Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

De compartir el wifi a estar sin ropa en casa: ¿es legal o ilegal todo esto que hacemos cotidianamente?

Los expertos arrojan luz sobre el estatus legal de acciones y gestos que hacemos en el día a día sin saber exactamente si están o no dentro de la ley

cosas ilegales que hacemos a diario
¿Es legal estar sin ropa en tu casa, aunque puedan verte los vecinos? Según la ley, sí. En la imagen, una composición en la que aparece James Stewart en 'La ventana indiscreta', con una imagen de Steve McQueen y su esposa tomada en su casa en 1963. Getty Images / Montaje: Blanca López

Algunos juristas defienden que todo lo que no está permitido está prohibido. Otros sostienen que todo lo que no está prohibido está permitido. Mientas se ponen de acuerdo, los ciudadanos solo tienen clara una cosa: que la ignorancia de las leyes no exime de su cumplimiento. El problema es que hay tantas y tan variadas que, en ocasiones, no está claro qué se puede y qué no se puede hacer. Para resolver esas dudas, hemos preguntado sobre la legalidad o no de algunas acciones cotidianas.

Si las normativas municipales no permiten colgar ropa hacia la calle, lo lógico sería que tampoco se pudieran colgar banderas. El problema es que las normativas municipales que mencionan la colada, no dicen nada sobre banderas y el ordenamiento español no es demasiado partidario de la analogía

¿Puedo pasear desnudo/a por mi casa con las cortinas abiertas sin importar que haya vecinos enfrente?

La respuesta es un sí rotundo. “El Tribunal Europeo de Derechos Humanos ha resuelto que la libertad de expresión incluye la desnudez o el poder ir desnudo incluso en espacios públicos”, explica Santiago Calvo, abogado de Calvo Legal. Si bien puede existir controversia sobre qué es o no es un espacio público, “en casa, que es una propiedad privada, este derecho es pleno”, concluye el abogado.

¿Puedo vender trastos viejos en la puerta de una casa, como en las películas americanas?

Según informa el departamento de comunicación del Ayuntamiento de Madrid, no está permitido porque vulneraría la ordenanza municipal que regula la venta ambulante. Esta norma establece en su artículo 3 que ese tipo de comercio solo se puede hacer “bajo las modalidades de mercadillos, periódicos u ocasionales, mercadillos de régimen singular, mercadillos sectoriales y enclaves aislados en la vía pública para la venta de productos de temporada o en aquellos que se autoricen justificadamente con carácter excepcional”.

No obstante, apuntan fuentes del Ayuntamiento, sí se podría realizar esa venta en el interior de la vivienda porque no se ocuparía espacio público, aunque aquí la Agencia Tributaria también tiene algo que decir. Cualquier venta de productos de segunda mano realizados por un particular debe tributar en el IRPF como incremento patrimonial, siempre que el precio de venta sea superior al de compra.

¿Puedo consumir alcohol por la calle mientras paseo?

En Madrid, por lo menos, no se puede. Según el artículo 30 epígrafe 3 de la ley autonómica 5/2002, “no se permitirá la venta ni el consumo de bebidas alcohólicas en la vía pública, salvo terrazas, veladores, o en días de feria o fiestas patronales o similares regulados por la correspondiente ordenanza municipal”. Sin embargo, en el Departamento de Comunicación del Ayuntamiento de la capital señalan que “si es una cerveza, no se suele considerar merecedor de denuncia”. ¿El porqué de esta excepción? Las sanciones administrativas no pueden ser arbitrarias, es decir, deben estar reguladas por una norma; sin embargo, sí son potestativas, lo que significa que queda a la valoración del agente de la autoridad imponerla o no.

De compartir el wifi a estar sin ropa en casa: ¿es legal o ilegal todo esto que hacemos cotidianamente?
Getty Images

¿Puedo tender la ropa en el balcón?

La normativa municipal de Madrid establece que los tendederos, si están incorporados a las viviendas, deben “contar con un sistema de protección que dificulte la visión de la ropa tendida desde la vía o espacio público”. Tampoco Valencia o Barcelona permiten tender la ropa de cara a la calle, una decisión que algunos urbanistas consideran que deshumaniza las ciudades, como explica este artículo de Icon Design.

¿Puedo poner una bandera en mi balcón, habida cuenta de que no se puede tender ropa?

Si las normativas municipales no permiten colgar ropa hacia la calle, lo lógico sería que tampoco se pudieran colgar banderas. El problema es que las normativas municipales que mencionan la colada, no dicen nada sobre banderas y el ordenamiento español no es demasiado partidario de la analogía. Es decir, que para los jueces, si algo no está expresamente prohibido, no se puede deducir que lo esté en virtud de la prohibición de un caso similar.

Por ello y para salir de dudas, hay que remitirse a la Ley 49/1960 de Propiedad Horizontal que, en su Artículo 7.2, establece que “al propietario y al ocupante del piso o local no les está permitido desarrollar en él o en el resto del inmueble actividades prohibidas en los estatutos, que resulten dañosas para la finca o que contravengan las disposiciones generales sobre actividades molestas, insalubres, nocivas, peligrosas o ilícitas”. Si esas actividades se produjeran, “el presidente de la comunidad, a iniciativa propia o de cualquiera de los propietarios u ocupantes, requerirá (…) la inmediata cesación de las mismas, bajo apercibimiento de iniciar las acciones judiciales procedentes”. Es decir, que todo lo relativo a las banderas queda en manos de la comunidad de propietarios y sus estatutos.

De compartir el wifi a estar sin ropa en casa: ¿es legal o ilegal todo esto que hacemos cotidianamente?
Getty Images

¿Puedo poner música a cualquier hora del día?

La clave para resolver esta cuestión está en el volumen de la música. En el caso de Madrid esos baremos están detallados en la Ordenanza de Protección contra la Contaminación Acústica y Térmica de 2011, que establece que “los propietarios o usuarios de receptores de radio, televisión, equipos de música, electrodomésticos, aparatos de aire acondicionado o instrumentos musicales y, en general de cualquier fuente sonora de carácter doméstico, deberán instalarlos y ajustar su uso, de manera que su funcionamiento cumpla con las limitaciones establecidas en los artículos 15 y 16 de la presente ordenanza, con el fin de no perturbar la buena convivencia”. Por tanto, si no se superan los límites establecidos en esos artículos, no hay problema.

¿Puedo montar un mueble a la hora de la siesta?

En Madrid, por poder y siempre que no supere los límites establecidos en los artículos 15 y 16 de la Ordenanza de Protección contra la Contaminación Acústica y Térmica de 2011, se puede. Ahora, dado que uno de los objetivos de la normativa es preservar el descanso de los vecinos y la convivencia entre ellos, el sentido común es clave para interpretar esta norma. En otras palabras, montar un mueble a la hora de la siesta puede estar amparado por la ley, pero no tiene perdón de Dios.

De compartir el wifi a estar sin ropa en casa: ¿es legal o ilegal todo esto que hacemos cotidianamente?
Getty Images

¿Puedo escupir u orinar en la calle?

Las normativas municipales son muy claras respecto a este tema: “No se puede”. En el caso de Madrid no se permite ni orinar ni escupir ni “satisfacer las necesidades fisiológicas en la vía pública o en cualquier otro espacio que no sea el destinado expresamente a tal fin”. Así lo establece el artículo 14 punto h de la Ordenanza de Limpieza de los Espacios Públicos y Gestión de Residuos aunque, el Departamento de Comunicación del consistorio madrileño advierte que, como en el caso del consumo de alcohol, si existe denuncia y se puede justificar el hecho, la sanción quedará al albur del instructor del caso.

¿Puedo conducir con chanclas?

El pasado verano, la DGT y la Guardia Civil se pronunciaron a este respecto a través de sus perfiles de Twitter. En uno de los mensajes la DGT informaba: “Volvéis a preguntar y os lo contamos de nuevo: conducir con chanclas no es sancionable salvo que afecte de alguna forma a la seguridad en la conducción, porque no permita controlar bien los pedales, por ejemplo”. La razón es, por tanto, la misma que permite o limita fumar en el automóvil, y que está regulada en el real decreto legislativo 6/2015, de 30 de octubre, que sanciona aquellas situaciones en las que el conductor no está en condiciones de controlar su vehículo o no pueda mantener su libertad de movimientos.

¿Puedo devolver un libro ya leído amparándome en “si no queda satisfecho le devolvemos su dinero”?

El lema “si no queda satisfecho, le devolvemos su dinero” es justamente eso, un lema que utilizan algunos comercios que, a título particular, se obligan a cumplirlo de cara al consumidor. Sin embargo, según el real decreto legislativo 1/2007, de 16 de noviembre, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley General para la Defensa de los Consumidores y Usuarios y otras leyes complementarias, la obligación legal del comerciante a la hora de aceptar la devolución de un producto se limita a que esté defectuoso, cuando la compra es presencial, y de 14 días de desistimiento, si la venta es a distancia y no se ha podido comprobar in situ la calidad del objeto en cuestión.

En otras palabras, si un libro no te ha gustado, mala suerte. Ni siquiera intentes arrancarle un par de páginas para hacerlo pasar por defectuoso porque, muy posiblemente, lo único que consigas sea un nuevo ejemplar en buen estado y no la devolución del dinero. Mejor decir que te lo han regalado, que no te dieron el tique y que ya lo habías leído. Esto último no deja de ser cierto.

¿Puedo pagar o sacar dinero de un cajero con la tarjeta de un familiar o amigo que me ha facilitado su código PIN?

“En principio, igual que se puede autorizar a alguien para que saque dinero de tu cuenta, también se podría sacar dinero de un cajero utilizando la tarjeta de otra persona con su permiso”, explica Santiago Calvo, abogado de Calvo Legal. “Otra cuestión es que no acepten dicha forma de pago en un comercio por no ser el titular”, añade este profesional del derecho. También advierte de que ignorar  los sistemas de seguridad fijados por el banco puede tener consecuencias: “Si facilitas el PIN al primer amigo o familiar que pase, corres el riesgo de que te vacíe la cuenta pero, incluso si no te la vacía pero se queda el dinero para otros menesteres, no existiría un hurto o un robo, sino que, a priori, podría constituir una apropiación indebida del artículo 253 del Código Penal”, cuya pena es considerablemente menor.

¿Puedo hacer una barbacoa en el balcón?

Dado que no hay regulación municipal al respecto, la respuesta está, una vez más, en el artículo 7.2 de la Ley 49/1960 de Propiedad Horizontal y, en último término, en los estatutos de la comunidad de propietarios.

De compartir el wifi a estar sin ropa en casa: ¿es legal o ilegal todo esto que hacemos cotidianamente?
Getty Images

¿Puedo fumar dentro de un automóvil particular con niños delante?

En opinión de Santiago Calvo, “Sí se puede, pero…”. Ese “pero” está contenido en el real decreto legislativo 6/2015, de 30 de octubre, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley sobre Tráfico, Circulación de Vehículos a Motor y Seguridad Vial. En su artículo 13, ese real decreto señala que “el conductor debe estar en todo momento en condiciones de controlar su vehículo” y “mantener su propia libertad de movimientos”. Por tanto, si se entiende que la acción de fumar no pone en riesgo el control del vehículo ni la libertad de movimientos, se puede fumar en presencia de niños aunque vayan en un Mini.

Este caso es llamativo porque el tabaco no está contemplado en el artículo 14 del real decreto legislativo 6/2015 como una de las sustancias bajo cuyos efectos no se puede conducir y tampoco la ley 42/2010, de medidas sanitarias frente al tabaquismo y reguladora de la venta, el suministro, el consumo y la publicidad de los productos del tabaco prohíbe fumar en un automóvil con niños, aunque sí hace referencia expresa a que no se puede fumar en las cercanías de parques o centros escolares.

¿Se pueden compartir tuits, vídeos o memes en los que aparezca un menor?

En este tema, Santiago Calvo es tajante: “¿Los menores son tus hijos? Si la respuesta es no, la respuesta a la pregunta también es no”. Si la respuesta fuera sí, este abogado se remite a un artículo de Natalia Velilla en el que esta magistrada afirma que “nuestra legislación protege a los menores de las ‘intromisiones ilegítimas’ de su derecho a la imagen mediante la intervención del Ministerio Fiscal, incluso contra la voluntad de los propios padres”.

En estos casos, se entiende como intromisión ilegítima “cualquier menoscabo de su honra o reputación o imagen contraria, objetivamente, a sus intereses”. El problema surge al determinar qué constituye intromisión ilegítima en un mundo afectado por lo que se conoce como shareting, o sea, la combinación de share (compartir) y parenting (crianza), y que hace referencia a la sobreexposición a la que se ven sometidos los hijos en las redes sociales de sus padres. Una realidad que no solo pone en riesgo su intimidad, sino también el tratamiento de sus datos personales y que será analizada por el juez en cada caso concreto.

¿Se pueden mandar correos electrónicos personales desde el puesto de trabajo? ¿Puede la empresa entrar en el ordenador del trabajador y leerlos?

En este caso, Santiago Calvo es cauto y se decanta por un “depende”. La razón de esta prudencia radica en que, para valorar la situación, es necesario saber si la empresa lo ha prohibido expresamente, si existen protocolos al respecto y si se han hecho las oportunas advertencias de manera formal y correcta.

“Aquí hay casuística para todos los gustos”, afirma el abogado que, a lo largo de su carrera, ha visto ejemplos muy variados en lo que se refiere a lo de acceder al buzón electrónico del trabajador y leer sus correos. “El correo empresarial puede ser controlado por el empleador, pero siempre y cuando se superen los cuatro juicios de: idoneidad, proporcionalidad, justificación y necesidad, pues no hay que olvidar que el TEDH dispuso, en el caso Barbulescu, que ‘las comunicaciones emitidas desde cuentas de la empresa entran en el concepto de vida privada/correspondencia, protegido por el artículo 8 de la Convención Europea de Derechos Humanos’”, concluye.

De compartir el wifi a estar sin ropa en casa: ¿es legal o ilegal todo esto que hacemos cotidianamente?
Getty Images

¿Se puede compartir la clave del wifi con un vecino? ¿Y la suscripción a una plataforma de 'streaming'?

“¿Puedes crear zonas wifi con tu móvil para que otros accedan a Internet?”, pregunta Santiago Calvo. La respuesta es sí, por lo que, en opinión de este jurista, “lo mismo se puede hacer con la clave del wifi doméstico a no ser que en el contrato se establezca lo contrario, lo cual sería discutible. En el caso de las suscripciones a plataformas de streaming, tampoco veo por qué no se pueda hacer. De hecho, Netflix permite usuarios sin importar la ubicación de estos”. Netflix anunció hace unos meses que está estudiando prohibir que los usuarios compartan perfil y contraseña para ver sus contenidos.

¿Se puede uno negar a enseñar el bolso al vigilante de un supermercado?

Rotundamente sí. Según el Ministerio de Interior, y las normas que lo regulan, los vigilantes de seguridad pueden “efectuar controles de identidad, de objetos personales, paquetería, mercancías o vehículos, incluido el interior de estos, en el acceso o en el interior de inmuebles o propiedades donde presten servicio”. Por ello, si uno se niega a mostrar esos objetos, lo máximo que puede suceder es que le impidan el acceso a los inmuebles o propiedades de las que esos vigilantes son responsables.

“Cuestión diferente es que puedan retenerte a los efectos de que sea la policía la que realice la diligencia cuando se trate de evitar la comisión de actos delictivos o infracciones administrativas en relación con el objeto de su protección”, explica Santiago Calvo. En todo caso, durante esa retención, nunca podrán registrar las pertenencias si no está la policía presente ni realizar ningún tipo de interrogatorio en caso de sorprender en flagrante a una persona. Es más, incluso cuando llegue la policía, lo mejor es acogerse al artículo 520 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal y solicitar declarar ante la autoridad judicial asistido por un abogado.

Puedes seguir ICON en Facebook, Twitter, Instagram,o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información