Dormir
Crítica
Género de opinión que describe, elogia o censura, en todo o en parte, una obra cultural o de entretenimiento. Siempre debe escribirla un experto en la materia

Desayuno en la cúpula

Diseño interior de Sandra Tarruella en la plaza de España

Piscina en la azotea con vistas a la ciudad en el Dear Hotel Madrid.
Piscina en la azotea con vistas a la ciudad en el Dear Hotel Madrid.

La Gran Vía, arteria básica del Madrid turístico y comercial, ha languidecido en estas últimas décadas con hoteles decadentes, hostales y pensiones de familia que no llegan a la médula desinhibida y experiencial de las nuevas generaciones. Renovarse o morir. Así lo entendió en su día el Hotel de las Letras, pionero en este exigible aggiornamento, y dos establecimientos recientes, The Principal y Dear Madrid, que se suman al perfil hipster del nuevo turismo capitalino azuzado por el auge de las viviendas colaborativas. Este último ocupa una esquina privilegiada de la plaza de España, en la que confluyen la Gran Vía y la calle de los Reyes, frente al famoso Edificio España.

Puntuación: 7,5
Arquitectura8
Decoración7
Estado de conservación8
Confortabilidad7
Aseos8
Ambiente7
Desayuno8
Atención8
Tranquilidad6
Instalaciones7

Construido en 1945, el inmueble hace guiños al neoclasicismo de su entorno con un remate cupulado desde el cual se obtiene una panorama circular única en la hotelería madrileña. Ahí, en la planta 14ª, funciona en pura lógica el restaurante Nice To Meet You (Encantado de conocerte), vertiginoso al anochecer, cuando se cena un genuino salmorejo prácticamente en volandas sobre las candilejas de la ciudad. Más arriba, la azotea depara otra espectacular vista junto a una pequeña piscina iluminada y una terraza de copas con cócteles de altura.

Los propietarios acreditan una dilatada experiencia en gestionar una hotelería clásica con gusto por los detalles como es la del Chiqui, el hotel de toda la vida en Santander. Su desembarco en Madrid ha gozado de la inestimable colaboración de Sandra Tarruella, una interiorista con pedigrí hostelero y miembro de la familia propietaria del grupo catalán Tragaluz.

La entrada deslumbra algo de noche, cuando se traspasa abruptamente el umbral de la oscuridad y se sumerge uno en un vestíbulo listado de chapones esmerilados y destellos led ocultos entre las láminas. A la derecha se extiende un mostrador de recepción, bien atendido por profesionales curtidos en otras plazas de nivel.

Una habitación del Dear Hotel Madrid.
Una habitación del Dear Hotel Madrid.

Boletín

Las mejores recomendaciones para viajar, cada semana en tu bandeja de entrada
RECÍBELAS

Un minimalismo sutil y preciso crea ambiente de reposo en las habitaciones, dotadas de camas fornidas que invitan enseguida al sueño. Todo decorado en tonos neutros a fin de no causar desagrados personales. El mobiliario claro, funcional, nos trae evocaciones escandinavas. El aislamiento térmico y acústico ofrece una calidad hasta ahora nunca vista. Ni siquiera se escucha el compás atronador que muchas veces ambienta los maratones o las carreras ciclistas a su paso por la Gran Vía madrileña.

Sin causar un roto en el bolsillo, las nueve suites escalonadas entre las plantas 10ª y 12ª procuran una experiencia tan gozosa como el desayuno con el primer sol de la mañana bajo la cúpula que se enseñorea de la plaza de España y mira de reojo a sus rascacielos emblemáticos.

Dear Hotel Madrid

  • Categoría oficial: 4 estrellas.
  • Dirección: Gran Vía, 80. Madrid.
  • Teléfono: 902 09 00 46.
  • Internet: www.dearhotelmadrid.com.
  • Instalaciones: terraza-azotea con piscina, sala de reuniones con capacidad para 30 personas, salón de estar, restaurante panorámico Nice To Meet You.
  • Habitaciones: 142 dobles, 20 suites.
  • Servicios: algunas habitaciones adaptadas para discapacitados; animales domésticos prohibidos.
  • Precios: desde 103,50 euros la habitación doble, IVA incluido; desayuno, 23 euros.

{ "active": true, "align": "left", "code": "187514", "elementType": "offerExtension", "id": 11, "name": "MADRID", "service": "tripadvisor" }

Regístrate gratis para seguir leyendo

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS