Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Álex Lequio sufre una recaída en el cáncer que padece

El hijo de Ana Obregón y Alessandro Lecquio tenía previsto asistir este jueves a un evento solidario, pero no acudirá "por motivos de salud"

alex lequio
Álex Lequio, en Madrid, el pasado octubre.

Álex Lequio, hijo de Ana Obregón y Alessandro Lequio, ha vuelto a sufrir una recaída en su lucha contra el cáncer. El joven, de 26 años, tenía previsto asistir este jueves por la noche a un evento solidario organizado por la marca Morrison Shoes, pero finalmente ha tenido que cancelar sus planes. Así lo ha comunicado oficialmente la firma: "Lamentamos comunicarte que por motivos de salud, Alex Lecquio Jr. no podrá asistir hoy al photocall del evento solidario organizado por Morrison a favor de la Fundación Caíco". El propio Lequio ha informado hace unos minutos a través de su Instagram que no podrá asistir, y ha pedido la máxima difusión del evento. "Parte de la venta del diseño de las zapatillas se donará a la Fundación Caíco. El ganador es un luchador increíble que podrá asistir al evento. Yo no podré. Ruego máxima difusión de las causas que importan", ha escrito en un story, el formato que desparece a las 24 horas de su publicación. Desde que padece la enfermedad, el joven está muy involucrado en esta causa.

La última vez que el empresario tuvo que cancelar su asistencia a un evento fue a finales de septiembre, cuando le invitaron a la inauguración de una perfumería en un centro comercial de Sevilla por problemas de salud. Lequio publicó entonces en su cuenta de Instagram: "Va a ser que me quedo en casa haciendo pesas con Boby [su perro]. Las ganas han podido conmigo y me he precipitado un poquimucho. (...) Va a ser que me han puesto arresto domiciliario". Su madre, Ana Obregón, acudió sola y fue preguntada por el estado de salud de su hijo: "Está cansadito, hemos tenido una semana complicada con el tratamiento, pero está fenomenal".

Ese mismo mes se conoció que el joven volvía a recibir quimioterapia en Barcelona y él mismo contó que durante una revisión rutinaria había surgido "un contratiempo", por el que no sabía si tendría que regresar a Estados Unidos, donde inició el tratamiento contra la enfermedad. 

Álex Lequio comenzó su batalla contra el cáncer, una enfermedad que empezó como un simple “tirón de espalda”, hace 20 meses. Desde que hace un año regresara a España después de siete meses en Estados Unidos tratándose en el prestigioso Memorial Sloan Kettering Cancer Center de Nueva York, el hijo de Obregón y Lequio ha ido informado de su estado de salud a través de sus redes sociales y en contadas entrevistas.

En abril de 2018 se conoció la noticia de su enfermedad, aunque no fue hasta diciembre, cuando concedió su primera entrevista y desveló los detalles de su dolencia. En este tiempo perdió 15 kilos y el pelo, algo que no pareció preocuparle. “A mí, mirarme al espejo y parecer un reptil me hace gracia…”, decía sin perder ese sentido del humor del que hace gala. “Esta es una enfermedad en la que, siendo realista, desconoces las idas y venidas y lo que te queda es tomarte cada día como si fuera el último y esperar lo mejor posible. Cuando me pasó esto, digamos que me di cuenta de que no podía confiar en que, después de este tren, fuera a pasar otro. Y ahora estoy como loco, intentado saltar y subirme a cada uno que pasa", explicó el empresario a la revista ¡Hola!,en una exclusiva que hizo para ayudar a su madre a pagar el caro tratamiento que sigue.

Salvo estos últimos episodios, el joven había recuperado en los últimos meses su vida profesional y había disfrutado del verano con su nueva pareja, pasando parte de sus días de descanso en la casa familiar que los García Obregón tienen en Palma de Mallorca.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >