Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

La tensión crece en varios países del continente a medida que la enfermedad avanza

Lea aquí lo más destacado ocurrido en el continente hasta la fecha

Foto: Un grupo de personas espera al reparto de comida en Alexandra, Sudáfrica (Siphiwe Sibeko). Vídeo: Nigeria relaja las medidas de confinamiento.

La tensión, al igual que los contagiados por la covid-19, crece en varios países del continente. Los prisioneros de la cárcel de Pademba Road, en Freetown, la capital de Sierra Leona, se han amotinado, han matado a un guardia y han prendido fuego al centro penitenciario este miércoles. Las ONG locales habían expresado anteriormente su preocupación por el hacinamiento en las prisiones y habían instado al Gobierno a que pusiera en libertad a los presos con condenas menores para reducir el riesgo de infección. Las autoridades coloniales construyeron la prisión de Pademba Road en 1914 con capacidad para unos 300 reclusos y la cárcel ahora alberga a más de mil. En Sudáfrica, uno de los países más afectados por la pandemia, la población extranjera también está sufriendo las consecuencias de la discriminación: en este caso se puso de manifiesto en la distribución de apoyo alimentario proveniente de donaciones del Gobierno, en la que algunos extranjeros fueron excluidos sin aparente motivo, informa Álvaro García. 

Los contagiados por covid-19 (a las 23.00 hora española) son ya 39.478 en el continente. Sudáfrica es el país con más casos (5.647) y le siguen Egipto (5.537), Marruecos (4.423) y Argelia (4.006). Este último es el que registra mayor número de fallecidos, con 450 de los 1.630 que ya se han notificado. Son datos que hay que tomar con precaución porque no siempre son fáciles de recabar y contrastar.

Pese al aumento de positivos, África está suavizando las medidas de aislamiento, como en Nigeria, que será a partir del 4 de mayo (lo cuenta el vídeo que abre esta noticia). “Ningún país se puede permitir el impacto de un confinamiento total mientras espera por el desarrollo de las vacunas”. Estas palabras de Muhamadu Buhari, presidente de Nigeria, resumen el sentir de la muchos líderes africanos que esta semana han comenzado a dar un giro de timón a la gestión de la crisis del coronavirus. La mayoría de los países que impusieron confinamientos drásticos, como la propia Nigeria, Sudáfrica, Ghana, Argelia y Túnez, están relajando las medidas y permitiendo un paulatino regreso a la actividad económica de sus ciudadanos. Una medida que, además, puede mejorar la lucha contra otras enfermedades que aquejan el continente, como la malaria.

Puede seguir la última hora de la covid-19 en África aquí.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >