COMPARATIVAS

Los mejores abridores eléctricos de botellas

Gracias a esta selección de sacacorchos eléctricos, es posible extraer el corcho de cualquier botella de vino de forma sencilla, rápida y sin esfuerzos

Estos modelos funcionan con pilas o baterías recargables y su uso es muy sencillo.
Estos modelos funcionan con pilas o baterías recargables y su uso es muy sencillo.

Uno de los accesorios imprescindibles que no puede faltar en ninguna cocina es un abridor de botellas o sacacorchos. Los más habituales son los tradicionales modelos manuales, pero ya existe otra alternativa mucho más práctica y fácil de utilizar gracias a la cual se garantiza que el corcho de una botella de vino no se rompa o acabe colándose en su interior: son los sacacorchos eléctricos.

¿Cómo se usa un sacacorchos eléctrico?

Lo primero que hay que destacar de los abridores de botellas eléctricos es que tienen un diseño original que resulta atractivo y que enseguida llama la atención. Además, y aunque son más grandes que los sacacorchos de toda la vida, su tamaño compacto no impide buscarles fácilmente un hueco en la cocina donde guardarlos.

Funcionan a través de pilas o una batería recargable y su utilización es sencilla ya que están provistos de dos botones: uno de ellos se encarga de descorchar la botella por nosotros y el otro de retirar el corcho extraído. Suele ser habitual, por otro lado, que incluyan varios accesorios como, por ejemplo, un corta cápsulas para retirar de forma cómoda la lámina que cubre la cabeza del corcho, un vertedor o un tapón de vacío.

¿Qué sacacorchos eléctricos hemos elegido?

La siguiente selección está formada por estas propuestas: Flauno Stilnend (8,5), Olivivi (9,75), Turata B01N34GYUJ (9,25) y Wiwoney (9). Los aspectos valorados en cada análisis son:

- Diseño: la calidad de construcción no sólo del abrebotellas sino también de los accesorios de incluye cada uno de los modelos.

- Potencia: si el sacacorchos tiene la suficiente potencia para descorchar y expulsar el corcho de las botellas con facilidad o, por el contrario, ‘le cuesta más’.

- Tiempo de ejecución: todos extraen el corcho de una botella de forma rápida y sencilla, pero algunos tardan menos segundos que otros.

- Experiencia de uso: si el abridor de botellas eléctrico ha cumplido con nuestras expectativas.

Comparativa de sacacorchos eléctricos: así los hemos probado

Cada una de las propuestas seleccionadas para esta comparativa se ha empleado con varias botellas de vino para comprobar su funcionamiento y eficacia. También sus calidades, materiales y acabados. El único apartado que no hemos podido analizar es el referido a su autonomía. La razón es que los abrebotellas de vino eléctrico incorporan, por lo general, un sistema que garantiza que sus baterías con una sola carga se utilicen con muchas botellas y en nuestro caso la muestra ha sido reducida.

Todos ellos han demostrado ser una alternativa idónea a los clásicos sacacorchos. No obstante, el abridor eléctrico de botellas de Olivivi ha conseguido la puntuación más alta. Es rápido, incorpora un potente motor y la calidad de sus materiales nos ha parecido la mejor.

Sacacorchos eléctrico Olivivi

Se trata de un kit que incluye, junto al abridor de botellas, los siguientes accesorios: un cable de carga microUSB que alimenta su batería y que completamente cargada promete abrir –según su fabricante– hasta 90 botellas con una única carga; un cortador que, gracias a sus dos cuchillas, ayuda a eliminar sin esfuerzos la lámina que protege el corcho de la botella; un aireador o decantador; y una bomba de vino que, al extraer el aire, permite que la bebida se conserve más tiempo si no vamos a consumir todo el vino en el mismo día.

La calidad de todos estos complementos nos parece impecable si valoramos el precio que tiene este conjunto, así como el propio abrebotellas. Su diseño no solo es bonito, sino cómodo y manejable. Ha sido provisto de una carcasa de acero inoxidable donde se ubican los botones de control. Son dos: una flecha que indica hacia abajo y otra hacia arriba. La primera se utiliza para descorchar la botella y durante este proceso vemos como la parte inferior del abridor (es de plástico duro transparente) se ilumina en azul. A continuación, cuando la botella ya ha sido descorchada, pulsamos el segundo botón para que expulse el tapón: en este caso, la iluminación pasa del azul al rojo.

Nuestra elección

El efecto visual que se consigue resulta llamativo y, además, hay que destacar que el proceso de extracción es el más rápido de todos con la tranquilidad de saber que no caen restos de corcho en el vino.
Compra por 25,49€ en Amazon


Sacacorchos eléctrico Turata B01N34GYUJ

Este abrebotellas de vino ha cumplido holgadamente con nuestras expectativas gracias a su cómoda usabilidad. Funciona como el resto de propuestas, por lo que no es necesario ejercitar apenas fuerza o presión para extraer el corcho de la botella. Basta con pulsar un único botón para que el abridor comience a funcionar y la descorche rápidamente; a lo largo de este proceso, emite una luz LED azul que desaparece cuando ha terminado esta primera fase. Luego basta con pulsar el otro botón para que expulse el corcho y caiga en nuestra mano o en la mesa. Como sucede con otros abridores de botellas eléctricos, en esta segunda fase la luz LED cambia de color y luce en rojo. La experiencia de uso resulta agradable y no se atasca, que es lo más importante.

La calidad de sus materiales de construcción es acertada porque percibes que es un producto con buenos acabados que garantizan su durabilidad. Mientras, su batería se recarga a través de una conexión microUSB y el cable viene incluido en la caja. El fabricante explica en las instrucciones que con una única carga podemos abrir más de 40 botellas.

La alternativa

Además del cable para cargarlo viene con un cortador de papel de aluminio y un tapón para hacer vacío en la botella que está fabricado en silicona, entre otros complementos.
Compra por 29,99€ en Amazon


Sacacorchos eléctrico Wiwoney

Este abrebotellas de vino de Wiwoney es un producto que poco (o nada) tiene que envidiar al resto, tanto por las calidades de su construcción como por su funcionalidad. En relación al primero de los apartados, comentar que el cuerpo principal es de acero inoxidable: este material se limpia bien, proporciona una óptima durabilidad y hace que se sienta ligero. Sobre la báscula pesa 290 gramos, mientras que sus dimensiones son de 197 x 45 milímetros, lo que facilita su comodidad de uso y la posibilidad de transportarlo de un lugar a otro si fuese necesario. Como sus contrincantes, a excepción del modelo de Flauno, incorpora una batería recargable a través de microUSB y como ellos hay que invertir varias horas hasta que está cargada al cien por cien; no obstante, siempre se puede cargar menos tiempo si nos urge.

Con respecto a su funcionamiento, no faltan los dos botones de control que hemos señalado en el resto de análisis: uno descorcha la botella y el otro libera el corcho. Para diferenciar un proceso de otro, el abrebotellas proyecta con el primero una luz LED de color azul y con el segundo en rojo.

Mejor relación calidad-precio

Los accesorios que le acompañan son: un vertedor de vino, el cortador de papel para la parte superior que envuelve el corcho y que sirve como base y un tapón al vacío para tapar la botella y al que le puedes marcar la fecha para saber qué día lo pusiste (este detalle le concede un punto extra a su favor).
Compra por 27,99€ en Amazon


Sacacorchos eléctrico Flauno Stilnend

La presentación de esta propuesta es una de las que más nos ha gustado. Viene en una caja en la que se ha cuidado hasta el más mínimo detalle. Cuando la abres, además del abridor de botellas, encuentras varios accesorios. Son los siguientes: un cortacápsulas, un vertedor de vino que funciona también como aireador al incorporar una cámara interna y el tapón al vacío (hecho de silicona) que ayuda a conservar la botella varios días tras haberla abierto. Además, contamos con un cargador que sirve para alimentar las cuatro pilas recargables AA de que dispone: es el único que opta por esta opción, ya que el resto posee una batería que se recarga como un teléfono móvil o una tableta. En poco más de tres horas están cargadas y su fabricante garantiza usarlo con hasta 120 botellas hasta la próxima recarga.

Su funcionamiento sigue la misma mecánica que el resto de propuestas, destacando la presencia de los botones de descorche y retroceso del corcho. Cumple con su cometido, aunque en ciertos momentos percibes que le falta más potencia, de ahí que sea un poco más lento al completar todo el proceso.

Materiales de calidad

En cuanto a la calidad de sus materiales y acabados, consigue una buena valoración: el taladro es de teflón y la cubierta que lo protege de plástico ABS transparente para verificar que todo está correcto. El cuerpo está bañado por una aleación de aluminio y proporciona un agarre ergonómico.
Compra por 39,99€ en Amazon

*Todos los precios de compra incluidos en este artículo están actualizados a 10 de mayo de 2021.

Puedes seguir a EL PAÍS ESCAPARATE en Facebook e Instagram y suscribirte aquí a nuestra Newsletter.

Archivado En:

Más información

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50