Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Meghan Markle y Enrique de Inglaterra despiden a sus 15 empleados

Tras su marcha a Canadá, los duques de Sussex cierran por completo sus oficinas y su casa en Londres

Enrique y Meghan, el pasado 7 de enero en Londres
Enrique y Meghan, el pasado 7 de enero en Londres CORDON PRESS

La decisión de Meghan Markle y Enrique de Inglaterra acerca de su salida de la familia real británica parece cada vez más firme y definitiva. El último indicio al respecto llega desde la oficina que gestionaba sus actividades e imagen en el palacio de Buckingham, porque va a ser cerrada. Y todos sus trabajadores, despedidos.

Así lo ha adelantado en exclusiva el diario británico Daily Mail, que explica que los duques de Sussex ya se lo han comunicado a su equipo, formado por 15 personas. Poco después del anuncio de que decidían dar un paso atrás en sus tareas como miembros senior de la familia real británica, a mediados de enero, Enrique y Meghan comunicaban a su personal que no seguiría en sus puestos de trabajo. 

Buckingham intentará recolocar a uno o dos de los miembros del personal de la oficina (puesto que ya han cerrado también su casa y despedido a varios miembros del servicio), pero no podrá hacerlo con muchos más. De ahí que ahora estén intentando negociar las condiciones de las salidas y también sus indemnizaciones. "Dada la decisión de dar un paso atrás en sus tareas, ya no se necesita una oficina en palacio. Mientras que cierran los detalles se está intentando recolocar a la gente dentro de otros puestos de la casa real. Por desgracia no será fácil, porque puede haber cargos duplicados", explica al Mail una fuente cercana a los duques.

Entre el personal que dejará de trabajar para los Sussex ahora que se han marchado a Canadá está su jefa de comunicación, Sara Latham, una importante asesora de relaciones públicas que ya trabajó con los Clinton en el caso Lewinsky y que entró a la oficina hace poco más de un año para mejorar la imagen pública de sus clientes. También se marcharía Marnie Gaffney, que trabaja mano a mano con Latham como responsable de comunicación y que es una persona muy querida en palacio. De hecho, recibió la real orden Victoria de manos de Isabel II hace unos años. Gaffney fue la responsable de las giras que los duques realizaron por Australia y por África que tanto ayudaron a mejorar su imagen.

Además, perderá su puesto Clara Loughran, coordinadora de los programas y actividades de los duques y muy cercana a ellos; tanto que fue ella quien sostuvo el ramo de Meghan Markle el día de su boda con Enrique en la capilla de San Jorge, en Windsor. Entre quienes se marchan, de las pocas que se recolocarán en otra oficina institucional o dependiente de la familia real británica está la secretaria privada de Enrique y Meghan, Fiona Mcilwham. 

Asesores, secretarios de comunicaciones, expertos en medios y redes sociales, secretarios... la lista suma y sigue hasta completar los 15 puestos que se extinguirán. Según fuentes cercanas a ellos, el personal se quedó absolutamente sorprendido cuando Enrique y Meghan les comunicaron su decisión de apartarse de los Windsor y su consecuente salida de la oficina. "Son muy leales a los Sussex y respetan la decisión. Todos se llevan muy bien entre ellos y se están apoyando. Están muy ocupados ayudando a los duques a reorganizar sus vidas para el futuro y a cerrar sus últimos compromisos oficiales", afirman las mismas fuentes.

Entre esos últimos compromisos estarían un par de eventos en Londres a mediados de marzo. Al parecer, Isabel II quiere que su nieto y la esposa de este estén presentes en el servicio religioso anual de la Commonwealth que tendrá lugar en la abadía de Westminster el próximo 9 de marzo. Además, también podría verse a Enrique en un concierto en el Royal Albert Hall de Londres dos días antes, el sábado 7 de marzo, en el que ya sería su último compromiso como capitán general de los reales infantes de marina. Ese puesto lo asumirá la princesa Ana, la tía de Enrique. Y después el duque de Sussex y su esposa serán libres, ya sin cargos, oficina ni personal a su cargo. 

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >