Nuestros periodistas recomiendan de forma rigurosa e independiente productos y servicios que puedes adquirir en Internet. Cada vez que compras a través de algunos enlaces añadidos al texto, EL PAÍS recibe una comisión. Lee aquí nuestra política comercial.

Las mejores cajas fuertes portátiles para la playa y la piscina

En estos tres modelos de cajas fuertes portátiles que hemos analizado puedes guardar el dinero, el teléfono móvil o las llaves de forma segura

Los tres modelos tienen un diseño idóneo para llevar a la playa o a la piscina.
Los tres modelos tienen un diseño idóneo para llevar a la playa o a la piscina.

Las altas temperaturas nos recuerdan que el verano ya está aquí de nuevo. Así, durante la época estival son habituales las salidas a la playa y a la piscina. ¿Cómo podemos garantizar la seguridad de nuestros objetos personales más preciados como el teléfono móvil, las llaves (ya sean las de casa o el coche) o el dinero y la documentación de nuestra cartera?

Existe un accesorio de especial ayuda: una caja de seguridad portátil donde guardar los objetos de valor. Este tipo de productos, por sus dimensiones y peso, son ideales para llevarlos en los desplazamientos y lo habitual es que requieran una combinación de tres dígitos para acceder al contenido depositado en su interior. También ofrecen un cable de anclaje o fijación para unirlo a otro objeto y que así no pueda robarse.

¿Qué cajas fuertes portátiles hemos elegido?

Las propuestas elegidas para esta comparativa son las siguientes: AquaVault FlexSafe (8,75), Master Lock ML-P005CEURBLKHRO (9) y Safego WHITE 141 (9,25). Estos son los criterios tenidos en cuenta en sus respectivas valoraciones:

- Diseño: en concreto, la calidad de los materiales seleccionados para su fabricación y el acabado de la caja fuerte portátil de acuerdo a su precio.

- Capacidad: ¿cómo de grande es el interior?

- Seguridad: los sistemas que incorporan para garantizar que los objetos personales que guardamos permanecen a buen recaudo

- Experiencia de uso: si la caja fuerte portátil cumple o no con las expectativas que uno espera obtener de un accesorio de este tipo.

Comparativa de cajas fuertes portátiles. Así las hemos probado

Hemos testeado de manera independiente cada una de estas tres alternativas para comprobar cómo es su diseño, comodidad de uso y materiales. Además, hemos comprobado cómo de efectivas resultan sus prestaciones como cajas fuertes portátiles y si la experiencia de uso es satisfactoria. A este respecto, cabe apuntar que cualquiera de ellas es una alternativa a considerar si buscamos un accesorio de este tipo para garantizar la seguridad de los artículos de valor que podemos llevar a la playa o la piscina. Es aconsejable, no obstante, echar un vistazo a nuestra caja de seguridad portátil de vez en cuando para estar más tranquilos.

La caja fuerte portátil Safego WHITE 141 ha obtenido la valoración media más alta con 9,25 puntos. Este modelo, resistente al agua y a los golpes, combina un sistema de bloqueo de tres dígitos con acceso al interior mediante llave.

Caja fuerte portátil Safego

Disponible en cuatro colores (blanco, rosa, negro y verde), tiene el diseño más bonito de las cuatro propuestas seleccionadas, por lo tanto, es el que más llama la atención: huye de la clásica imagen a la que los usuarios tienden a asociar esta clase de accesorios y opta por una estética similar a la de un bolso. La calidad del acabado es correcta y su plástico ABS le hace resistente al agua y a los golpes.

Ficha técnica

  • Seguridad: código de tres dígitos y llave de acceso.
  • Dimensiones: 191 x 178 x 102 milímetros.
  • Peso: 500 gramos.
  • Otros: disponible en varios colores, plástico ABS, cierre con aleación de zinc, cable de acero flexible y resistente.

Pesa cerca de 500 gramos y posee unas dimensiones de 191 x 178 x 102 milímetros, especificaciones que, al igual que sucede con sus contrincantes, facilita que se pueda trasladar de un sitio a otro sin dificultad. La capacidad del interior es suficiente para almacenar varios objetos sin problemas. Como cabría esperar, incluye la opción de añadir una contraseña a la cerradura: el candado, que es de una aleación de zinc, está formado por un código de tres dígitos y el recorrido de los botones es bueno, aunque uno de los diales en un par de ocasiones se atascó durante unos instantes. El asa de la caja fuerte, fabricada en acero inoxidable y con una estructura flexible, ayuda fijarlo a distintos soportes como medida de seguridad complementaria. También incluye una llave para abrir su candado y dispone de una salida que permite, por ejemplo, sacar unos auriculares para escuchar música mientras el teléfono permanece guardado.

  • Lo mejor: resistencia al agua y los golpes, amplia capacidad.
  • Lo peor: es la opción menos económica.
  • Conclusiones: con un diseño original, es resistente al agua y a los golpes. Combina un código de desbloqueo de tres dígitos, llave de seguridad y la estructura flexible de su asa permite fijarlo de manera cómoda y segura a otros soportes como medida de seguridad.

Caja fuerte portátil Master Lock

Esta caja de seguridad tiene un diseño sobrio que pasa totalmente desapercibido. Con un peso de poco más de 710 gramos, lo que favorece su transporte en los desplazamientos, sus dimensiones son compactas: como la estructura mide 203 x 150 x 66 milímetros ocupa poco espacio. La primera toma de contacto es buena y cuando la sostienes percibes la calidad de sus acabados lo que, por otra parte, denota una óptima durabilidad y resistencia. A este respecto, la caja está fabricada en acero.

El espacio que ofrece es suficiente para guardar, entre otros objetos, un monedero no muy grande con dinero y documentación, unas llaves y el teléfono móvil. A nivel de seguridad, incorpora dos medidas. Por un lado, una combinación de tres dígitos que el usuario puede personalizar tantas veces como quiera con solo seguir las sencillas indicaciones de su manual; este código es importante retenerlo porque la caja no admite ningún código de anulación para desbloquearla. De otro, trae un cable de fijación o anclaje hecho en acero de casi un metro de longitud para fijarla a otro objeto y que así no la puedan sustraer. Llama la atención que el interior se haya acondicionado con un forro suave de modo que esta zona queda totalmente intacta y así su apariencia no queda deslucida.

Caja fuerte portátil AquaVault FlexSafe

El diseño que puede tener una caja fuerte portátil varía mucho de un modelo a otro, y esta propuesta es un claro ejemplo si la comparamos con sus adversarios. Luce un estilo más deportivo y eso se nota en algunos detalles: por ejemplo, el asa (agarre cómodo) está acolchada y los bolsillos laterales son de malla.

Su tamaño es, de igual forma, idóneo para guardar varios objetos de valor en nuestras salidas a la playa o la piscina (monedero, llaves, teléfono móvil, gafas de sol, reloj…), y además es resistente al agua y los cortes gracias a un diseño de cinco capas. Como característica complementaria, su fabricante señala que esta caja de seguridad cuenta con bloqueo RFID, un sistema que protege (entre otras) a las tarjetas de pago contactless para que terceras personas no intenten acceder a su lectura y, por lo tanto, a los datos asociados. Su cerradura emplea una combinación de tres dígitos que conviene modificar periódicamente.

*Todos los precios de compra incluidos en este artículo están actualizados a 17 de mayo de 2022.

[Recuerda que si eres usuario de Amazon Prime, todas las compras tienen gastos de envío gratuitos. Amazon ofrece un período de prueba gratuito y sin compromiso durante 30 días.]

Puedes seguir a EL PAÍS ESCAPARATE en Facebook e Instagram, o suscribirte aquí a nuestra Newsletter.





Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS