Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Si deseamos que nuestra nación tenga futuro, es imprescindible el diálogo entre las fuerzas políticas y entre los votantes. Esta carencia de debate y la cada vez más evidente “guerra de trincheras” de nuestra sociedad no lleva a ninguna parte, y revive fantasmas de un pasado que es mejor no despertar. Por eso, veo imprescindible que nos relajemos y que pensemos antes de hablar para reforzar nuestro espíritu crítico y ante todo, alcanzar la concordia.

Salvador Martínez Román. Lorca (Murcia)

Puedes seguir EL PAÍS Opinión en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >