Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Retrato de un oasis literario

12 fotos

El Hay Festival ha sido distinguido, junto a la FIL de Guadalajara, con el Premio Princesa de Asturias 2020. Un gran reconocimiento para un encuentro anual entre autores y lectores que nació en 1988 como un festín bibliófilo en un pueblo del Reino Unido y que se ha expandido con éxito por el mundo iberoamericano.

  • El Premio Princesa de Asturias de Comunicación y Humanidades, compartido con nuestros grandes amigos de la Feria Internacional del Libro de Guadalajara, supone un gran aliento para los espacios de encuentro entre escritores y lectores, de reflexión e intercambio de ideas; espacios que además promueven los libros, la diversidad de pensamiento y una despolarización de las ideas.  En la imagen, la escritora Valeria Luiselli, en el Hay de Zacatecas en 2010.
    1El Premio Princesa de Asturias de Comunicación y Humanidades, compartido con nuestros grandes amigos de la Feria Internacional del Libro de Guadalajara, supone un gran aliento para los espacios de encuentro entre escritores y lectores, de reflexión e intercambio de ideas; espacios que además promueven los libros, la diversidad de pensamiento y una despolarización de las ideas.

    En la imagen, la escritora Valeria Luiselli, en el Hay de Zacatecas en 2010.

  • A lo largo del año, el Hay Festival se despliega en entornos históricos, culturales, arquitectónicos y humanos únicos, como son, entre otros, Segovia, en España; Cartagena de Indias, Medellín y Jericó, en Colombia; Arequipa, en Perú; Querétaro, en México; Hay-on- Wye, en el Reino Unido.   En la imagen, Patti Smith, en el Hay de Querétaro de 2018.
    2A lo largo del año, el Hay Festival se despliega en entornos históricos, culturales, arquitectónicos y humanos únicos, como son, entre otros, Segovia, en España; Cartagena de Indias, Medellín y Jericó, en Colombia; Arequipa, en Perú; Querétaro, en México; Hay-on- Wye, en el Reino Unido.

    En la imagen, Patti Smith, en el Hay de Querétaro de 2018.

  • En ellos sucede algo indescriptible, esa magia que surge cuando gente con curiosidad, pero que comparte diferentes puntos de vista, inquietudes y emociones, se une a escuchar y a contar historias, a imaginarse el mundo. En la imagen, Alfredo Bryce Echenique, en el Hay de Arequipa de 2016.
    3En ellos sucede algo indescriptible, esa magia que surge cuando gente con curiosidad, pero que comparte diferentes puntos de vista, inquietudes y emociones, se une a escuchar y a contar historias, a imaginarse el mundo.

    En la imagen, Alfredo Bryce Echenique, en el Hay de Arequipa de 2016.

  • Es muy especial esta convivencia entre ellos, con grandes autores y pensadores de literatura, ciencia, periodismo o historia, así como con artistas y creadores del cine, de música y con las ciudades, con el entorno. En la imagen, Ana María Matute, en el Hay de Segovia en 2009.
    4Es muy especial esta convivencia entre ellos, con grandes autores y pensadores de literatura, ciencia, periodismo o historia, así como con artistas y creadores del cine, de música y con las ciudades, con el entorno.

    En la imagen, Ana María Matute, en el Hay de Segovia en 2009.

  • En cada una de las que acogen al Hay Festival el programa continúa con fiestas y celebraciones espontáneas: los encuentros en las calles, la prolongación de las conversaciones en los pasillos de los teatros, de escuelas y universidades, en librerías y cafés; la creación de amistades intelectuales y reales… Toda esa magia queda capturada por Daniel Mordzinski, el fotógrafo de los escritores, artista capaz de retratar y plasmar esos encuentros, su ambiente, su energía, esa humanidad que es la razón misma de este galardón.  En la imagen, Boris Izaguirre, en el Hay de Cartagena de 2020.
    5En cada una de las que acogen al Hay Festival el programa continúa con fiestas y celebraciones espontáneas: los encuentros en las calles, la prolongación de las conversaciones en los pasillos de los teatros, de escuelas y universidades, en librerías y cafés; la creación de amistades intelectuales y reales… Toda esa magia queda capturada por Daniel Mordzinski, el fotógrafo de los escritores, artista capaz de retratar y plasmar esos encuentros, su ambiente, su energía, esa humanidad que es la razón misma de este galardón.

    En la imagen, Boris Izaguirre, en el Hay de Cartagena de 2020.

  • Luis Sepúlveda, en el Hay de Cartagena en 2009.
    6Luis Sepúlveda, en el Hay de Cartagena en 2009.
  • Wole Soyinka, en el Hay de Segovia de 2007
    7Wole Soyinka, en el Hay de Segovia de 2007
  • Elena Poniatowska, en el Hay de Querétaro de 2017
    8Elena Poniatowska, en el Hay de Querétaro de 2017
  • Enrique Vila-Matas y Sergio Pitol, en el Hay de Xalapa de 2012.
    9Enrique Vila-Matas y Sergio Pitol, en el Hay de Xalapa de 2012.
  • Chimamanda Ngozi Adichie, entre dos bailarines, en el Hay de Cartagena de 2019.
    10Chimamanda Ngozi Adichie, entre dos bailarines, en el Hay de Cartagena de 2019.
  • Fernando Trueba, en el Hay de Jericó de 2019.
    11Fernando Trueba, en el Hay de Jericó de 2019.
  • Ida Vitale y Margaret Atwood, en el Hay de Cartagena en 2020.
    12Ida Vitale y Margaret Atwood, en el Hay de Cartagena en 2020.