Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
Juegos Paralimpicos Tokio 2021

De una infancia trágica a los Juegos Paralímpicos de Tokio

11 fotos

Con dos años, Asiya Mohammed fue atropellada por un tren y perdió las dos piernas, y siete años después quedó huérfana. Pero en lugar de sucumbir ante la adversidad se convirtió en deportista de élite

  • La atleta paralímpica de remo Asiya Mohammed y su entrenador principal Joshua Kendagor se dejan hacer fotos con algunos fans que le desean lo mejor para los Juegos Paralímpicos después de su sesión de entrenamiento en Mombasa, Kenia, el 27 de julio de 2021, días antes del inicio de los preparativos para Tokio 2020. Asiya Mohammed, de 29 años, se convertirá en la primera mujer keniana en asistir a unas olimpiadas en la modalidad de remo.
    1La atleta paralímpica de remo Asiya Mohammed y su entrenador principal Joshua Kendagor se dejan hacer fotos con algunos fans que le desean lo mejor para los Juegos Paralímpicos después de su sesión de entrenamiento en Mombasa, Kenia, el 27 de julio de 2021, días antes del inicio de los preparativos para Tokio 2020. Asiya Mohammed, de 29 años, se convertirá en la primera mujer keniana en asistir a unas olimpiadas en la modalidad de remo. AFP
  • Asiya Mohammed, durante un entrenamiento de remo en Mombasa, Kenia, el 27 de julio de 2021. La atleta ha superado muchos desafíos: como mujer keniana con discapacidad física ha experimentado la falta de financiación y apoyo, pero ahora vive y se entrena en un complejo hotelero con su equipo para competir en los Juegos Paralímpicos de Tokio 2020, que arrancan este 24 de agosto. Inicialmente participó como tenista profesional, pero hace solo dos años cambió sus intereses y empezó a competir en remo. Su esfuerzo la ha llevado a las Olimpiadas.
    2Asiya Mohammed, durante un entrenamiento de remo en Mombasa, Kenia, el 27 de julio de 2021. La atleta ha superado muchos desafíos: como mujer keniana con discapacidad física ha experimentado la falta de financiación y apoyo, pero ahora vive y se entrena en un complejo hotelero con su equipo para competir en los Juegos Paralímpicos de Tokio 2020, que arrancan este 24 de agosto. Inicialmente participó como tenista profesional, pero hace solo dos años cambió sus intereses y empezó a competir en remo. Su esfuerzo la ha llevado a las Olimpiadas. AFP
  • Mohammed camina entre aparatos deportivos durante su entrenamiento en el Hotel Tudor de Mombasa, Kenia, donde ha estado concentrada preparándose para los Juegos de Tokio. Con dos años, esta deportista fue atropellada por un tren cerca de su casa en Kenia, lo que le provocó la pérdida de las dos piernas y de varios dedos. Siete años después, el destino volvió a golpearla al quedarse huérfana de padre y madre. Pero, en lugar de sucumbir ante la adversidad, se convirtió en deportista paralímpica.
    3Mohammed camina entre aparatos deportivos durante su entrenamiento en el Hotel Tudor de Mombasa, Kenia, donde ha estado concentrada preparándose para los Juegos de Tokio. Con dos años, esta deportista fue atropellada por un tren cerca de su casa en Kenia, lo que le provocó la pérdida de las dos piernas y de varios dedos. Siete años después, el destino volvió a golpearla al quedarse huérfana de padre y madre. Pero, en lugar de sucumbir ante la adversidad, se convirtió en deportista paralímpica. AFP
  • Asiya Mohammed recibe un masaje de la fisioterapeuta del equipo olímpico keniano Josephine Kaburu. La atleta fue criada por un primo y cursó estudios de Magisterio, pero no se había inclinado nunca por el deporte hasta que hace cinco años comenzó a ganar peso. "Pesaba 70 kilos, lo que preocupaba mucho a mi familia por mi discapacidad. Ellos me aconsejaron hacer deporte para perder peso y estar en forma", recuerda.
    4Asiya Mohammed recibe un masaje de la fisioterapeuta del equipo olímpico keniano Josephine Kaburu. La atleta fue criada por un primo y cursó estudios de Magisterio, pero no se había inclinado nunca por el deporte hasta que hace cinco años comenzó a ganar peso. "Pesaba 70 kilos, lo que preocupaba mucho a mi familia por mi discapacidad. Ellos me aconsejaron hacer deporte para perder peso y estar en forma", recuerda. AFP
  • En aquella época podía elegir en su ciudad, Mombasa, entre el tenis, el bádminton o el remo. Y eligió los tres, ganando medallas en varias competiciones y en pruebas de maratón en silla de ruedas. Pero el remo es el que la ha dado el billete para Tokio. "Me di cuenta de que lo prefería por la atmósfera amistosa y decidí practicarlo hasta que lograse clasificarme para los Juegos Paralímpicos", confiesa Mohammed.
    5En aquella época podía elegir en su ciudad, Mombasa, entre el tenis, el bádminton o el remo. Y eligió los tres, ganando medallas en varias competiciones y en pruebas de maratón en silla de ruedas. Pero el remo es el que la ha dado el billete para Tokio. "Me di cuenta de que lo prefería por la atmósfera amistosa y decidí practicarlo hasta que lograse clasificarme para los Juegos Paralímpicos", confiesa Mohammed. AFP
  • Asiya Mohammed entrena los brazos en una máquina del gimnasio del hotel Tudor de Mombasa."Decidí abandonar la enseñanza por completo y centrarme totalmente en el deporte, sobre todo en el remo", dice Mohammed. La joven se clasificó a su primera competición internacional, la Gavirate Regatta en Italia, en mayo de 2019.
    6Asiya Mohammed entrena los brazos en una máquina del gimnasio del hotel Tudor de Mombasa."Decidí abandonar la enseñanza por completo y centrarme totalmente en el deporte, sobre todo en el remo", dice Mohammed. La joven se clasificó a su primera competición internacional, la Gavirate Regatta en Italia, en mayo de 2019. AFP
  • Joshua Kendagor coloca una barca de remo en su sitio después del entrenamiento de Aisya Mohammed. "Ella finalizó penúltima, pero su pasión y su interés por el remo impresionaron a los entrenadores internacionales que asistían a la prueba. Consideraron que no le haría falta mucho tiempo para clasificarse en los campeonatos del mundo y en los paralímpicos", recuerda Kendagor, un oficial de marina keniano que ejerce como entrenador de la deportista y que la acompaña a Tokio.
    7Joshua Kendagor coloca una barca de remo en su sitio después del entrenamiento de Aisya Mohammed. "Ella finalizó penúltima, pero su pasión y su interés por el remo impresionaron a los entrenadores internacionales que asistían a la prueba. Consideraron que no le haría falta mucho tiempo para clasificarse en los campeonatos del mundo y en los paralímpicos", recuerda Kendagor, un oficial de marina keniano que ejerce como entrenador de la deportista y que la acompaña a Tokio. AFP
  • Asiya Mohammed y sus entrenadores Joshua Kendagor y Swaleh Fakii salen de un barco después del entrenamiento de la atleta. Su boleto para los Juegos Paralímpicos lo selló en Túnez en octubre de 2019, superando a otras siete participantes que, como ella, solo se valen de la fuerza de sus brazos para remar.
    8Asiya Mohammed y sus entrenadores Joshua Kendagor y Swaleh Fakii salen de un barco después del entrenamiento de la atleta. Su boleto para los Juegos Paralímpicos lo selló en Túnez en octubre de 2019, superando a otras siete participantes que, como ella, solo se valen de la fuerza de sus brazos para remar. AFP
  • Una sesión de entrenamiento de Asiya Mohammed en las aguas de Mombasa. El recorrido no ha sido fácil para esta deportista. Tuvo que remontar numerosos obstáculos y frustraciones, tanto como discapacitada como mujer, todo ello con escaso apoyo económico por parte de las federaciones deportivas del país africano.
    9Una sesión de entrenamiento de Asiya Mohammed en las aguas de Mombasa. El recorrido no ha sido fácil para esta deportista. Tuvo que remontar numerosos obstáculos y frustraciones, tanto como discapacitada como mujer, todo ello con escaso apoyo económico por parte de las federaciones deportivas del país africano. AFP
  • Aisya Mohammed recibe ayuda para salir de la embarcación en la que ha estado remando. Entre las dificultades que experimentó esta joven atleta cuenta que tuvo que buscarse su propio material entre los patrocinadores del equipo masculino para poder participar en Túnez.
    10Aisya Mohammed recibe ayuda para salir de la embarcación en la que ha estado remando. Entre las dificultades que experimentó esta joven atleta cuenta que tuvo que buscarse su propio material entre los patrocinadores del equipo masculino para poder participar en Túnez. AFP
  • Asiya Mohammed desayuna con la también atleta Miriam Nandwa y la fisioterapeuta del equipo keniano Josephine Kaburu antes de su entrenamiento. "Tenía tanto desaliento y estaba tan frustrada cuando la federación keniana de remo y la federación keniana paralímpica me dijeron que no apoyarían a remeras en las clasificaciones preolímpicas por falta de fondos", lamenta la atleta. Ante esta situación su familia y sus amigos decidieron financiar el precio de su billete de avión a Túnez. Y tuvo recompensa: ella es la única remera keniana clasificada a los Juegos Paralímpicos. "Remaré hasta que gane una medalla en los Juegos Paralímpicos", promete Mohammed.
    11Asiya Mohammed desayuna con la también atleta Miriam Nandwa y la fisioterapeuta del equipo keniano Josephine Kaburu antes de su entrenamiento. "Tenía tanto desaliento y estaba tan frustrada cuando la federación keniana de remo y la federación keniana paralímpica me dijeron que no apoyarían a remeras en las clasificaciones preolímpicas por falta de fondos", lamenta la atleta. Ante esta situación su familia y sus amigos decidieron financiar el precio de su billete de avión a Túnez. Y tuvo recompensa: ella es la única remera keniana clasificada a los Juegos Paralímpicos. "Remaré hasta que gane una medalla en los Juegos Paralímpicos", promete Mohammed. AFP