De Oprah a Elton John y los Obama: los consejeros del príncipe Enrique y Meghan Markle en su crisis

Para su próxima aventura americana los duques de Sussex cuentan con apoyos leales que les ayudarán a mejorar su imagen y gestionar sus finanzas

Enrique y Meghan Markle, en marzo de 2019 en Londres.
Enrique y Meghan Markle, en marzo de 2019 en Londres.BEN STANSALL (AFP)
Más información

Cuando la familia pasa a segundo plano, los amigos tienden a ocupar el primero. Algo que resulta evidente para Enrique de Inglaterra y Meghan Markle, ahora que están en plena ruptura de sus relaciones con los Windsor tras su anuncio de liberarse en parte de sus tareas para residir entre Canadá, California y el Reino Unido y su pretensión de emanciparse económicamente.

Ahora que han decidido poner tierra de por medio, los Sussex buscarán apoyos que les ayuden en esos primeros pasos. Aunque Markle es estadounidense y ha desarrollado buena parte de su carrera en Canadá, a los duques les vendrá más que bien el apoyo de poderosos amigos en su nueva andadura. Sobre todo para decidir cómo va a ser esa pretendida independencia financiera. 

La pareja ha coincidido y recibido el apoyo de dos populares parejas expresidenciales: los Obama y los Clinton. Especialmente Michelle Obama y Hillary Clinton han expresado sus simpatías por ellos y han asegurado entender la presión que sufre Markle y las dificultades de su nuevo papel. De ahí que ambas parejas les puedan ayudar a guiar sus pasos, también en sus nuevas aventuras empresariales. Los Obama por ejemplo han firmado millonarios contratos por sus memorias, aunque parece poco probable que ese sea el recorrido de los duques de Sussex.

Lo que sí podrían seguir es los pasos de los Clinton; de hecho, los Sussex han fichado a la asesora que ayudó al matrimonio presidencial en el escándalo de Monica Lewinsky. Cuando Hillary dejó la secretaría de Estado llegó a cobrar 675.000 euros por cinco discursos que dio en cuatro días; una semana antes, Bill dio dos charlas en dos días por medio millón de euros, tal y como recoge The Times, afirmando que las conferencias podrían ser una de las salidas profesionales de los duques, aunque siempre teniendo muy en cuenta que la transparencia en cuanto a los ingresos y quiénes les han ayudado a conseguirlos debe ser total. "Tienen que tomar decisiones muy inteligentes sobre de dónde y de quien vienen esos ingresos", afirma una fuente cercana a ellos a ese diario.

Enrique de Inglaterra, con Justin Trudeau en 2018.
Enrique de Inglaterra, con Justin Trudeau en 2018.CORDON PRESS

Otra buena amiga de la pareja es Oprah Winfrey, que también les ayudará a potenciar sus carreras. De hecho, ya lo está haciendo. La todopoderosa presentadora estadounidense está coproduciendo junto a los duques una serie sobre salud mental de varios capítulos que emitirá la plataforma de contenidos de Apple, aunque por el momento se desconoce cuándo verá la luz. La serie buscará compartir "historias de personalidades fuera de lo común que resistieron a las situaciones más difíciles, para permitir entendernos mejor a nosotros mismos y nuestro entorno".

De hecho, la relación de los duques con Winfrey es estrecha. Tanto que ciertos medios estadounidenses afirman que Enrique y Meghan habrían amenazado a la familia real británica con una entrevista en exclusiva con la diva de la televisión. Ellos quieren contar su historia con pelos y señales y que el mundo la escuche, y nada mejor que Oprah para hacerles de altavoz.

Si Winfrey se ha convertido en su confidente, también lo ha hecho otro británico con un pie siempre en Estados Unidos: Elton John. Buen amigo de la princesa Diana hasta su muerte, el cantante mantiene conversaciones "casi a diario" con Enrique, tal y como ha revelado una fuente cercana al diario británico The Mirror. Según asegura, es "un apoyo constante" y ya sabía que los duques iban a anunciar sus intenciones de separarse de la familia real antes de que se lo comunicaran a la familia real.

En el lado canadiense de la frontera, los Sussex también tienen quienes les apoyen. La estilista Jessica Mulroney es una de ellas. Un par de años mayor que Markle, se hicieron buenas amigas durante el rodaje de la serie Suits en Toronto. Después, Mulroney —que también es asesora de Sophie Grégoire-Trudeau, la esposa del primer ministro Justin Trudeau— voló a Londres en varias ocasiones para asesorar a su amiga antes de su boda y para acompañarla en la tormenta que la sacudió después. Ahora, en los tres días que Markle ha estado en Reino Unido con Enrique, los medios canadienses afirman que su hijo, el pequeño Archie, se ha ahorrado el viaje y se ha quedado al cuidado de Mulroney, que tiene a su vez tres hijos junto a Ben Mulroney, hijo del ex primer ministro canadiense Brian Mulroney.

Precisamente Justin Trudeau es otro de los valedores de la pareja. Él fue quien reveló que se encontraban en Canadá a través de un tuit en el que les daba la bienvenida al país, y también quien ha afirmado —según algunos medios británicos— que, en caso de que quieran vivir en Canadá, podría hacerse cargo de la seguridad de los duques.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción