habrá comenzado, ya que su inicio está previsto “para la segunda semana de septiembre”. Lo que sí se modificará, o eso pretende Barcala, es el calendario laboral autonómico, ya que la Generalitat había decretado el 24 de junio como festivo. “Se va a solicitar al Consell de la Generalitat Valenciana” que la festividad se traslade “al viernes 4 de septiembre”. Finalmente, el alcalde alicantino destaca que esta “decisión dolorosa pero responsable” no significa el parón definitivo de las Hogueras 2020. En su comunicado, subraya que “se descarta, salvo fuerza mayor, la suspensión definitiva de las Hogueras 2020”. “El escenario de perder completo el ejercicio 2020 es, con diferencia, y por todas las razones expuestas, el peor de todos”, sentencia.

Lo más visto en...

Top 50