Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
NOS GUSTA LA NAVIDAD - DÍA 7

Operación ‘detox’

Nadie te puede quitar lo 'bailao', ¡pero cuánto darías para que te quiten lo comido y lo bebido! 7 de enero, primer día de la operación 'detox' para compensar excesos, depurar toxinas y recuperar la buena forma

¿Te caben los pantalones como hace un mes? ¿No estás entre los españoles que han engordado entre tres y cinco kilos estas fiestas (esa es la cifra que dan algunas asociaciones médicas)? ¡Qué suerte, tienes el gen! Da las gracias a la familia.

Y si estás entre el común de los mortales, bienvenido a este enooorme club. Toca poner las cosas en su sitio, y el sitio de las toxinas está fuera de tu cuerpo. Incluso si no has engordado pero sí te has pasado con grasas, azúcares, alcohol y cenas a las tantas, puedes hacerte el gran autorregalo de un periodo detox. De hecho, el regreso a la vida saludable es un clásico entre los buenos deseos para recibir el año.

Venga, a recibir la primavera con la misión cumplida. Por eso el primer ingrediente de la operación solo puede ser uno: ¡voluntad… y hasta cabezonería! No lo dejes para mañana. Desafíate, vincula a la familia o a un amigo para daros ánimo en los momentos de humana debilidad o despiste.

Puedes poner en un lugar muy visible, como el espejo del baño, o la nevera, o los dos, un recuerdo de que la salud y el subidón de verte bien son lo primero y lo segundo. La ventaja de que empieces ya, además, es que puedes medir el progreso con el año. Verás qué bien te sienta febrero.

Y a partir de ahí, mucha agua (con limón, mejor aún), infusiones o zumos de apio, zanahoria o piña para ir depurando. Hay un montón de alimentos con propiedades digestivas, diuréticas y depurativas. Las toxinas se irán rápido pero ya sabemos que los kilos son mágicos, un misterio de la ciencia, se ganan de un día para otro y después parecen okupas. Así que paciencia, no te desesperes y márcate objetivos asequibles, partido a partido.

No te castigues, disfruta comiendo pero con las calorías muy contenidas. Si después de los atracones te lanzas de cabeza a una dieta exigente, fácil que terminéis de uñas. Es mejor recuperar rutinas, horas de sueño perdidas y horarios, como no dejar más de tres horas sin comer para no tener sensación de vacío ni fantasear con un bocadillo de salchichón. Y prepara una lista de recetas muy saludables pero muy apetitosas.

Por ejemplo esta: calabaza al curry. Muy fácil. Corta una calabaza mediana o grande en dados generosos y cuece a fuego medio 20 minutos. Aparte pica cebolla y sofríe con un poco de aceite de coco. Luego pones nuez moscada rallada, una cucharada de curry, una pizca de jengibre en polvo, otra de comino molido y cayena. Remueve, añade unos 500 gramos de hojas de espinaca, los tacos de calabaza, leche de coco, sal y pimienta. Deja que haga chup chup unos 10 minutos removiendo de vez en cuando. Y para decorar, unos germinados. Rico rico, sano sano.

¿Y de postre? ¡Ejercicio! ¡Todos los días! No te agobies, porque tampoco es necesario que te machaques en el gimnasio. Basta con incorporar en tu día a día gestos saludables como caminar o subir escaleras. Verás que tampoco es tan difícil.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >