Dormir
Crítica
Género de opinión que describe, elogia o censura, en todo o en parte, una obra cultural o de entretenimiento. Siempre debe escribirla un experto en la materia

Hotel del Oso, un jardín a los pies de los Picos de Europa

Cuatro hermanas llevan este alojamiento familiar que marca el inicio del Camino Lebaniego

Edificio y jardines del Hotel del Oso, en Cosgaya (Cantabria).
Edificio y jardines del Hotel del Oso, en Cosgaya (Cantabria).

A Cosgaya se llega después de jalonar un paisaje sinuoso de entalladuras, cresterías erizadas y pradales cadentes en tránsito hacia el teleférico de Fuente Dé. Un pequeño viaducto a la derecha sobre el río Deva nos aproxima a la amplia zona de aparcamiento con que cuenta este hotel. Cuatro décadas atrás, la familia Rivas tuvo que aposentarse en un pequeño caserón situado en la orilla izquierda para abordar las obras de este encantador alojamiento. El Hotel del Oso marca el inicio de las peregrinaciones veraniegas a Liébana, y en sus fogones se prepara uno de los mejores cocidos lebaniegos del que uno puede dar razón.

Puntuación: 7
Arquitectura6
Decoración5
Estado de conservación7
Confortabilidad habitaciones5
Aseos5
Ambiente9
Desayuno7
Atención10
Tranquilidad8
Instalaciones7

Si en invierno el alma del desfiladero se cubre de nieve y la vida dormita en la profundidad del valle, en verano los balcones aclaman jubilosos el movimiento viajero desde sus maceteros henchidos de flores a rabiar. Para qué encerrarse en unas habitaciones escuetas y funcionales, diseñadas para dormir según la costumbre de otros siglos, cuando los jardines frondosos inspiran alegría y oxígeno. Para qué resguardarse en el salón de la tele cuando la galería porticada invita a sestear o conversar entre amigos con una copa en la mano.

Mientras el solaz marca la agenda de los huéspedes —desayuno constituyente con pan de hogaza, excursión por los Picos de Europa, lectura entre horas de Alejandro Gándara, cocido o trucha lebaniega para la cena—, las hermanas Ana, Teresa, Irene y Caridad Rivas se afanan en la atención del huésped y el correcto mantenimiento del hotel.

Habitación del Hotel del Oso, en Cosgaya (Cantabria).
Habitación del Hotel del Oso, en Cosgaya (Cantabria).

Jubilados ya sus padres, nadie mejor que ellas para ejercitar lo que aprendieron de pequeñas entre sábanas, fogones y chanzas amistosas con la clientela. Las habitaciones se dividen entre la casa original guardada por los añosos san bernardos (Braña y Catalina) de la familia y el edificio anexo donde se aposentaron durante las obras del hotel, incluido después como apéndice a la izquierda de la carretera.

Boletín

Las mejores recomendaciones para viajar, cada semana en tu bandeja de entrada
RECÍBELAS

Ambas construcciones se dominan a la par desde la zona privada de la piscina exterior, circundada por un vergel de plantas autóctonas con vistas al río y a la iglesia de Cosgaya. A punto de concluir el Año Jubilar Lebaniego, conviene no perderse una visita al monasterio próximo de Santo Toribio.

Hotel del Oso

  • Categoría: 3 estrellas.
  • Dirección: Cosgaya. Camaleño, Cantabria.
  • Teléfono: +34 942 73 30 18.
  • Web: hoteldeloso.es
  • Instalaciones: aparcamiento, jardines, piscina al aire libre, sala de reuniones para 25 personas, salón de estar, bar, restaurante. 
  • Habitaciones: 50 dobles (33 en el edificio principal, 17 en el edificio anexo).
  • Servicios: algunas habitaciones adaptadas para discapacitados; animales domésticos prohibidos.
  • Precios: desde 71,50 euros la habitación doble, IVA incluido; desayuno, 11 euros, IVA incluido.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS