Ajedrez

Excelso magnicidio de Topálov

Otra lección magistral del búlgaro sobre cómo atacar un enroque mal defendido

Los ataques violentos al rey son uno de los campos donde puede haber mayor diferencia entre el ajedrez humano e inhumano. La monstruosa capacidad de cálculo de las máquinas, que procesan millones de jugadas por segundo, genera una precisión con frecuencia imposible para alguien de carne y hueso. De ahí que la bellísima partida de este vídeo tenga además un enorme valor didáctico, aunque analizarla con un módulo pueda llevar a la errónea impresión de que el ataque es fácil. Topálov inmortaliza a otro campeón del mundo, Ruslán Ponomáriov, con una obra maestra en el torneo Masters de Sofía de 2005.

Conviene subrayar que las computadoras son igual de precisas cuando buscan recursos defensivos que suelen pasar desapercibidos para la mente humana. Un buen ejemplo es la jugada 14 …Dc7 en esta partida. Es muy difícil, incluso para un campeón del mundo, encontrarla y calcularla con exactitud en el fragor y la tensión de una partida viva, con el reloj en marcha. Ponomáriov plantea defensas humanas, y Topálov convierte la lucha en arte.

Archivado En:

Más información

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50