Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
PARA GIORGIO ARMANI

¿Puede un perfume conducirnos a la desconexión? Según Giorgio Armani, sí

La nueva fragancia de la marca italiana, Acqua di Giò Profondo, invita a abstraerse de la rutina para reconectar con uno mismo

¿Cuántas veces decimos aquello de ‘no me da la vida’, con esa sensación que nos faltan horas para hacer todo lo que querríamos? Ir más al gimnasio, pasar más rato con nuestra pareja o con amigos, sacar una tarde fuera de la agenda para ver exposiciones o, sencillamente, echarse la mochila a la espalda y pasar un día en la montaña, lejos, muy lejos, donde no haya cobertura.

El hombre de 2020 ya no va de 'macho' seductor como antaño. La nueva masculinidad tiene nuevos horizontes: atreverse a lo desconocido, romper con la rutina y reencontrarse consigo mismo. Sin postureo. Sentir el vértigo del miedo, la adrenalina ante lo imprevisible y la magnitud de la naturaleza. Un concepto que Giorgio Armani resume en una frase: “La simplicidad es la forma más segura para lograr un alto grado de sofisticación”.

El primer paso para simplificar es desconectar. Las estadísticas revelan que los españoles pasan cuatro horas diarias pegados al móvil y que el 40 % son incapaces de desconectar del trabajo durante su tiempo libre. Lo siguiente es perder el miedo a salir sin equipaje para retornar a la naturaleza como fuente de inspiración. Una naturaleza que Giorgio Armani concibe como serena y que se plasma en azul marino de un mar en calma. La desconexión, que en el fondo es una liberación para reencontrase con uno mismo, solo exige asumir el riesgo, saltar y zambullirse en esas aguas cristalinas.

¿Puede un perfume conducirnos a la desconexión? Según Giorgio Armani, sí

Ese es el concepto de Acqua di Giò Profondo. La última incorporación a la familia Acqua di Giò, lanzada en 1996, invita al hombre a reconectar su masculinidad con un océano azul marino encarnado en un frasco de ese mismo color. Nada es casual. “Amo la profundidad del azul. Tiene todo lo elegante del negro, pero es menos serio. Siempre lo uso en mis colecciones. Admiro sus matices infinitos: es un color versátil, atemporal, introspectivo. Me transmite serenidad”, declara el propio Armani.

Por si fuera poco, el tono Classic Blue, la versión más elegante y atemporal de ese navy blue o azul marino, es el color elegido por Pantone para este 2020. El círculo se cierra: Acqua di Giò Profondo (disponible aquí) nace como un clásico atemporal y de máxima contemporaneidad.

Un 'fougère' para reconectar

En las fragancias hay modas que vienen y van, pero decir fougère sigue siendo sinónimo de masculino perfecto. Acqua di Giò Profondo representa a un hombre liberado de convencionalismos que se zambulle libre en las profundidades del océano. Un instante de revigorizante frescor, expresada con notas cítricas de mandarina verde y bergamota, a las que se suman otras dos moléculas con acordes refrescantes de ultramar: calone y aquozone.

El modelo Aleksandar Rusic es el protagonista de esta refrescante campaña.
El modelo Aleksandar Rusic es el protagonista de esta refrescante campaña.

Mientras entra en el agua, nota cómo se elevan las burbujas de oxígeno. Son las especiadas notas aromáticas de las esencias: lavanda, ciprés, romero y lentisco. El tiempo se detiene en unos segundos de ingravidez. Surgen entonces el patchouli y el almizcle, con sus toques salinos y un acorde amberado. En esa inmensa tranquilidad submarina, sin más estímulos que una naturaleza orgánica, el hombre de 2020 desconecta de la rutina y el estrés para reconectar consigo mismo.

El modelo Aleksandar Rusic que encarna los valores de la nueva masculinidad protagoniza la campaña de esta fragancia. Además, el tema Way Down We Go de los islandeses Kaleo pone banda sonora al spot.

 

 

Puedes seguir ICON en Facebook, Twitter, Instagram,o suscribirte aquí a la Newsletter.