Una gema de Carlsen a los 14 años

El futuro campeón, creativo desde niño, aprovecha con fina maestría el único error grave de su rival

Esta segunda entrada de Magnus Carlsen, actual campeón del mundo y uno de los mejores de la historia, confirma lo visto en la primera: en su adolescencia era un atacante nato. Fue más tarde cuando cambió a un estilo universal, pero con cierta aversión al riesgo, hasta que en enero de 2019 viró de nuevo hacia el juego ofensivo y muy creativo.

Más destacable aún es lo que se ve en esta partida, disputada a los 14 años en el Campeonato Absoluto de Noruega, en cuanto a su querencia por conceptos originales. Su traslado de una torre al ataque contra el enroque por la cuarta horizontal no es -según las máquinas- la mejor decisión desde el punto de vista científico, pero sí indica una concepción y comprensión del ajedrez muy profundas. El genio ya apuntaba maneras.

Sobre la firma

Leontxo García

Periodista especializado en ajedrez, en EL PAÍS desde 1985. Ha dado conferencias (y formado a más de 30.000 maestros en ajedrez educativo) en 30 países. Autor de 'Ajedrez y ciencia, pasiones mezcladas'. Consejero de la Federación Internacional de Ajedrez (FIDE) para ajedrez educativo. Medalla al Mérito Deportivo del Gobierno de España (2011).

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS