Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
Fronteras y confines

Fronteras y confines

11 fotos

El recorrido en coche, tren y barca por la Europa de la pandemia desde Bélgica a Rumanía cruza algunas fronteras visibles y otras invisibles

  • En el lago Constanza, entre Alemania y Suiza, la frontera es un transbordador.
    1En el lago Constanza, entre Alemania y Suiza, la frontera es un transbordador.
  • De Suiza a Austria es fácil pasar la frontera sin darse cuenta que se ha llegado a otro país.
    2De Suiza a Austria es fácil pasar la frontera sin darse cuenta que se ha llegado a otro país.
  • La línea Viena-Budapest, que cruza la vieja frontera del telón de acero y conecta las antiguas ‘capitales’ del Imperio Austro-húngaro.
    3La línea Viena-Budapest, que cruza la vieja frontera del telón de acero y conecta las antiguas ‘capitales’ del Imperio Austro-húngaro.
  • Una avería obliga el tren Viena-Budapest a detenerse una hora en una estación rural.
    4Una avería obliga el tren Viena-Budapest a detenerse una hora en una estación rural.
  • Transporte público en Budapest en tiempos del coronavirus.
    5Transporte público en Budapest en tiempos del coronavirus.
  • Casi 17 horas de trayecto que cubre los 830 kilómetros entre Budapest y Bucarest.
    6Casi 17 horas de trayecto que cubre los 830 kilómetros entre Budapest y Bucarest.
  • En el puesto fronterizo húngaro de Lökösháza, traspasamos el límite de la fortaleza Schengen, la zona de libre circulación de personas.
    7En el puesto fronterizo húngaro de Lökösháza, traspasamos el límite de la fortaleza Schengen, la zona de libre circulación de personas.
  • Llevar la máscara facial es obligatorio en los trenes”, se escucha por el altavoz en Budapest-Keleti, la vetusta Estación Oriental.
    8Llevar la máscara facial es obligatorio en los trenes”, se escucha por el altavoz en Budapest-Keleti, la vetusta Estación Oriental.
  • “Me gusta viajar”, dice Tudor Teodoresc que se baja en Brasov (Rumanía). “No sé quedarme quieto”.
    9“Me gusta viajar”, dice Tudor Teodoresc que se baja en Brasov (Rumanía). “No sé quedarme quieto”.
  • A las 12.53 —23 paradas, 830 kilómetros, 16 horas y 43 minutos después de dejar Budapest—, entramos en Bucarest.
    10A las 12.53 —23 paradas, 830 kilómetros, 16 horas y 43 minutos después de dejar Budapest—, entramos en Bucarest.
  • Revista de verano. Viaje por la Europa Covid. Capitulo 6. Recorrido en tren entre Viena, Budapest, Bucarest. Un recorrido en transporte público entre la europa sin tratado de schengen. Aeropuerto de Bucarest donde han trasladado las salas de espera al exterior del edificio.rnÓscar Corralrn240720
    11Revista de verano. Viaje por la Europa Covid. Capitulo 6. Recorrido en tren entre Viena, Budapest, Bucarest. Un recorrido en transporte público entre la europa sin tratado de schengen. Aeropuerto de Bucarest donde han trasladado las salas de espera al exterior del edificio. Óscar Corral 24/07/20